Análisis: King Kong (Atari 2600)

KING KONG

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 34 (Especial Bubsy).

Título: King Kong
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Plataformas
Desarrolladora: TigerVision (Karl T. Olinger)
Año: 1982

Como todo el mundo sabe, la idea de Donkey Kong proviene de King Kong (y quizás de un juego de casualidades y bailes con la licencia de Popeye el marino), de manera que al obtener el arcade de Nintendo un éxito increíble, alguien pensó que estaría bien hacer una copia de ese juego, pero usando la licencia de King Kong.

Y así es como apareció en 1982 King Kong para Atari 2600 el juego que comentaré a continuación, que curiosamente se considera el primer juego de consola lanzado por la compañía Tigervision (que a su vez proviene de la empresa Tiger Electronics).

Gráficos

Nuestro protagonista y la chica a rescatar están sorprendentemente bien hechos, quiero decir se puede diferenciar su ropa, su pelo y su piel gracias al uso de diversos colores, algo no demasiado común en juegos de Atari.

Por otro lado Kong parece provenir de un juego diferente, es solo un gran personaje marrón, que ni siquiera recuerda a un gorila (parece la silueta de un chimpancé o algo parecido) y ni siquiera cuenta con animaciones, simplemente veremos como su silueta se mueve por la pantalla y lanza a los enemigos que son una especie de objetos extraños que explotan (así que a partir de ahora los llamare bombas) creando un genial parpadeo de colores.

En cuanto al escenario, pues solo hay 1, es una versión reducida del primer nivel de Donkey Kong, todo del mismo color y con un fondo negro, algo típico en los juegos de Atari, pero habría estado bien algo más de color o que al menos el escenario variase de alguna manera.

Así que el juego nos da una sensación extraña, pues nuestro protagonista se ve bastante bien, pero King Kong, los enemigos y el nivel, son bastante simples.

Gráficamente es la versión pobre de Donkey Kong

Sonido

Sin duda nos encontramos ante el apartado más trabajado del juego. Mientras jugamos escucharemos una especie de melodía, que pese a ser corta y repetitiva amenizará la partida. Por otro lado, nuestro personaje hace bastantes sonidos distintos, al andar, saltar y subir por las escaleras, sin embargo el mejor sonido de todos es el que hacen las bombas al explotar.

¡EXPLOSIÓN!

Jugabilidad

Nuestra misión es evitar las bombas que nos lanza King Kong, subir por las escaleras, saltar los agujeros y alcanzar la cima donde podremos rescatar a la chica.

La idea es bastante sencilla y el control no es malo, al menos los saltos suelen ser bastante aceptables y nos permiten evitar las bombas con relativa facilidad, además si saltamos las bombas de color azul, nuestro personaje hará un súper salto que nos puede permitir recortar algo nuestro camino hacia la meta.

Cuando estemos llegando a la parte superior de la pantalla, Kong bajará de las alturas para situarse debajo nuestro y entonces las bombas invertirán su recorrido y subirán las escaleras para tratar de eliminarnos.

Duración

Como es un juego de Atari, su duración dependerá de las ganas que tengamos de superar nuestros récords. Sin embargo he de decir que no es un juego que me haya enganchado y al no ofrecer suficiente variedad entre niveles, no creo que valga la pena dedicarle demasiado tiempo.

Kong se situará en la parte inferior cuando subimos

Conclusión

King Kong es un juego un tanto decepcionante, podían haber hecho algo que mejorase Donkey Kong o al menos haber añadido niveles diferentes (uno tratando de llegar hasta Kong evitando disparos de los aviones habría sido genial), pero en su lugar crearon un juego muy limitado y olvidable. Creo que es mucho más divertido jugar a la versión de Donkey Kong de Atari 2600 que a este juego.

El aspecto de Kong es bastante lamentable

Análisis: Venture (Atari 2600)

VENTURE

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 36 (Especial Mario Kart).

Título: Venture
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Acción, Aventura
Desarrolladora: Commavid
Año: 1982

En 1981 Exidy lanzó un arcade donde controlabamos a una sonriente cara redonda llamada Winky, en su búsqueda de tesoros, que encontrará en diversas habitaciones donde también le esperan enemigos.

Este juego tuvo versiones para ColecoVision, IntelliVision y Atari 2600, siendo esta última la que voy a comentar a continuación.

Gráficos

Cuando piensas en gráficos tipo Atari, te vienen a la cabeza imágenes como las que veréis jugando a este juego: fondos negros, personajes muy sencillos de un solo color y paredes cuadradas sin ningún tipo de detalle.

Hay que agradecer algunos detalles como que haya diferentes tipos de enemigos, que nuestro protagonista sea una cara sonriente (en las habitaciones, porque en el mapa es un punto minúsculo que podemos tardar un rato en ver) o que haya un par de mapas distintos. Sin embargo, nada sobresale de lo habitual en Atari 2600.

En una habitación tratando de conseguir el tesoro

Sonido

Pocos efectos de sonido, pero correctos. En la pantalla de mapa la “música” es un zumbido inquietante y dentro de las habitaciones no hay música que nos acompañe y solo escucharemos efectos de sonido, que son correctos.

Nuestro personaje es un minúsculo punto en el mapa

Jugabilidad

Aquí llega la parte más interesante del juego. Nosotros controlamos a un punto que tendremos que mover por el mapa evitando los enemigos con el objetivo de introducirnos en las habitaciones. Dentro de cada habitación nuestro personaje tendrá que recoger un ítem y evitar (o disparar) a los enemigos. Si tardamos mucho en salir de la habitación aparecerá un enemigo que irá a por nosotros (es mejor retirarse que tratar de esquivarlo o hacerle frente). Cuando hayamos conseguido el ítem de una habitación no podremos volver a entrar en ella, de manera que tendremos que volver al mapa principal e introducirnos en las otras (el orden lo decidimos nosotros).

Segundo mapa

En cuanto tengamos todos los ítems de un mapa, pasaremos al siguiente, que mantendrá la jugabilidad pero con una dificultad más elevada.

El control es bueno, pero puede traicionarnos si no somos cuidadosos, ya que nuestro personaje se puede quedar atascado en pasillos o esquinas si una parte de él entra en contacto con las paredes, lo cual hace que sea primordial colocarlo bien antes de correr (esto es más fácil de decir que hacer, porque en la mayoría de situaciones estaremos corriendo por nuestra vida).

Duración

Tenemos 3 vidas (representadas con cuadrados en la parte superior de la pantalla) en la cuales hemos de conseguir el máximo número de objetos para aumentar nuestra puntuación. Debido a su simple jugabilidad y el hecho de que podamos elegir el orden de las habitaciones de cada mundo, puede que nos apetezca volver a echar unas partidas de tanto en tanto.

Estas paredes tratarán de aplastarnos

Conclusión

Venture puede que no sea muy llamativo gráficamente, pero jugablemente es bastante interesante y es muy posible que se os pasen las horas sin que os deis cuenta mientras tratáis de llegar al siguiente mapa. Si os gustan los juegos de Atari 2600 deberíais probarlo.

A punto de morir al tratar de conseguir la llave

Análisis: Gremlins (Atari 2600)

GREMLINS

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 29 (Especial Frankenstein) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Gremlins

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Habilidad/Disparos

Desarrollado por: Atari

Año: 1984

Supongo que todos recordáis lo que sucedía en la magnífica película Gremlins: Billy obtenía de regalo a un pequeño bicho peludo de grandes orejas llamado Gizmo. Las reglas para cuidarlo eran: no se puede mojar, no puede comer pasada la media noche y no le puede dar la luz del sol. Las dos primeras reglas eran preventivas para evitar que Gizmo crease a copias malvada de sí mismo y estas evolucionasen a bichos verdes, todavía más peligrosos llamados Gremlins.

Gremlins de Atari 2600 nos pone en la piel de Billy, quien tendrá que evitar que las criaturas coman pasada la media noche, para luego enfrentarse a los malvados Gremlins que se abalanzarán contra él.

Gráficos

Para ser un juego de Atari, gráficamente está muy bien. Nuestro protagonista está bien diseñado, los Mogwais y los Gremlins son bastante reconocibles (pese a lo esquemáticos que son), otros elementos también se han representado con bastante fidelidad, como la comida (se pueden ver los ingredientes que forman la hamburguesa) o los huevos de donde salen los Gremlins.

Los escenarios puede que no sean maravillosos, pero también cumplen con su cometido y tienen algunos elementos propios de la película (por ejemplo, en la fase donde los Mogwais saltan del tejado para comer las hamburguesas, podemos ver en el cielo que es de noche, no tendría sentido que se volviesen Gremlins si fuese de día, según las normas explicadas en la película).

La única pega gráfica que yo le pondría a este juego es que la pantalla de título es tremendamente sosa, pero tampoco es algo importante.

Intentando atrapar al Mogwai

Sonido

Hay pocos juegos de Atari 2600 que puedan sorprender a nivel sonoro y este no es uno de ellos. Los sonidos que escuchamos cuando los enemigos se mueven o caen hacia nosotros no molestan, pero tampoco sorprenden.

Musicalmente no esperéis nada especial, la única música que sale es en la pantalla de título y no solo es bastante sencilla, si no que no se parece en nada al tema principal de Gremlins.

Pantalla de título

Jugabilidad

El juego está dividido en dos tipos de fases diferentes (una de habilidad y la otra de disparos) que irán alternándose subiendo la dificultad.

En la primera movemos a nuestro personaje de izquierda a derecha y tenemos que tratar de atrapar a los Mogwais malvados antes de que lleguen a la comida (se juega de manera similar a Kaboom!). Los enemigos cada vez serán más rápidos y no podremos ni parpadear. Aunque Billy se controla bien, el control no llega a ser tan preciso como en el citado Kaboom!

En la segunda fase vemos a los Gremlins acercarse hacia nuestro personaje, nosotros tendremos que movernos de izquierda a derecha y dispararles. Primero parece fácil, pero conforme más avancemos en el juego, más cuenta nos daremos que hay que alinear al personaje perfectamente con el Gremlin al que queremos disparar, si estamos un poco desplazados hacia un lado, fallaremos el tiro y nos atraparán.

Duración

Este juego dura hasta que te cansas de intentar superar tu máxima puntuación, que era lo habitual en los juegos de la época. Lo bueno es que tiene modo a dos jugadores (por turnos) que puede provocar que nos piquemos y volvamos a engancharnos.

Fase 1: Evitar que los Mogwais coman por la noche

Conclusión

Aunque no es considerado un gran juego dentro del catálogo de la consola, a mi me parece un buen juego. Si os gusta Kaboom! O los juegos de disparos de Atari 2600, en este juego ofrece las dos cosas a la vez.

Es cierto que si se hubiesen esforzado un poco más y hubiesen creado más variantes entre las dos fases del juego (o un tercer tipo de fase) habría sido mejor, pero aun así creo que vale la pena probarlo, seáis o no fans de las películas.

Fase 2: Disparar a los Gremlins

Análisis: Stampede (Atari 2600)

STAMPEDE

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 28 (Especial Dragon Ball) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Stampede

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1

Género: Acción

Desarrollado por: Activision (Bob Whitehead)

Año: 1981

Stampede es un juego donde un vaquero ha de parar a unas vacas que se han escapado (o eso creo), un concepto bastante original para un juego, sobretodo en la época de Atari 2600, donde los matamarcianos y los juegos tipo Pac-man eran la norma.

Este juego fue creado por Activision y debido a que esa compañía creó muchos de los mejores juegos de Atari 2600 ya podemos imaginarnos que nos encontramos ante un buen juego. ¡Que comience la estampida!

Atrapando las vacas con el lazo

Gráficos

El vaquero en su caballo, el lazo que usa, las vacas e incluso los obstáculos que aparecen de vez en cuando (cráneos de vaca) son perfectamente reconocibles y eso es algo muy a tener en cuenta cuando hablamos de Atari 2600.

El uso de colores es bastante correcto y no hay confusiones posibles, ni colores extraños o cosas que desentonen, pero si  os molesta el color por algún motivo, siempre podéis ponerlo en blanco y negro.

Evitad a las vacas negras

Sonido

Escuchamos el trote de nuestro caballo de manera constante. Cada vez que suceda algo, como atrapar una vaca, escucharemos un ruidito.  Nada espectacular, ni único, pero si muy funcional.

Así se ve el modo en blanco y negro

Jugabilidad

Tal y como sucede con todos los juegos Arcade (y la mayoría de juegos de Atari 2600) su duración se centra en tratar de superar nuestra mejor puntuación, de manera que si nos enganchamos puede durar muchísimo, de lo contrario seguramente acabemos aburridos tras las primeras partidas.

Duración

Juego sencillo, divertido y desafiante, además su concepto es bastante original y sus gráficos son muy buenos para una Atari 2600. Si os gusta superar vuestra propia puntuación y estáis cansados de otros juegos más convencionales, probad este.

Los cráneos de vaca nos entorpecerán

Conclusión

Juego sencillo, divertido y desafiante, además su concepto es bastante original y sus gráficos son muy buenos para una Atari 2600. Si os gusta superar vuestra propia puntuación y estáis cansados de otros juegos más convencionales, probad este.

Si superabas determinados puntos, Activision te regalaba este parche

 

Análisis: Frostbite (Atari 2600)

FROSTBITE

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 30 (Especial Beavis and Butt-Head) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Frostbite

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Plataformas

Desarrollado por: Activision (Steve Cartwright)

Año: 1983

Frostbite es un juego de Atari 2600 que se podría catalogar como una especie de Frogger, pero en un ambiente ártico. Ya que el personaje que controlamos ha de recorrer un río saltando entre bloques de hielo, para conseguir trozos de hielo, y así construirse un iglú antes de que bajen las temperaturas y muera congelado.

¿Suena absurdo? Si, totalmente, pero esta clase de juegos no dependen de su historia, si no de su jugabilidad. En este análisis veremos si una cosa compensa la otra.

Gráficos

El gris claro y el azul que representan el terreno helado y el agua, son los colores predominantes, aunque en las dificultades variables veremos otros tonos como el gris oscuro y si nos fijamos, en el fondo se puede ver una pequeña franja anaranjada que supongo que representa el atardecer. El resto de sprites , como nuestro personaje o los enemigos (pájaros, cangrejos, almejas, peces y osos) añaden una nota de color y variedad.

No sorprende como los juegos más punteros de la consola, pero definitivamente no es un juego que tenga un apartado gráfico pobre o poco trabajado.

El gris y el azul representan el clima helado

Sonido

No hay mucho que decir, ya que prácticamente solo escuchamos los sonidos relacionados con lo que haga nuestro personaje (saltar, morir).  Eso era lo habitual en Atari 2600, así que no puede sorprender ni  decepcionar.

Osos, almejas y pájaros nos complicarán la vida

Jugabilidad

Tenemos que construir un iglú en unos pocos segundos antes de que nuestro personaje muera congelado. Para hacerlo nos moveremos sobre trozos de hielo, cada franja de hielo cambiará de blanco a azul cuando la hayamos pisado (y eso nos otorgará un ladrillo de hielo en nuestro iglú, situado en la parte superior derecha de la pantalla), al pisar todas las franjas de hielo disponibles, volverán al color blanco para que podamos seguir acumulando ladrillos. Cuando tengamos el iglú completo tendremos que subir hacia la parte de tierra e introducirnos dentro para pasar de nivel.

Al completar el iglú tendremos que meternos dentro

Los trozos de hielo suelen estar representados por bloques grandes o pequeñas filas de bloques pequeños, los grandes son plataformas independientes, pero los pequeños, pese a lo que sugiere su aspecto, actúan como una única plataforma, así que podemos andar entre ellos sin caer al agua.

La dificultad va aumentando progresivamente, de manera que los trozos de hielo se moverán más rápido (podemos invertir su movimiento presionando el botón, pero nos costará un bloque de hielo del iglú, salvo que ya lo tengamos completo). También aumentarán los enemigos que deambulen por la pantalla. Los osos andarán solo por tierra, los pájaros, almejas y cangrejos, nos empujarán desde las plataformas de hielo, al agua. Tendréis que evitar a toda la fauna, con excepción de los peces, que no son enemigos y al tocarlos nos dan puntos extra.

Duración

Si os engancha, puede durar muchísimo, si no, en menos de 5 minutos dejaréis de jugarlo. A mí me parece un juego muy entretenido y ya sabéis que Activision (en Atari 2600) es sinónimo de calidad.

La situación se ha complicado rápidamente

 

Conclusión

Frostbite es un juego que puede gustar mucho a personas que busquen algo sencillo, que requiera concentrarse totalmente y que aspiren a superar sus puntuaciones máximas.

Solo se me ocurre compararlo con juegos como Frogger o Freeway de la propia Atari 2600, pero lo cierto es que ese parecido es solo en concepto, a la hora de jugar no funcionan exactamente igual.

Activision regalaba este parche a los que superasen 40000 puntos

Análisis: Jr. Pac-man (Atari 2600)

JR PAC-MAN

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 27 (Especial Trolls) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Jr. Pac-man

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1

Género: Arcade/Habilidad

Desarrollado por: Bally Midway

Año: 1984

Bally Midway vivió en primera persona el éxito de Pac-man en Estados Unidos de manera que decidió hacer versiones nuevas del juego sin permiso de Namco para aprovechar el filón. Una de esas versiones fue Ms Pac-man, que mejoró el juego original y tuvo tanto éxito que la propia Namco lo convirtió en juego oficial.

Otro de esos juegos creador fue Jr. Pac-man, que pese a tener una calidad bastante alta, nunca fue considerado oficial por Namco y se fue olvidando con el tiempo.

Tal y como sucedió con muchos otros juegos de éxito, Jr. Pac-man tuvo su correspondiente versión a sistemas domésticos del momento. Este análisis está centrado en la versión de Atari 2600.

Jr. Pac-man (versión Arcade)

Gráficos

Dentro de lo que es esta consola y Pac-man en general, no se puede decir que el juego tenga malos gráficos (además que son mejores que los del clásico Pac-man de Atari).

Junior es totalmente amarillo (no hay diferentes colores en su sombrero) pero los fantasmas son de diferentes colores y aunque los puntos (ahora rallas) que comemos son del mismo color que los escenarios, van cambiando de color conforme los completamos.

En general el juego cumple con lo esperado, sin alardes (ni escenas extras entre niveles), pero con lo necesario para jugar bien.

Primer nivel del juego

Sonido

Las músicas se pueden contar con los dedos de la mano y solo salen en momentos concretos, pero bueno es que así es como sucede también en el Pac-man original. Los sonidos son aceptables y hasta recuerdan al arcade, de manera que tampoco hay nada que reprochar.

El escenario es más grande y no hay atajos

Jugabilidad

Este juego mantiene la formula de Pac-man: Tenemos que comer todos los puntos (o rallas) del escenario evitando los fantasmas con los cuales solo podremos acabar si hemos comido antes una súper píldora para que se asusten) pero al mismo tiempo añade algunos cambios que lo hacen muy interesante.

El mapeado es mucho más extenso que en los juegos anteriores, de manera que en pantalla nunca veremos el mapa entero, de manera que tendremos que subir y bajar para poder verlo todo (en el arcade el mapa era horizontal, pero en esta versión es vertical).

Además de los fantasmas existe otro “enemigo” que aparece en el mapa y tiene forma de diversos objetos del pequeño Pac-man (un triciclo, una cometa, un tambor…) independientemente de su aspecto, su labor es complicarnos un poco la vida, pues al moverse aplasta los pac-puntos normales (haciendo que seamos más lentos a la hora de comérnoslos –lo cual otorga ventaja a los fantasmas-) y destruye las súper píldoras. Afortunadamente nos podemos comer a este “enemigo” sin necesidad de usar una súper píldora.

Resumiendo, es la fórmula del viejo Pac-man, pero con unos cuantos cambios que le añaden dificultad y reto. Los controles están a la altura, pero hay que hacerse a ellos, porque si intentamos apurarlos y girar antes de lo necesario seremos comida de fantasma.

Duración

Es un juego arcade, así que la duración siempre depende de lo que estemos decididos a viciarnos y superar nuestros records.

Eso sí, considero este Pac-man el más difícil de todos los clásicos de esta saga, su mapeado es enorme y no hay atajos para pasar de una punta a otra del mapa (y escapar de los fantasmas). Además el triciclo y el resto de ítems pueden aplastar las bolas y destruir las súper píldoras de manera que el reto siempre va a más.

El tambor aplastará “puntos” y destruirá las súper pildora

Conclusión

Jr. Pac-man es un gran juego y junto con Ms Pac-man creo que son lo mejor de esta saga en lo que a juegos clásicos se refiere. Eso sí, su dificultad es bastante alta y requiere paciencia avanzar en el juego, lo cual lo hace ideal para veteranos del comecocos.

No dejéis que os acorralen los fantasmas

Análisis: Sub Scan (Atari 2600)

SUB SCAN

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 26 (Especial Marvel VS Capcom) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Sub Scan

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1

Género: Arcade/Disparos

Desarrollado por: Sega

Año: 1983

En 1979 Sega lanzó un arcade llamado Deep Scan, en el cual controlábamos un barco que tenía que eliminar a submarinos lanzándoles minas. Una de las novedades de ese juego fue el incluir un radar en la parte inferior de la pantalla, lo cual nos daba cierta ventaja a la hora de prever el movimiento de los submarinos enemigos.

Este juego fue porteado a Atari 2600 en 1983 bajo el nombre Sub Scan, y es esa versión la que voy a comentar a continuación. Si tenéis curiosidad por probar el original, que sepáis que también podéis encontrarlo en la versión de Sega Saturn de Die Hard Arcade.

Deep Scan, la versión de Arcade

Gráficos

Nada malos para un juego de esta consola, nuestro barco, los submarinos, el mar, todo es reconocible y no provoca confusiones debido a que se han usado colores que contrastan. El radar es esquemático, pero se sigue entendiendo a la perfección.

Como curiosidad decir que existe un hack de este juego llamado Shark que cambia los submarinos enemigos por tiburones.

Visualmente es sencillo pero funcional

Sonido

El juego cuenta con muchos efectos de sonido (cuando golpeamos a un submarino, cuando se nos escapa…) pero lamentablemente este apartado es uno de los peores del juego, principalmente porque el pitido del radar no para de sonar y cuando llevamos un rato jugando resulta muy molesto. De hecho, cuando aparece el submarino de bonificación sale una musiquilla que provocará un placer indescriptible, no porque sea buena, si no porque mientras suena, el radar no lo hace.

Sharks, hack de Sub Scan con tiburones

Jugabilidad

El juego es muy sencillo, podemos mover nuestro barco hacia izquierda o derecha y tenemos un máximo de 4 minas para lanzar a la vez (una vez exploten las lanzadas, podremos lanzar mas). Los submarinos enemigos iran acercándose por la izquierda o la derecha y nosotros tendremos que ir lanzando nuestras minas calculando su velocidad y profundidad para que nuestro disparo no falle. Las minas las lanzaremos hacia la izquierda o la derecha según la última dirección que nos hayamos movido, lo cual hace algo difícil hacer determinadas maniobras “in extremis” cuando se nos escapa un submarino y tratamos de cazarlo antes de que salga de la pantalla.

De vez en cuando aparecerá un submarino de bonificación, que nos dará puntos extra si lo derribamos. Tendremos que ser muy precisos, porque si se nos escapan 10 submarinos el juego habrá terminado (el submarino de bonificación no cuenta).

En el juego original, los submarinos atacaban a nuestro barco, pero en esta versión eso no ocurre (y si ocurre, yo nunca lo he visto) lo cual hace que el juego sea bastante más monótono.

Duración

Es un juego arcade, durará hasta que nos hartemos de tratar de superar nuestra mejor puntuación. Si nos consigue enganchar durará horas, si no lo logra… minutos.

Es un juego que requiere mucha precisión, previsión y paciencia. Su desarrollo es bastante lento (para ser un arcade) por lo que si no logramos eliminar muchos submarinos enemigos rápidamente (para que aumenten su velocidad) puede resultar excesivamente aburrido.

El submarino de bonus suele aparecer en la parte inferior

Conclusión

Sub Scan es un juego curioso y está bien hecho, pero me ha parecido aburrido, además el sonido constante del radar puede llegar a ser muy molesto.

Creo que Atari 2600 tiene juegos mucho mejores, aun así quien quiera probar uno de los primeros juegos de Sega debería echarle un vistazo, aunque le recomiendo que pruebe directamente la versión de arcade e ignore esta.

 

Game Over

Análisis: Lochjaw – Shark Attack (Atari 2600)

LOCHJAW – SHARK ATTACK

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 31 (Especial Die Had – Duro de Matar – La Jungla de Cristal) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Lochjaw (título original) Shark Attack (segundo título)
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Habilidad
Desarrolladora: Apollo (Steve Stringfellow)
Año: 1981

Lochjaw es un juego de 1981 donde controlamos a un submarinista que está tratando de conseguir todos los tesoros de un galeón español hundido muchos años atrás en peligrosas aguas infestadas de depredadores. En el manual de instrucciones tratan de meter al monstruo del lago Ness en la historia, pero en cuanto jugáis os dáis cuenta que no tiene ningún sentido.

Apollo relanzó este juego poco después con el nombre Shark Attack (quizás para evitar problemas legales con la película JAWS -Tiburón-) e incluso se le llegó a cambiar la carátula en algunas versiones, pero el juego permaneció idéntico.

Gráficos

Los gráficos son muy sencillos. Hay algunos detalles en la parte superior de la pantalla (una isla y un barco) pero en la zona donde jugamos veremos un laberinto con algunos puntos (que son los tesoros) bastante sencillo, casi del estilo de Pac-Man.

Los sprites no son gran cosa, el buceador y los tiburones están bastante claros, pero hay un enemigo rojo (que yo interpreto como un pulpo, pero que podría ser cualquier cosa) que parece un montón de pixels sin sentido. Sin embargo, hay que admitir que para el tamaño que tienen los sprites, ya están bastante bien y aportan algo de color al fondo azul.

¿Qué es esa cosa roja?

Sonido

El apartado sonoro se ve reducido a algunos efectos que aparecen en momentos concretos como cuando conseguimos un tesoro o cuando aparece un pulpo o un tiburón.

Guardaremos lo tesoros en el centro de la pantalla

Jugabilidad

La idea del juego es conseguir todos los puntos sin que nos maten y llegar a la zona central del laberinto, donde al acercarnos al cuadrado del centro depositaremos los tesoros encontrados. Si nos matan antes de llegar al centro, perderemos los tesoros que hayamos logrado. Las esquinas del laberinto se conectan entre sí, de manera que si nos metemos por ellas podremos salir por otra.

Los enemigos irán moviéndose cada vez más rápido (los tiburones de manera horizontal y los “pulpos” de una manera un tanto impredecible) así que tendremos que ser muy hábiles y cuidadosos cuando nos acerquemos a los bordes del laberinto. La dificultad va subiendo progresivamente mientras más tesoros vamos encontrando y depositando en la caja del centro del nivel.

La jugabilidad es sencilla, pero el control no es tan bueno como debería, ya que nuestro buceador puede quedarse encajado o “chocar” con las esquinas cuando intentemos meternos por algún pasadizo, aunque el espacio sea suficiente para entrar y no debería haber problema con ello. Da la sensación que pese al tamaño del sprite del buceador es bastante pequeño, en realidad controlamos a un recuadro enorme que no encaja por los pasillos salvo que lo alineemos perfectamente con ellos. Es una pena que este problema sea tan evidente y constante, porque cuesta mucho acostumbrarse a ello y perjudica el apartado jugable desde la primera partida.

Duración

Como la duración dependerá de lo mucho que os propongáis superar vuestros récords, como casi todos los juegos de Atari 2600, es difícil de valorar. Sin embargo, hay que admitir que este juego no tiene una jugabilidad especialmente pulida y eso puede reducir el tiempo que dediquéis a él, por otro lado, el modo a dos jugadores puede hacerlo más interesante.

Es difícil moverse por los pasadizos

 

Conclusión

Lochjaw (o Shark Attack) no es uno de los mejores juegos de Atari 2600 y por lo tanto es difícil de recomendar,  pero admito que me resulta muy entretenido y que he llegado a disfrutarlo pese a sus problemas con el control.

Si sois capaces de tolerar que a veces el personaje se atasque en las esquinas y os gustan los juegos del estilo Pac-Man quizás podáis sacarle mucho partido, de lo contrario es mejor que lo ignoréis.

 

Análisis: Jungle Hunt (Atari 2600)

JUNGLE HUNT

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 15 (Especial Jojo’s Bizarre Adventure) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Jungle Hunt
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas/Acción
Desarrolladora: Taito
Año: 1983

Jungle Hunt (también conocido como Jungle King) es un arcade en el cual unos caníbales secuestran a nuestra bella novia y nosotros, tomando el papel del explorador deberemos recorrer toda la peligrosa jungla hasta poder liberarla de su fatal destino.

Este arcade fue lo suficientemente famoso como para tener unas cuantas versiones a consola, como la de Atari 2600 que comento a continuación. Si bien tengo que admitir que para mí las palabras “explorador”, “jungla” y Atari” me llevan directamente a pensar en Pitfall!, considero que vale la pena ver que ofrece Jungle Hunt.

Jungle Hunt tuvo hasta juego de mesa

Gráficos

Sorprendentes para una Atari 2600. En cada etapa se usan diferentes colores para fondos, suelo, y elementos decorativos que hacen el juego mucho más agradable, no es muy común ver en esta consola que los programadores usen tantos elementos decorativos y colores para intentar dar profundidad en el escenario.

El sprite del explorador está muy bien hecho, usando los colores justos para poder diferenciar la parte de la ropa y la de piel, las animaciones de nuestro protagonista también son muy buenas, notándose especialmente en las fases de saltar las piedras y la de nadar en el río.

También quisiera comentar el sprite de los caníbales, que pese a su simplicidad son fácilmente reconocibles, ya que podemos diferenciar facilmente su piel, la máscara, el taparrabos, la lanza… si lo comparamos con el estilo gráfico de otros juegos de Atari, este es una maravilla.

Donde quizás pierde algo de calidad gráfica es en la tercera etapa, que en el Arcade era una pendiente que nosotros subíamos esquivando piedras, y en esta versión el camino es totalmente liso (y sin detalles de diferentes colores ni nada).

Primera etapa: saltar de liana en liana

Sonido

Tras una curiosa melodía (que es la música del Arcade) que se corta al empezar el juego, notamos como el apartado sonoro se centra exclusivamente en los sonidos (como era de esperar) que son muy correctos y con una variedad aceptable. Me sorprendió muy gratamente el sonido que sale cuando aparece el caníbal saltando, intentando representar algún tipo de cántico.

Segunda etapa: nadar con cocodrilos

Jugabilidad

Al igual que el arcade, el juego está dividido en cuatro etapas totalmente distintas.

En la primera etapa saltaremos de liana en liana dándole al botón, no es una etapa demasiado difícil pero hay que vigilar a partir de la segunda vuelta.

En la segunda etapa nuestro protagonista se encuentra nadando en un río lleno de cocodrilos. Podemos movernos por el agua y pegar puñetazos a los cocodrilos dándole al botón (bueno, teóricamente les atacamos con un cuchillo, pero como eso no se aprecia, me gusta creer que el explorador practica boxeo con los reptiles). En esta etapa hay que tener cuidado, porque el golpe para matar a los cocodrilos ha de ser muy preciso y también tenemos una barra de oxígeno que se vaciará si estamos mucho tiempo bajo el agua, con lo cual habrá que nadar hasta la superficie para llenarla antes de morir ahogado.

La tercera etapa nos sitúa en la (supuesta) ladera de una montaña en la que caen piedras, nuestro personaje anda automáticamente, pero podemos controlar su movimiento avanzando más deprisa o agachándonos (se quedará quieto). El botón lo usaremos para saltar las piedras que vienen, pero ojo, que las más grandes son demasiado difíciles de saltar, en ese caso es mejor agacharse para que pasen por encima de nosotros.

La cuarta y última etapa nos vemos enfrente a los caníbales que se quieren comer a nuestra novia que saltan adelante y atrás con un patrón establecido, tendremos que saltar en el momento justo y avanzar hacia adelante para poder completar la etapa. Ese es uno de los momentos más difíciles del juego pues hay que ser muy preciso y mantener la calma.

Tras esto, salvamos a la chica y el juego vuelve a empezar de nuevo con una dificultad superior, vamos lo típico de un juego de Arcade y Atari. En todas las etapas los controles me parecen sencillos y correctos.

Duración

Las cuatro etapas no duran demasiado, en unos 10 minutos podemos completarlas si somos hábiles, pero claro, esta clase de juegos van exigiendo más y más al jugador, de manera que mientras más juguemos para aumentar nuestra puntuación, más difícil nos lo pondrán, pero de eso se trata ¿no?

Pese a lo rápido que podemos llegar a ver el final por primera vez, conviene aclarar que solo disponemos de 4 vidas y que las podemos perder muy rápidamente en cualquiera de las etapas (incluso en la primera ronda). Hay momentos muy críticos, como la parte de los caníbales o cuando golpeamos a los cocodrilos, donde tendremos que mostrar nuestra mejor habilidad para que no nos quiten una de esas valiosas vidas.

Ya sabéis que en esta clase de juegos todo se basa en habilidad y los errores se castigan duramente.

Tercera etapa: evitar piedras

Conclusión

Jungle Hunt es un juego muy divertido, sus controles son buenos, sus gráficos son muy agradables y ofrece una variedad de niveles bastante alta para un juego de Atari.

Obviamente es muy inferior al arcade original, pero conserva su esencia de manera casi inalterada. Recomiendo mucho jugar a este juego, o echarse piques con los amigos para ver quien logra hacer la máxima puntuación antes de que le maten todas las vidas.

Cuarta etapa: evitar al caníbal

Análisis: Pitfall! (Atari 2600)

PITFALL!

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 20 (Especial Final Fight) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Pitfall!
Plataforma: PlayStation
Número de Jugadores: 1 a 4 jugadores
Género: Plataformas
Desarrolladora: Activision (David Crane)
Año: 1982

Pitfall! (también conocido como Pitfall Harry’s Jungle Adventure) nos pone en la piel de Pitfall Harry, un aventurero que recorre la jungla en busca de sus tesoros ocultos evitando enemigos y sorteando peligros en uno de los primeros juegos de plataformas.

Este juego fue desarrollado por David Crane, poco después de fundar Activision y fue un enorme éxito en su época (siendo número 1 en ventas durante más de un año) lo cual lo llevó a ser porteado a otras consolas y ordenadores.

Pese a que su fama h a decrecido poco a poco, en cada generación de consolas suele aparecer un Pitfall nuevo y muchos de ellos (como Pitfall: The Mayan Adventure, Pitfall 3D Beyond The Jungle o Pitfall: The Lost Expedition) tienen este juego como extra o mini juego oculto. Así que aunque no tengáis Atari 2600 es posible que podáis disfrutar del juego que inicio la saga, jugando a alguna de sus continuaciones.

Gráficos

Sé que suena raro, pero los gráficos de este juego son muy buenos si tenemos en cuenta que es para Atari 2600, el personaje tiene varios colores que lo definen claramente y sus animaciones son suaves y agradables. Los sprites de los enemigos son mucho más simples en apariencia y animaciones, pero tampoco creo que se pueda pedir mucho más. Los fondos son algo repetitivos, pero aun así complementan bien el apartado gráfico.

El apartado gráfico es muy bueno

Sonido

Hay bastantes sonidos distintos que aparecen en situaciones concretas, como cuando saltamos, encontramos un tesoro o nos agarramos a una liana (momento en el cual Harry imitará el grito de Tarzán). Si nos chocamos con los troncos también escucharemos un ruido (bastante molesto) y al perder una vida escucharemos una musiquilla.

El juego no posee música ni nada parecido, pero eso tampoco era común en la Atari 2600 así que no se le puede exigir mucho más de lo que ofrece.

Harry “gritará” como si fuese Tarzán al balancearse

Jugabilidad

Movemos a Harry con el joystick y saltamos con el botón, si saltamos hacia una liana nos agarraremos a ella para poder evitar peligros, también podremos subir y bajar escaleras presionando arriba o abajo.

El juego en sí consiste en avanzar por las diferentes fases tratando de obtener el mayor número de tesoros (hay 32) aumentando así nuestro puntaje y evitando los letales enemigos, en algunos momentos podemos avanzar por los túneles de la parte inferior para acortar camino (pues se avanzan más pantallas a la vez), pero éstos están llenos de escorpiones y paredes que cortan el paso.

Si vamos por abajo cortaremos camino

Empezamos con 2000 puntos, que bajarán si nos tocan los únicos enemigos no letales del juego (los troncos rodantes) cada tesoro que encontremos aumentará nuestros puntos de manera variable: Las bolsas de dinero nos darán 2000 puntos, los diamantes 5000, los lingotes de oro 4000 y las barras de plata 3000.

Los controles son muy fiables, aunque hay que tener mucho cuidado con algunas partes como por ejemplo las zonas de cocodrilos o cuando tratemos de saltar por encima del escorpión (un salto suicida y que hay que evitar a toda costa).

Duración

El juego nos da 3 vidas y 20 minutos para encontrar los 32 tesoros, tarea que no será nada fácil, pues para lograrlo tendremos que recorrer más de 250 pantallas evitando todo tipo de peligros que nos matarán al primer error (los juegos antiguos tienen muy poca piedad). Dicho de otro modo, en las primeras partidas seguramente perdáis todas las vidas antes de que pasen 5 minutos de juego.

Así que completar el juego nos puede llevar mucho tiempo, y si nos cansamos de intentarlo siempre podemos jugarlo de derecha a izquierda, porque si, el juego nos da la posibilidad de avanzar hacia delante o atrás, variando así las fases que nos encontraremos.

El lingote de oro nos dará 4000 puntos

Conclusión

Pitfall! es un juego muy bueno en prácticamente todos sus aspectos, no me sorprende que sea el segundo juego más vendido de Atari.

Es ideal para los amantes de juegos de plataformas que quieran dedicarle su tiempo hasta lograr encontrar todos los tesoros. Si al probarlo os parece bueno pero demasiado redundante podéis probar su continuación Pitfall II: Lost Caverns que ofrece más variedad y da mayor importancia a la exploración del escenario.

Si superabas los 20000 puntos, Activision te regalaba este parche