Análisis: Double Dragon (Arcade)

DOUBLE DRAGON

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 36 (Especial Mario Kart) que podéis leer online o descargar desde este enlace.

Título: Double Dragon
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2
Género: Beat’em up
Desarrolladora: Technos Japan
Año: 1987

La ciudad ha sido devastada por la delincuencia y la joven Marian ha caído en las garras del malvado lider de la banda local, de manera que los hermanos Dragón, Billy y Jimmy Lee deciden limpiar su ciudad y rescatar a Marian de la manera más bruta posible.

Así de simple es la historia de este juego, que en sus primeras versiones nos contaba que el mundo había quedado mermado tras una guerra, situándolo en un escenario similar a las películas de Mad Max o al manga Hokuto no Ken (El puño de la estrella del norte).

Technos Japan ya había lanzado en 1986 Renegade (que fue el inicio de la saga Kunio Kun), y Double Dragon tomó algunos de los elementos que gustaron de ese juego y cambió otros tantos para darle un empujón al género beat’em up, de manera que los hermanos Billy y Jimmy pasaron a convertirse en los más populares del género y en las estrellas de Technos Japan en occidente (en Japón la saga Kunio Kun era mucho más popular, tal y como expliqué en el número 08 de esta revista).

Double Dragon fue un juego importante para su género y debido a su popularidad fue llevado a muchas consolas y ordenadores del momento (NES, Master System, Spectrum, Amstrad, Commodore…) con resultados muy variables. La popularidad de esta saga empezó a caer debido a que sus secuelas añadieron cambios que no gustaron a todo el mundo y sobre todo, a la aparición de juegos mejores por parte de la competencia, como Final Fight de Capcom.

Si queréis saber más de esta saga, echadle un vistazo al número 03 de esta revista.

 

Gráficos

Para ser un juego de 1987 sus gráficos no son nada malos. Los personajes son grandes, los escenarios intentan aportar variedad tanto en temática, como en su paleta de colores y tienen algunos detalles muy llamativos (como las estatuas con lanza del último nivel).

La única pega que se me ocurre es la repetición constante de los mismos enemigos (algo habitual en esta clase de juegos) y aun así hay que concederle el mérito de tratar de variarlos con modificaciones en el color y aspecto para que no parezcan todos gemelos (como cuando cambian de color o peinado a Abobo) cosa que consigue a medias.

Gráficos coloridos y personajes grandes

Sonido

Las composiciones son buenas, a día de hoy algunas de ellas son tremendamente míticas. Quizás la calidad del sonido no sea especialmente alta o algunas melodías suenen un tanto extrañas (una de ellas parece tocada con un Theremín) pero las melodías son pegadizas y variadas. Las voces son muy escasas y los sonidos de golpes son bastante gratificantes.

Billy tratando de evitar a los enemigos

Jugabilidad

Tenemos un botón para saltar, uno para dar patadas y otro para puñetazos y si apretamos puñetazo y salto a la vez, nuestro personaje dará un codazo hacia atrás. Si presionamos dos veces hacia adelante, dará un cabezazo y si saltamos y pegamos haremos una patada voladora. Al golpear a los enemigos podemos agarrarlos para lanzarlos contra los demás.

 

Durante la partida encontraremos armas para usar cuerpo a cuerpo (látigo, bate de béisbol) y para lanzar (cuchillos, dinamita, cajas, barriles, rocas). Se agarran y usan con el botón de puñetazo, de manera que si queremos pegar a un enemigo y estamos al lado de un arma, nuestro personaje se agachará a por ella (y nos llevaremos los golpes del rival). Las armas aumentan nuestro rango de alcance ligeramente y son muy dañinas, pero tened en cuenta que si un rival nos derriba se nos caerá el arma que estemos usando y el rival irá a por ella para hacernos pagar el haber cometido tal error.

Billy rodeado de enemigos

De primeras los controles son sencillos y fáciles de usar, pero mientras más avancemos en el juego nos daremos cuenta de algunos fallos concretos que podrían haber pulido, como por ejemplo, que el codazo sea extremadamente útil y si abusamos de él, podemos cargarnos casi toda la diversión del juego.

Aunque lo que realmente afecta de manera negativa la jugabilidad son las ralentizaciones que experimentaremos cuando aparezcan tres o cuatro enemigos en pantalla (dependiendo del tamaño de los mismos). Desconozco si estas ralentizaciones están en todas las versiones de arcade que tuvo este juego, pero yo siempre las he encontrado en las versiones que he probado.

Duración

Hay cuatro misiones que podremos completar en media hora. No es un juego muy largo, aunque su dificultad es elevada y los enemigos son bastante brutos (salvo que abusemos de algunos golpes concretos). Es la clase de juegos que se pueden complicar si nos proponemos completarlos con un número limitado de créditos.

Su jugabilidad sencilla y su escasa duración pueden darle una segunda oportunidad, sobretodo si contamos con un amigo para ayudarnos.

Billy y Jimmy contra uno de los Abobos

 

Conclusión

Double Dragon sigue siendo divertido y agradable a la vista, pero hay que admitir que su brillo ha ido yendo a menos con el paso del tiempo. El hecho de haber sido superado por su secuela y por juegos de la competencia (como Final Fight) es innegable y quizás por eso cuesta tanto de recomendar, pero lo cierto es que sigue siendo muy divertido y una vez hemos apaleado a un par de enemigos, empezaremos a disfrutarlo sin darnos cuenta (hasta que empiece a ralentizarse).

Ha llegado el momento de la verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s