Análisis: Devilish (Game Gear)

DEVILISH

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 33 (Especial Evil Dead – Posesión Infernal) que podéis leer online o descargar desde este enlace.

Título: Devilish
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Habilidad
Desarrolladora: Opera House
Año: 1991 (Japón y América) 1992 (Europa)

Devilish es una especie de versión demoníaca de Arkanoid o Breakout, aunque añade algunos elementos bastante interesantes, como el hecho de poseer dos plataformas y que estas se puedan colocar de diversas maneras.

Teóricamente las dos plataformas son un príncipe y una princesa que estaban enamorados, pero el demonio malvado de turno se puso celoso y los convirtió en plataformas de piedra. Ahora ellos pretenden destruir a los demonios con la ayuda de una bola azul. La historia es bastante extravagante, pero lo cierto es que un juego como este tampoco es que necesite una.

Gráficos

Todos los escenarios están bastante detallados y no me refiero solo a los fondos del nivel en sí, si no a que los elementos con los que interactuamos, como los que atrapan la bola y la lanzan con fuerza (al estilo pinball) también están diseñados para que encajen con la temática del juego. Los pequeños enemigos que pululan por la pantalla y sobretodo los enormes jefes finales redondean un apartado gráfico muy bueno.

El apartado gráfico está muy trabajado

Sonido

En general la música es bastante animada y rápida, aunque hay algunas melodías algo más lentas y siniestras.  Los efectos son los típicos de un juego tipo Arkanoid, no sorprenden, pero son lo que el juego necesita.

Enfrentamiento contra un jefe

Jugabilidad

Nuestra tarea es evitar que la pelota se cuele por la parte inferior de la pantalla, para ello podremos mover las dos plataformas que están bajo nuestro control y que son mucho más versátiles de lo que puedan parecer de primeras, ya que no solo podemos cambiar la colocación de las mismas en varias formas diferentes, si no que podemos mover con mucha libertad la plataforma superior, de manera que podemos empujar la bola hacia donde más nos interese.

Cambiando la formación de las plataformas

Esa libertad de movimiento es clave para superar los niveles (que son bastante largos y van avanzando con scroll vertical y horizontal). Con un poco de práctica veremos la manera más útil de romper los bloques, acabar con los enemigos y derrotar a los jefes finales. Todo esto hay que hacerlo rápidamente, ya que todos los niveles tienen un tiempo límite.

Los elementos típicos del juego (bloques, pequeños enemigos, atajos) funcionan exactamente tal y  como esperamos, y los ítems están bastante bien y ofrecen cierta variedad (algunos potencian la bola, otros hacen explotar bloques…). Las peleas contra los jefes no son especialmente complicadas, ya que sus ataques solo suelen afectar a la bola (pero no a nuestras plataformas), aunque tampoco podemos fiarnos del todo.

Un ítem ha potenciado la bola

La única pega que le puedo sacar a la jugabilidad es que a veces la bola y la plataforma superior no colisionan de la manera que uno puede llegar a pensar, de hecho, en ocasiones nos dará la sensación de que la bola traspasa la plataforma, en lugar de rebotar en ella. No es algo que suceda siempre, ni tampoco rompe el juego, pero puede darnos sorpresas.

Duración

Hay dos modos de juego: El principal y el contrarreloj. El modo principal puede ser completado en menos de media hora si somos suficientemente hábiles y rápidos o le hemos echado unas horitas al juego. Tenemos tres niveles de dificultad y podemos elegir el número de vidas.

El modo contrarreloj nos permite elegir fase y jugarla, para así tratar de superar nuestros récords.

Puede que no sea un juego muy largo, pero el contrarreloj y su básica jugabilidad pueden servir para echar partidas cortas de vez en cuando.

La cara verde tragará y escupirá la bola

Conclusión

Devilish es un clon de Arkanoid con suficientes elementos nuevos como para llamar la atención. Si os gustan los juegos de este estilo, creo que vale la pena que le echéis un vistazo.

Colocando las plataformas en ángulo recto

Análisis: Panzer Dragoon Mini (Game Gear)

PANZER DRAGOON MINI

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 34 (Especial Bubsy) que podéis leer online o descargar desde este enlace.

Título: Panzer Dragoon Mini
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Disparos
Desarrolladora: Sega
Año: 1996 (Japón)

La saga Panzer Dragoon quizás no es la más conocida de SEGA, sin embargo tiene cierto reconocimiento entre los fans de la compañía, pero eso no evita que algunos de sus juegos estén más olvidados que el resto, como suele pasar con Panzer Dragoon R-Zone (para la olvidabe consola de Tiger Electronics R-Zone) y Panzer Dragoon Mini, para Game Gear, que es el juego que voy a comentar a continuación.

Este juego solo apareció en Japón y no es considerado canónico dentro de la saga, aunque eso tampoco es algo que nos vaya a fastidiar la partida ¿verdad?

Elige tu dragón

Gráficos

Se recurre al recurso de “rallas de colores” para dar sensación de profundidad y movimiento a la acción (como en Space Harrier), en las peleas contra los jefes la cámara pasará a ponerse al lado de nuestro dragón y el cielo desaparecerá, quedando la parte superior de la pantalla de color negro (imagino que por limitaciones técnicas de la consola a la hora de poner los enormes sprites de los jefes).  En términos generales, los escenarios son muy sencillos y similares, ya que solo se diferencian por los colores de las rallas del suelo y el dibujo fijo del fondo (montañas generalmente).

Nuestro sprite y el de los enemigos están bien, pero no son gran cosa, sin embargo los jefes si que son más intimidantes y sorprendentes. Es curioso que en este juego los dragones no tengan jinete, tal  y como sucede en otros juegos de la saga.

Nuestro Dragón contra cuatro enemigos

Sonido

Melodías que encajan con la acción y unos pocos efectos de sonido, nada que no hayamos visto antes en Game Gear, pero tampoco nada negativo que reprocharle.

Los jefes son enormes

Jugabilidad

Tras elegir uno de los dragones, empezaremos la partida y comprobaremos que los controles son muy simples: con la cruceta se mueve al personaje (y también al punto de mira que marca hacia donde disparamos) y con los botones disparamos. Si mantenemos apretado el botón de disparo podremos marcar a varios enemigos con nuestro punto de mira y al soltar el botón atacaremos a todos.

Podemos apuntar a varios enemigos a la vez

Los controles son sencillos y funcionan bastante bien, pero el desarrollo del juego puede llegar a hacerse rápidamente repetitivo o incluso aburrido

Duración

Inicialmente es muy fácil, pero luego se va complicando, como solo tenemos una barra de vida no podemos confiarnos demasiado o terminaremos en la pantalla de Game Over. Aunque si eso sucede, podremos continuar en el momento o recurrir a los passwords para hacerlo cuando nos venga mejor.

No es un juego largo, solo tiene 5 niveles y lo podemos completar en una media hora, pero algunos de los últimos niveles pueden complicarse más de lo esperado. Si se nos hace fácil o difícil, podemos elegir entre tres niveles de dificultad.

Menú de opciones

Conclusión

Panzer Dragoon Mini es un juego de disparos aceptable, es cierto que el primer nivel no es demasiado interesante, pero luego el juego se vuelve más difícil e intenso. Creo que puede interesar a los fans de la saga que busquen una versión muy simplificada de lo que ya han jugado, así como a todos aquellos que busquen juegos de este estilo en Game Gear.

Todos los niveles son similares

Análisis: Woody Pop (Game Gear)

WOODY POP

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 30 (Especial Beavis and Butt-Head) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde este enlace.

Título: Woody Pop
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1
Género: Habilidad
Desarrolladora: Sega
Año: 1991

Woody Pop apareció en 1987 y fue uno de los pocos juegos de Master System que usaba el Paddle Controller, lamentablemente tanto este juego como el mando especial se quedaron en Japón, así que para la mayoría de nosotros, el primer contacto con Woody Pop fue en Game Gear, consola para la cual se lanzó el juego de manera internacional a principios de los 90.

Tras su extraña portada (el hombre de madera con una bola en la mano, rodeado de robots y soldados) nos encontramos con algo mucho más familiar a lo esperado, ya que Woody Pop es un clon de Breakout o Arkanoid.

Pantalla de título

Gráficos

El estilo visual predominante es la madera: la plataforma que movemos es un tronco, el fondo es de madera y el color predominante es el marrón. Puede que eso no suene muy atractivo, pero en realidad le da un toque único al juego, tal y como demuestra que nuestra plataforma ponga caras mientras jugamos.

Los niveles también intentan tener cierta personalidad, ya que los bloques a romper suelen formar dibujos bastante llamativos (espadas, cocodrilos, helicópteros…). El mismo cariño se ha puesto en los enemigos (robots o soldados) o los elementos creados para decorar el nivel y entorpecernos (como coloridos trenes).

Así que en general, el apartado gráfico es mejor y más detallado de lo que podría parecer de primeras.

Los bloques a destruir forman dibujos

Sonido

Una de cal y una de arena. La música de la pantalla de título y que aparece de vez en cuando es muy agradable y animada, pero la que suena mientras jugamos los niveles me parece muy olvidable.

Los sonidos están bien, no molestan y acompañan a la partida.

Al destruir algunos bloques aparecerán enemigos

Jugabilidad

Nos encontramos ante un clon de Breakout o Arkanoid, lo que significa que nuestra misión es mover una plataforma de tal manera que la pelota rebote en ella y salga disparada para romper todos los bloques del nivel. Si lo logramos podremos ir al siguiente (nos dejarán elegir entre tres opciones). El control es sencillo y fiable, como debe ser en este tipo de juego.

Al romper bloques conseguiremos mejoras

Cuando rompamos algunos bloques caerán ítems que nos beneficiarán (aumentarán el tamaño de la bola, la volverán en llamas y quemará bloques cercanos a los que golpee, se quedará quieta al tocar la plataforma… etc). Lo cual nos vendrá muy bien, porque los niveles se irán complicando poco a poco, incluyendo bloques que liberarán enemigos que se pasearán por la pantalla o bloques irrompibles situados en el sitio donde más nos puedan perjudicar.

Duración

El juego posee tres niveles de dificultad y además tenemos continuaciones, así que no es excesivamente duro o injusto con el jugador.  En cuanto a su rejugabilidad, está más que asegurada gracias a su jugabilidad, su gran número de niveles y a la posibilidad de elegir la ruta a seguir al final de cada uno.

La bola de fuego destruye varios bloques a la vez

Conclusión

Woody Pop no será un juego sorprendente en planteamiento,  pero eso no significa que sea malo, ni mucho menos. Me parece muy recomendable para quien quiera diversión inmediata y le gusten los juegos tipo Breakout, pero a su vez quiera probar algo con más personalidad y colorido.

Es un clon de Breakout con mucha personalidad

Análisis: Crayon Shin-Chan: Taiketsu! Quantum Panic! (Game Gear)

CRAYON SHIN-CHAN
TAIKETSU! QUANTUM PANIC!

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 23 (Especial Mortadelo y Filemón) que podeis leer online o descargar desde este enlace.

Título: Crayon Shin-Chan: Taiketsu! Quantum Panic!
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Minijuegos
Desarrolladora: Minato Giken
Año: 1995

Crayon Shin-Chan es una serie que trata de un niño gamberro y sus amigos. A día de hoy es muy famoso en algunos países, y muchos de sus juegos se venden bien en algunos países occidentales (como en España), pero durante los 90, los juegos de Shin Chan que aparecieron se quedaron en Japón.

Uno de esos juegos fue Crayon Shin-Chan: Taiketsu! Quantum Panic!! de Game Gear en 1995, que es el típico cartucho que incluye muchos minijuegos sencillos, donde veremos a varios personajes de la serie.

La pantalla de título cambia si hacemos trucos

Gráficos

Los gráficos son muy buenos. Aparecen muchos personajes de la serie (incluyendo algunos muy secundarios como Cheetah y su perro) y todos están muy bien hechos y coloreados.

Los fondos son más irregulares pero en general, todo es muy colorido y se ve muy bien. Las animaciones son graciosas, incluso veremos a Nevado hacer su típica bola de nieve en la pantalla de título.

Dispara a los gusanos para que vayan a por Masao

Sonido

Hay un par de voces de Shin-Chan que no suenan especialmente limpias, pero si tenemos en cuenta de que es un juego de Game Gear, tampoco creo que haya mucho que criticar.

Las melodías y los sonidos son graciosos y agradables, hacen que el juego sea más dinámico, incluso hay un minijuego que se basa en juntar sonidos iguales (el típico juego de memoria de buscar parejas de cartas, pero con sonidos).

Juego de memorizar sonidos

Jugabilidad

Nos encontramos ante una recopilación de minijuegos muy sencillos. Así pues tenemos cosas como disparar a los gusanos para evitar que lleguen a nuestro bando y se dirijan hacia nuestro rival, un hundir la flota playero donde Shin-Chan y Cheetah han enterrado juguetes en la playa, una carrera de remo donde tendremos que alternar los dos botones para corre más o uno donde veremos bolas con números y tendremos que decir cual está más veces.

Competición de remo

La mayoría de juegos son muy sencillos e intuitivos, no tienen mucho misterio, pero tal y como suele suceder a veces, hay un juego que he sido incapaz de comprender: el de inflar globos. En él tenemos que ir inflando globos de colores (amarillo, rojo, verde o azul) y de alguna manera, el que inflemos tiene que ver con los globos que salen en medio de la pantalla. He sido incapaz de entender que criterio se sigue, pero he podido superar el minijuego igualmente, así que no le he dado mucha importancia. Podemos desbloquear algunos minijuegos con trucos.

Duración

Hay tres modos de juego: Libre (elegir un juego y jugar) Historia (tenemos que ir superando los minijuegos en orden hasta llegar al enfrentamiento final) y modo para dos jugadores (que requiere obviamente, otro jugador, otra consola y un cable link).

Debido a que el número de minijuegos no es excesivamente elevado, no nos encontramos ante un juego para partidas largas, de hecho diría que su mayor atractivo es que es ideal para partidas cortas. La dificultad varía mucho dependiendo del juego.

¡Atrapa mas pelotas que tu rival!

Conclusión

Crayon Shin-Chan: Taiketsu! Quantum Panic!! es ideal para partidas cortas, ya que podemos elegir el minijuego que queramos desde el menú principal. Si os gustan los minijuegos y Shin-Chan disfrutaréis de este juego.

Menú principal

Análisis: Columns (Game Gear)

COLUMNS

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 32 (Especial Mortadelo y Filemón) que podeis leer online o descargar desde este enlace.

Título: Columns
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Puzle
Desarrolladora: Sega
Año: 1990 (Japón) 1991 (América y Europa)

En 1989 Jay Geertsen creó un juego de puzle donde teníamos que juntar grupos de piezas del mismo color que tuvo cierta popularidad y llegó a tener diferentes versiones para ordenadores del momento. Poco después Sega compró los derechos y se dedicó a lanzar versiones de ese juego de puzle, ahora conocido mundialmente como Columns.

Columns apareció en todas las consolas clásicas de Sega como la alternativa a Tetris, que en aquel momento era exclusivo de consolas Nintendo. Lo curioso es que aunque muchos no lo supiéramos en aquel momento, Columns también llegó de manera oficial a consolas Nintendo, ya que existe una versión para Super Nintendo (con un modo versus especial) y otra para Game Boy Color (con personajes de Osamu Tezuka).

En esta ocasión voy a hablar de la versión portátil de Columns, lanzada para Game Gear en 1990 en Japón y en 1991 en Europa y América.

Pantalla de título

Gráficos

En los juegos de puzle este apartado no suele ser demasiado importante, siempre y cuando se diferencien bien las piezas y en este caso ese requisito se cumple (incluso podemos elegir diferentes tipos de piezas, por si algunas nos gustan más que otras).

Es cierto que las piezas son pequeñas y la mayor parte de la pantalla queda de relleno (donde tendremos los puntos y otros datos de interés, además de un paisaje) pero ello se debe a haber mantenido la proporción del juego original en cuanto a número de piezas verticales podemos colocar.

Empezando la partida

Sonido

Tres melodías bastante diferentes entre sí y sonidos sencillos, lo suficiente para que no nos agobie ni nos moleste. No creo que se deba pedir más.

Podemos cambiar la apariencia de las fichas

Jugabilidad

El control es sencillo: movemos las piezas con la cruceta y cambiamos el orden de las mismas con los botones.

Este juego incluye dos modos diferentes: El Cólumns clásico y el modo Flash.

En cuanto al Columns clásico, como ya sabréis la mayoría, se trata de ir apilando grupos de piezas, tratando de hacer líneas (horizontales, verticales o en diagonal) de piezas del mismo color, lo cual provocará que desaparezcan (y hará caer a las que estén encima, creando la posibilidad de hacer combos).De vez en cuando aparecerán piezas especiales, que pueden hacer desaparecer todas las piezas de un mismo tipo de la pantalla. Mientras más duremos sin tocar la parte superior de la pantalla, mejor.

El modo Flash es el típico modo “Misión” en el cual elegiremos las condiciones (dificultad, altura de piezas inicial…) y luego tendremos que intentar llegar hasta la pieza brillante, para hacerla desaparecer, concluyendo así la partida. Obviamente para llegar a esa pieza hay que ir abriéndose un camino haciendo desaparecer las piezas normales que hay en la pantalla al comenzar la partida.

Duración

Este juego tiene la esencia de un juego de puzle clásico: es sencillo de entender, difícil de dominar y su jugabilidad es adictiva. El hecho de disponer dos modos de juego y dejarnos personalizar la dificultad hace que podamos adaptar las partidas al tiempo que tengamos libre.

La duración depende de las ganas que tengamos de superarnos y mejorar. También hay un modo de dos jugadores, pero tiene los mismos inconvenientes que el resto de juegos multijugador de otras portátiles: requiere encontrar otro jugador con el juego y usar el cable.

Estas piezas quitan todas las del mismo color

Conclusión

Columns es uno de esos juegos que empiezas jugando un poco y luego te enganchas para tratar de superar tu mejor puntuación.

El escenario irá variando mientras jugamos

Análisis: Ren and Stimpy Quest for the Shaven Yak (Game Gear)

REN AND STIMPY
QUEST FOR THE SHAVEN YAK

por Valveider

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 16 (Especial StarFox) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Ren and Stimpy Quest for the Shaven Yak

Plataforma: Game Gear

Número de Jugadores: 1 jugador

Género: Plataformas

Desarrollado por: Realtime Associates

Año: 1994

A principio de los 90 pudimos ver una serie animada que fue tildada por muchos cómo desagradable, se trata de Ren & Stimpy, una extraña pareja compuesta por Ren un chihuahua neurótico y Stimpy un gato un poco lento.

Ren & Stimpy: Quest for the Shaven Yak es un cartucho que, pese a mantener el humor de la serie, es bastante más light que esta. La historia del juego es bastante simple y absurda, Ren y Stimpy después de haber celebrado su día de afeitado de Yaks se encuentran en casa las pezuñas del gran Yak, lo cual les hace partir en su búsqueda.

Pantalla de título

Gráficos

Los gráficos son coloridos y las animaciones de los protagonistas bien detalladas, también nos encontramos gran cantidad de enemigos diferentes. Los niveles también disponen de mucho color pero tremendamente aburridos y desaprovechados, aunque hay que remarcar a su favor que a veces podremos elegir entre ir por arriba o abajo, el resultado no cambiará nada, pues el destino es el mismo.

Stimpy en el desierto

Sonido

Sólo empezar a jugar nos invade una música muy animada y divertida, sin embargo, cómo el resto del juego, se acaba repitiendo hasta la saciedad dejando así un repertorio de canciones bastante escaso y ridículo.

Los sonidos que pueden hacer nuestros personajes tampoco están muy elaborados, pues sólo disponemos de un sonido para saltar, otro para disparar y  el sonido pertinente a cuando recibimos daño. Pese a no necesitar muchos más,  no estaría mal añadir algunos para los enemigos los cuales, exceptuando algunos casos cómo los jefes o los pájaros carpinteros, son todos muy genéricos.

Selección de personaje

Jugabilidad

Disponemos de dos botones, uno para saltar y otro para disparar.

Si pulsamos el botón de disparo saldrá un proyectil enfocado hacia la dirección en la que el personaje esté mirando, si pulsamos arriba en el pad y disparamos saldrá lanzado un proyectil con un ángulo de 45 grados pudiendo así alcanzar algunos enemigos sin necesidad de saltar.

También disponemos de una habilidad especial que cambia según el personaje, si pulsamos arriba y salto con Ren haremos un salto mucho más alto permitiéndonos alcanzar algunas zonas más elevadas, mientras que con Stimpy podremos destrozar unas ramas que hacen de puente llegando así a zonas más bajas.

Los controles son correctos y sencillos.

Duración

Podremos manejar tanto a Ren cómo a Stimpy por 5 fases que se componen por varios niveles cada una, todas acabando con un jefe.

Desgraciadamente la mecánica del juego y algunas pantallas excesivamente largas hacen del juego bastante repetitivo y a la larga un poco aburrido, por lo que una vez te hayas terminado el juego su valor de rejugabilidad es prácticamente inexistente.

La televisión nos subirá la vida

 

Conclusión

Pese a ser un juego del montón si sois fans de la serie puede que este cartucho os interese e incluso llegue a gustaros. Sin embargo y desde mi humilde opinión, hay títulos mucho más interesantes para Game Gear que deberían captar vuestra atención antes que este.

Stimpy contra uno de los jefes

Análisis: Beavis and Butt-Head (Game Gear)

BEAVIS AND BUTT-HEAD

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 19 (Especial Pitfall) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Beavis and Butt-Head
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: NuFX Inc
Año: 1994

Beavis y Butt-head fueron dos personajes muy importantes en los 90, bueno, puede que no fuesen muy importantes pero si muy divertidos y populares. Empezaron su andadura como mascotas de la MTV, donde comentaban videoclips de música y protagonizaban su propia serie.

Beavis y Butt-head llegaron a tener tanta popularidad que sus insultos inventados se pusieron de moda entre los más jóvenes, su serie tuvo varios especiales publicados en VHS, protagonizaron su propia película y por supuesto, tuvieron videojuegos en las plataformas más famosas del momento.

En esta ocasión voy a hablar de la versión que salió para Game Gear, donde Beavis y Butt-head intentan conseguir las entradas para poder ir al concierto de GWAR. La historia es la misma que en otras versiones, pero el juego es completamente distinto.

Beavis y Butt-Head en Game Gear

Gráficos

Sin lugar a dudas, lo mejor del juego. Los sprites de Beavis y Butt-head son grandes, coloridos y con buenas animaciones, es muy gracioso verlos correr, recibir algún golpe o dejarlos quietos para que se pongan a hacer “headbanging”. El resto de sprites varían mucho en calidad, pues algunos de los enemigos son muy pequeños (las ratas) o muy sencillos (bombas, charcos de agua…) sin embargo los de mayor tamaño se ven bastante bien, aunque se echan en falta muchos de los personajes secundarios de la serie.

Los escenarios son escasos pero variados (hospital, instituto, centro comercial, concierto y las calles de Highland), con un uso de colores sencillo pero efectivo. Durante la partida veremos de vez en cuando una animación de Beavis y Butt-head diciendo tonterías que está resuelta de manera excelente, el resto de imágenes que vemos en el juego (pantalla de título, de game over y final) también son muy buenas.

Los gráficos son grandes y coloridos

Sonido

Algunas melodías son muy machaconas, con unos pitidos que pueden llegar a molestar hasta que te acostumbras o hasta que pasa esa parte de la canción. Los sonidos son bastante básicos y en algunas ocasiones llegan a cortar la canción que está sonando, lo cual hace que el apartado sonoro no salga muy bien parado. Lo único destacable son las voces de Beavis y Butt-head cuando aparecen en primer plano diciendo tonterías, que se escuchan sorprendentemente bien.

Si comemos demasiado acabaríamos en WC

Jugabilidad

Tenemos un botón para saltar y otro para correr, si apretamos abajo, nos agacharemos y si apretamos abajo o arriba y el botón de correr, nuestro personaje estirará la mano para agarrar o utilizar objetos del escenario, esto será necesario para poder obtener más vida y dinero. El botón Start sirve para pausar el juego, pero si presionamos Start y una dirección cambiaremos entre Beavis y Butt-head.

El juego es muy básico en desarrollo, simplemente hay que andar hacia adelante esquivando a los enemigos y las trampas que encontraremos en el suelo. Pese a que he catalogado este juego como uno de “Plataformas” en realidad ni siquiera llega a eso, simplemente hay que andar y saltar evitando que nos golpeen.

El control no es malo, pero es muy limitado por su desarrollo, pues en la mayor parte del juego estaremos avanzando un poco, evitando enemigos y avanzando otro poco, lo cual no es muy divertido.

Duración

Este juego cuenta con 4 niveles iniciales (Las calles de Highland, el Hospital, el instituto y el centro comercial) y si al acabar estos escenarios tenemos dinero suficiente para comprar las entradas, pasaremos a la fase final: el concierto de Gwar.

Para poder comprar las entradas y acceder al último nivel, tendréis que reunir 100 dólares y comprarlas en la taquilla del cuarto nivel. La única manera de obtener tanto dinero es recoger todo el que veamos, gastar el mínimo posible para comprar comida en las máquinas e interactuar con los escenarios, pues hay zonas en los que podremos obtener dinero, como las cabinas de teléfono o los cajeros, en algunas circunstancias puede darse el caso que un personaje no saque dinero de algo, y el otro sí, así que recomiendo cambiar de personaje para probarlo con ambos.

¡No os olvidéis de comprar las entradas!

El juego no es demasiado largo, pero puede llegar a ser muy frustrante, sobre todo porque el primer nivel es bastante más largo y complejo de lo deseado, de hecho me parece uno de los más difíciles, lo cual hace que el jugador ni siquiera se pueda acostumbrar al juego antes de cabrearse.

A esto hay que sumarle que de vez en cuando aparecerán Beavis y Butt-head en primer plano diciendo tonterías, cosa que puede suceder cuando obtengamos dinero, comamos algo o nos golpeen los enemigos. Esta interrupción puede hacer gracia al principio, pero cuando estas a un golpe de morir, no te interesa que te corten un salto con una animación estúpida, por fortuna, esta animación se puede desactivar en opciones (aunque tengo que reconocer que yo no la desactivo, porque me hace gracia).

Por si se nos atasca algún nivel podemos continuar con Passwords, y si el juego nos parece demasiado fácil siempre podemos subir la dificultad en opciones.

Hay que evitar a los enemigos constantemente

Conclusión

La versión de Game Gear de Beavis y Butt-head es un juego bastante flojo, su apartado gráfico es muy bueno, y las voces de los protagonistas son muy graciosas, pero la jugabilidad es muy sosa y sencilla.

Para completar el juego nos veremos avanzando un par de pasos y parándonos para esquivar algún enemigo, dar otro par de pasos y volver a hacer lo mismo, el juego es tan pasivo, que ni siquiera podemos atacar a ningún enemigo. Dicho esto, solo se lo recomiendo a la gente que sea muy fan de los protagonistas, porque como juego puede resultar bastante aburrido.

Algunas animaciones son muy graciosas

 

Análisis: Jurassic Park: The Lost World (Game Gear)

JURASSIC PARK: THE LOST WORLD

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 12 (Especial Tortugas Ninja) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

 

Título: Jurassic Park: The Lost World
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: Aspect Co
Año: 1997

Hace ya un tiempo hablé de Jurassic Park: The Lost World de Game Boy, un juego que pasó bastante desapercibido en su día (para estar basado en una película tan comercial). Sin embargo no fue el único basado en la secuela de Jurassic Park que pasó “sin hacer ruido” pues la versión de Game Gear también tuvo poco impacto, o puede que incluso tuviera menos todavía, ya que en el año 1997 no era muy común ver juegos de la portátil de SEGA, que había sido prácticamente sepultada por la incombustible Game Boy.

Gráficos

Los sprites son muy coloridos y bastante grandes, el protagonista humano se ve bastante bien, el sprite del dinosaurio que manejamos (un Compsognathus, generalmente abreviado como “Compy”) es quizás, demasiado “gracioso”, pero correcto. Los enemigos, en la mayoría de los casos, se ven muy bien, además no suelen repetirse, aportando una agradable variedad.

Algunos fondos están muy detallados

Los jefes merecen una mención aparte, algunos son dinosaurios de tamaño similar a  nuestro protagonista, pero las zonas donde peleamos contra ellos cuentan con algún detalle particular (por ejemplo uno de los primeros jefes hay que ir encendiendo la luz para poder verle) y otros son dinosaurios de gran tamaño (como el T.Rex o el Brachiosaurus) que se ven genial, no se muestran enteros, pero quedan bastante bien.

Los escenarios en general intentan ser variados, con zonas de montaña, instalaciones de Ingen, partes de selva y las copas de los árboles. La última fase de todas es completamente diferente al resto del juego, pues manejamos un coche y tendremos que huir del T. Rex, gráficamente está bastante conseguida. Otra cosa a mencionar son las ilustraciones que salen entre fase y fase, o cuando vamos a pelear contra algunos jefes, todas con muy buen uso del color y de gran detalle.

Una de las ilustraciones

Sonido

La verdad es que el apartado sonoro es bastante flojo, no es malo, pero es muy sencillo. Las melodías cumplen, pero son fácilmente olvidables y los sonidos especiales son muy normalitos, quizás haya que destacar algún rugido del Rex, pero tampoco es nada del otro mundo. Al menos no tiene sonidos que molesten, y eso es bueno.

Huyendo del Tiranosaurio

Jugabilidad

Este juego recurre a la clásica mezcla de plataformas con elementos de acción, y se controla como tal, un botón de disparo y otro de salto. Podemos disparar agachados presionando abajo, y disparar en diagonal si presionamos hacia arriba, para entrar por las puertas y activar interruptores que nos abran barreras o enciendan la luz, también tendremos que presionar arriba. En momentos muy específicos nos tocara deslizarnos por el suelo, se hace presionando adelante y botón de disparo.

En un nivel manejaremos al Compy, su control es tan simple como el del humano, un botón para atacar y otro para saltar, aunque con el dinosaurio también podremos agarrarnos a la pared y trepar por ella.

Duración

El juego empieza con 3 fases (de las cuales podremos elegir el orden) al completarlas pasaremos otra más, luego nos tocará controlar al dinosaurio en otra, y tras completarla estaremos en la última de todas, lo cual hace un total de 6 fases.

Al final de cada fase nos encontraremos a un jefe, lo cual es muy de agradecer porque son muy distintos entre sí, pero en general son bastante fáciles, basta con dispararles unas cuantas veces y ya está, el único que tiene un poco más de complejidad es el Pachycephalosaurus, que hay que conseguir primero que se choque contra un árbol y luego dispararle.

Los jefes no son tan fieros como parecen

La verdad es que ninguno de los niveles es especialmente largo, rebuscado ni complicado, así que podremos ir avanzando sin ningún problema, además el juego tiene continuaciones ilimitadas, y el personaje humano aguanta muchos golpes antes de morir, facilitándolo aún más.

En general el juego es muy fácil, es uno de esos que te puedes pasar la primera vez que lo juegas, completándolo en menos de una hora sin pasar apuros.

Controlando al Compy

Conclusión

The Lost World para Game Gear es un buen juego, se hace agradable de jugar y es bonito de ver, pero cuando llevas un rato jugando te das cuenta que estás en la última fase y te sabe a poco. La verdad es que 3 o 4 niveles más le habrían sentado muy bien (y así podríamos controlar al Compy más veces), o quizás limitar el juego a un número determinado de vidas.

En resumen: es bueno, pero muy corto y fácil. Aun así lo veo bastante recomendable para los que tengan una Game Gear, es un juego para partidas rápidas, sin complicaciones.

Compy contra Dilophosaurus

Análisis: Baku Baku Animals (Game Gear)

BAKU BAKU

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 28 (Especial Dragon Ball) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Baku Baku (USA y Europa), Baku Baku Animals (Japón)

Plataforma: Game Gear

Número de Jugadores: 1 o 2 Jugadores

Género: Puzle

Desarrollado por: Minato Giken/Sega

Año: 1996

Baku Baku Animals (en occidente Baku Baku) es un puzle que apareció en Arcade, Sega Saturn, PC, Game Gear y Master System.

Este análisis es de la versión de Game Gear, aunque también sirve para la versión de Master Sytem que fue creada por Tectoy usando la de Game Gear y por lo tanto es idéntica, salvo por la pérdida del modo a dos jugadores.

Gráficos

Para ser un juego de puzle tiene gráficos muy coloridos y llamativos, ya que antes de cada partida vemos a los personajes del juego en curiosas y divertidas escenas.

Durante la partida, las piezas son coloridas y se diferencian muy bien, tanto por su dibujo, como por su color. El juego se permite el detalle de mostrar la pantalla del enemigo en la parte inferior derecha.

Gráficos coloridos y graciosos

Sonido

El apartado sonoro es bastante correcto, sus sonidos no sobresalen, pero no resultan molestos y las melodías que suenan mientras jugamos son muy agradables y animadas (si jugáis mucho rato se os quedarán en la cabeza).

¡Enemigo derrotado!

Jugabilidad

Este juego consiste en juntar piezas de animales con piezas de su comida, ya que eso hace que desaparezcan. Por ejemplo si tenemos colocadas 4 o 5 piezas de bambú y ponemos un oso panda en contacto con alguna, este se comerá todo el bambú que esté conectado de manera horizontal o vertical (las diagonales no valen).  De vez en cuando aparecerán las piezas B, que sirven para borrar de la pantalla todas las piezas del mismo tipo a las que toquen al ser colocadas.

Obviamente la gracia del juego está hacer combos, por ejemplo poner unas zanahorias, encima unos huesos, y luego poner encima de los huesos una ficha de perro y de conejo. El perro se comerá los huesos y luego caerá el conejo y se comerá las zanahorias, haciendo un combo. Debido a que el juego se centra en derrotar a los rivales, los combos son importantes, ya que mientras más hagamos y mayores sean estos, más bloques le caerán al rival (algo que también sucederá a la inversa).

Los controles son muy fiables y su jugabilidad es muy sencilla y directa, en cinco minutos engancha.

Duración

El modo principal para un jugador posee diversos niveles de dificultad en los cuales vamos derrotando rivales.  También hay un modo  para dos jugadores (que debido a que hablamos de un juego de Game Gear, requiere de otro jugador, con su consola, juego y cable).

Lo que hace que este juego dure, es su adictiva jugabilidad, es ideal para partidas cortas y además posee un sistema de Password para continuar las partidas largas.

Haz combos y derrotarás a tus rivales

Conclusión

Baku Baku es un juego divertido, colorido, adictivo y ha envejecido perfectamente. Es muy recomendable para los amantes de los juegos de puzle, no se arrepentirán.

Las piezas B aparecen de vez en cuando

Análisis: Aladdin (Game Gear)

ALADDIN

por Skullo

Aladdin GG1

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 10 (Especial Half Life) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Aladdin

Plataforma: Game Gear

Número de Jugadores: 1 jugador

Género: Plataformas

Desarrollado por: Sims

Año: 1994

¿Aladdin? ¿Otra vez? ¿Con la cantidad de juegos que hay? Bueno, ya sé que anteriormente hemos hablado de las versiones de Super Nintendo y Mega Drive tanto en la revista Bonus como en el blog, pero es que siempre me llamó la atención que los juegos basados en esta película de Disney fuesen tan diferentes de una plataforma a otra.

En este caso voy a analizar a la versión de Game Gear, aunque en cierto modo también lo podéis considerar un análisis de la versión de Master System, pues como suele pasar en algunos casos, el juego es idéntico.

Gráficos

Nada más encender la consola, nos empezarán a contar la historia, esto será una constante del juego, pues entre nivel y nivel veremos narrada toda la película, la verdad es que se nota que se esforzaron en este tema, pues no solo hay muchas escenas de este tipo, si no que todas se ven muy bien.

El resto del juego sigue ese estilo, los personajes son bastante grandes, los fondos cumplen sobradamente (aunque algunos están más elaborados que otros) y los enemigos se ven bien, aunque lamentablemente hay muy poca variedad (prácticamente solo hay dos tipos: murciélagos y soldados) el resto de enemigos serán elementos del escenario (rocas, piedras, tesoros o lámparas que se caen) o cosas con las que evitar chocar o tocar en las fases de alfombra (incluso los animales nos intentarán privar de nuestro vuelo romántico con Jasmin).

Hay dos detalles que se merecen una mención especial, la primera es que en este juego manejaremos a Aladdin con su ropa habitual de ladrón y también cuando va vestido de príncipe (cosa que no pasa en otras versiones) y la segunda es que Jaffar convertido en serpiente se ve genial.

Estas escenas nos contarán la historia

Estas escenas nos contarán la historia

Sonido

Los sonidos son bastante básicos, no recuerdo ninguno que sobresalga, las músicas por su parte no son demasiadas pero son bastante agradables, además tienen estilos diferentes y eso siempre es de agradecer, el único punto negativo que se me ocurre es que algunas son muy cortas y se repiten constantemente.

Hasta los animales tratarán de matarnos

Hasta los animales tratarán de matarnos

Jugabilidad

Como suele pasar en los juegos de plataformas, un botón es para saltar (hacia arriba o adelante) y el otro para “acciones diversas” que generalmente serán lanzar piedras a los enemigos o pegar con la espada cuando la encontremos. Sin embargo Aladdin puede hacer más acciones interesantes, como correr si presionamos dos veces adelante, deslizarse por el suelo si presionamos el botón de “acciones diversas” mientras corremos, o andar agazapado si presionamos el botón de salto mientras estábamos agachados. Todas estas acciones tienen sus momentos de utilidad, aunque tampoco las usaremos mucho. Aunque el control es bastante bueno hay que acostumbrarse, por ejemplo los saltos son un poco “a lo Prince of Persia” hay que medirlos bien. La habilidad de tirar piedras a nuestros enemigos es bastante útil, ya que no podemos eliminarlos de ninguna manera, pero no tiene una reacción excesivamente rápida así que tocará tirarlas desde bastante lejos.

Una de las fases de persecución

Una de las fases de persecución

Este juego tiene las fases divididas en tres tipos, las de persecución, las de volar en la alfombra y las de plataformas. En las de persecución solo podremos movernos y saltar evitando todos los peligros que veamos, en las de volar en la alfombra solo podremos movernos para evitar chocar contra algo o evitar enemigos y las de plataformas son las más elaboradas, pudiendo usar el resto de acciones, además de tener que explorar el nivel para encontrar llaves o activar algún interruptor para poder abrir las puertas.

En ese sentido el juego es bastante variado, sin embargo las fases de persecución y de volar en la alfombra no son excesivamente largas ni demasiado estimulantes, siendo las fases de plataformas y exploración las más interesantes y largas.

Duración

El juego tiene unas 3 fases de persecución, 2 con la alfombra, 2 de plataformas y el enfrentamiento con Jaffar, así que no es excesivamente largo. La dificultad media es bastante baja, aunque es cierto que podemos perder vidas tontamente dando un mal salto, o si nos atrapa un soldado (nos matarán automáticamente si nos tocan), la verdad es que es más fácil perder vidas por cosas así que por que nos las quiten a golpes. Esto podría subir la dificultad, pero no es así, ya que tenemos vidas infinitas y opción de Password, por si nos cansamos de jugar. Si a esto le sumamos enfrentamiento final con Jaffar es uno de los más fáciles que he visto en mi vida, deduciremos que es un juego bastante corto y fácil.

Piedras y llaves, objetos muy necesarios

Piedras y llaves, objetos muy necesarios

Conclusión

Aladdin de Game Gear (y su versión Master System) es un juego bastante cuidado a nivel gráfico, se nota que pusieron mucho esmero en el apartado visual, tanto a nivel de juego, como a nivel de contar la historia de la película. Pero en el apartado jugable no les quedó tan bien, es cierto que tiene fases variadas y que el control es bueno, pero se hace muy corto y fácil.

Me habría gustado ver alguna fase más de las de plataformas, o que al menos el enfrentamiento con Jaffar fuese más difícil. Pese a eso es un buen juego que recomiendo probar, ya que en su día quedó bastante tapado por las versiones de 16 bits.

Enfrentamiento contra Jaffar

Enfrentamiento contra Jaffar