Análisis: Dodge’em (Atari 2600)

DODGE’EM

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 43 Especial King Kong

Título: Dodge’Em
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2
Género: Habilidad
Desarrolladora: Atari (Carla Meninsky)
Año: 1980

Se podría decir que el éxito de Pac-Man propició la creación del género que muchos llaman “Laberinto” o “Maze”, ya que hay una enorme cantidad de juegos que se basan en el mítico juego de Namco, pero con alguna vuelta de tuerca particular, como podría ser Devil World de Nintendo o Solar Fox y LochJaw/Shark Attack para Atari 2600.

Dodge’em es uno de esos juegos que a simple vista se podrían meter en la categoría de juegos al estilo Pac-Man, pero una vez echas un par de partidas te das cuenta de que el parecido entre ambos es meramente estético.

Gráficos

El juego es muy sencillo en cuanto a gráficos, con fondos de un color, barreras de otro y los coches son muy esquemáticos (podrían ser insectos perfectamente) y de un solo color. Las explosiones “made in Atari 2600” están presentes, siempre se agradecen y dan una nota de color cuando morimos. Si por algún motivo no nos gusta el esquema de colores, siempre podemos ponerlo en blanco y negro.

Gráficos sencillos y 100% funcionales

Sonido

El apartado sonoro se reduce a los sonidos que hace el coche, su motor, sus giros, la explosión que sucede al morir y el sonido que hace al conseguir las rayas que hay que recolectar, todo muy correcto, sin ningún tipo de alarde.

Modo en blanco y negro

Jugabilidad

Nuestro coche se moverá automáticamente (si apretamos el botón correrá más) y nosotros solo tendremos que presionar arriba o abajo para movernos por los distintos pasillos del laberinto. La idea es recolectar todas las “rayas” que hay sin chocarnos con el coche rival, lo cual es bastante más difícil de lo que parece.

Su jugabilidad es muy sencilla y la verdad es que puede volverse muy adictiva, aunque en ocasiones también es frustrante ver que el vehículo rival parece que nos lea la mente y comprobar que el control es muy rígido y no permite corrección alguna una vez hemos tomado una decisión.

Duración

Es uno de esos juegos donde la motivación principal es superar nuestra puntuación, y debido a su jugabilidad adictiva estoy bastante seguro que puede provocar que volvamos eventualmente para jugar partidas sueltas. La dificultad es bastante alta de inicio e irá aumentando conforme vayamos avanzando, provocando que cualquier duda o error se pague con una vida menos.

Además del modo principal también podemos jugar a dos jugadores, lo cual alarga la vida del juego considerablemente, ya que podemos picarnos entre nosotros.

En este juego hay que pensar y actuar muy rápido

Conclusión

Dodge’Em es uno de esos juegos sencillos pero efectivos, es rápido y fácil de entender, pero también es difícil de dominar y nos exigirá que nos concentremos al 100% para poder superar nuestros récords.

¡Colisión!

Análisis: Alien (Atari 2600)

ALIEN

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 40 (Especial Gremlins)

Título: Alien
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1
Género: Habilidad
Desarrolladora: 20 Century Fox (Doug Neubauer)
Año: 1982

Alien, la película dirigida en 1979 por Ridley Scott no creo que necesite presentación alguna, es una obra clave dentro de la ciencia ficción y el terror y su atmósfera la hace brillar muchísimo más que las películas en las cuales se basó (la norteamericana It The Terror From Beyond Space de 1958 y la italo-española Terror en el espacio de 1965).

20 Century Fox aprovechó la fama de esta película para lanzar un juego en Atari 2600, pero claro, ¿Cómo se puede trasladar la angustia que sufren los protagonistas al ser acechados por el Xenomorfo en su nave? La respuesta es muy sencilla, tal y como veréis a continuación.

Gráficos

El nivel principal nos muestra un típico laberinto con pasillos por los cuales deberemos escabullirnos de nuestros perseguidores (cuyo diseño es casi idéntico al de Pac-Man). El sprite del protagonista (o la protagonista, porque supongo que controlamos a Ellen Ripley) es muy esquemático, pero al menos tiene forma humana, los Xenomorfos (o Aliens) no respetan demasiado el diseño de la película, ya que parecen perros con una boca gigante, pero al menos podemos verlos en diferentes colores (lo cual tampoco se ajusta al aspecto de la película, pero hace que visualmente el juego luzca un poquito más).

Durante el juego tendremos que destruir huevos de Alien (que son cuadrados) y además veremos una especie de destello (llamado Pulsar) que básicamente es un asterisco. Si superamos el nivel de laberinto iremos a una fase de bonus, donde el fondo es totalmente negro, donde solo los Aliens y el ítem que hay en la parte superior, añaden algo de color, aunque si eso no os gusta, siempre podéis jugar en el modo en blanco y negro.

Gráficamente es un juego que no va a sorprender a nadie, ya que se conformaron con copiar lo visto en Pac-Man.

Nos encontramos ante un clon de Pac-Man

Sonido

Mientras jugamos escucharemos un sonido que puede recordar a una alarma, pero quedará en segundo plano porque los pasos de nuestro personaje serán el “ruido” constante hasta que toquemos una de las bolas que asustan a los Aliens, en ese momento el ruido constante será un zumbido hasta que pase el efecto de invencibilidad. La verdad es que sonoramente no es un juego muy llamativo.

Nivel de bonificación

Jugabilidad

Este juego es un clon de Pac-Man, así que ya os imagináis como funciona: moveremos a nuestro personaje por todo el laberinto, tratando de conseguir todos los puntos sin que los Aliens nos pillen. Si tocamos uno de los Pulsars (los puntos que parecen destellos) los Aliens se asustarán de nosotros durante un corto periodo de tiempo, en caso que los toquemos, desaparecerán y serán sustituidos por otros nuevos. Mientras vamos jugando aparecerán ítems que nos darán puntos extra si los tocamos.

Si tocamos los destellos, los Aliens se asustarán

Tras algunas partidas veremos que el juego tiene algunos ligeros momentos de originalidad, como que nuestro personaje tenga un lanzallamas para asustar a los Aliens (pero no os penséis que es muy fiable, en muchos ocasiones no os ayudará y encima se agota si lo usamos demasiado), que los Pulsars solo aparecen de uno en uno (de manera que hasta que no tocamos uno no veremos el siguiente) o que después de completar un nivel, accederemos a una fase de bonus donde tenemos que subir hacia la parte superior de la pantalla para conseguir puntos extra.

Aunque es obvio que este juego es una copia de Pac-Man, hay que admitir que al menos lo han hecho bastante bien, los controles responden a nuestras ordenes sin problemas y la dificultad va subiendo gradualmente, lo cual nos permite disfrutar de los primeros niveles y nos obliga a darlo todo en los siguientes (en los cuales los Pulsars ya no afectarán a los Aliens). Sin embargo creo podían haberse molestado en incluir diferentes laberintos, lo cual lo habría hecho menos repetitivo y hubiese supuesto una innovación importante con respecto a juegos similares.

Duración

La verdad es que es un juego divertido y eso hace que den ganas de seguir jugando incluso cuando nos matan, además podemos modificar la dificultad para adaptarlo a nuestra habilidad (podemos cambiar el número de vidas y la velocidad de los Aliens). Obviamente si no os gustan los juegos tipo Pac-Man o no sois de los que quieren superar sus propios récords, este juego no os durará demasiado.

El lanzallamas no es tan útil como parece

Conclusión

Alien es un juego muy recomendable para todos aquellos que adoren los juegos tipo Pac-Man, creo que es bastante mejor que otros clones como Shark Attack y también lo prefiero al Pac-Man de Atari 2600, así que lo colocaría junto con  los Pac-Mans buenos de esta consola, como Ms. Pac-Man o Junior Pac-Man.

A punto de morir

 

Análisis: SeaQuest (Atari 2600)

SEAQUEST

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 41 (Especial South Park)

Título: SeaQuest
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Disparos
Desarrolladora: Activision (Steve Cartwright)
Año: 1983

SeaQuest es un juego donde controlamos a un submarino que ha de rescatar submarinistas, pero su misión no será tan fácil ya que el mar está lleno de tiburones y submarinos enemigos que tratarán de acabar con nosotros, por si eso fuera poco, también tendremos que ir subiendo a la superficie para poder llenar la barra de oxígeno.

Gráficos

Los sprites son de un solo color, pero representan bien lo que se supone que son, nuestro submarino y los enemigos son reconocibles (y tienen diferentes sprites y color), los submarinistas que tenemos que rescatar están bastante bien (aunque obviamente, no hay ninguna lógica en cuanto a escala de tamaño, porque son casi igual de grandes que el submarino) y los tiburones, aunque no son muy amenazantes, al menos parecen peces, que es lo que son.

El fondo es totalmente azul, pero aun así hay algunos detalles, como que en la superficie se vean varios colores representando la puesta de sol, un detalle que ya se vio en otros juegos de Activision como Frostbite.

Para terminar, hay que añadir que los marcadores son muy claros, arriba tenemos los puntos y las vidas y abajo la barra de oxigeno y el número de buceadores rescatados.

A punto de rescatar un buzo en un mar lleno de tiburones

Sonido

El juego ofrece sonidos diferentes para las diversas acciones que suceden durante la partida (disparos, eliminar enemigos, perder una vida, rescatar a un submarinista, rellenar la barra de oxigeno…) así que considero que cumple en este apartado.

Disparando a los submarinos enemigos

Jugabilidad

Nuestra misión en el juego es movernos por las profundidades del mar para rescatar a los submarinistas al mismo tiempo que eliminamos enemigos y evitamos sus disparos. En la parte inferior de la pantalla veremos una barra de oxigeno que se irá vaciando, para llenarla tenemos que subir a la superficie, pero para poder hacerlo tenemos que haber rescatado al menos a un submarinista, que se nos restará al conseguir el oxígeno (si intentamos hacerlo sin tener submarinistas perderemos una vida), si hemos rescatado 6 submarinistas y subimos a por oxígeno, el juego nos dará puntos extra y subirá de dificultad.

Tiburones, buzos, submarinos, barcos ¡de todo!

Mientras intentamos rescatar a los submarinistas veremos varios tipos de enemigos, como los tiburones y los submarinos (que pueden dispararnos), debido a que los submarinistas no se ven afectados por los enemigos, recomiendo disparar constantemente. También existe otro enemigo, un barco que pasa de vez en cuando por la superficie y que puede destruirnos si nos pilla mientras recuperamos oxigeno.

Este juego es muy sencillo de entender y es bastante entretenido, el hecho de tener que estar pendientes de la barra de oxígeno al mismo tiempo que vamos eliminando enemigos, evitando sus disparos y buscando submarinistas lo hace muy intenso.

Duración

Este juego es bastante entretenido, pero aun así, lo que vemos durante los primeros 5 minutos es lo que ofrece, con la única variedad de que cada vez se pone más difícil, añadiendo más enemigos y aumentando la velocidad y agresividad de estos. Es un buen juego para tratar de superar nuestros récords, (ya sea solos o turnándonos con un amigo) pero si eso no os motiva a seguir jugando, no vais a encontrar otro estímulo.

¡Nos quedamos sin oxígeno!

Conclusión

SeaQuest es un buen juego de disparos, pero al mismo tiempo añade algo de profundidad jugable que lo hace destacar sobre algunos de los juegos de este género que se pueden encontrar en Atari 2600. Vale la pena probarlo, es muy entretenido.

Cuidado con el barco patrulla de la superficie

Análisis: Solar Fox (Atari 2600)

SOLAR FOX

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 39 (Especial Prince of Persia)

Título: Solar Fox
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1
Género: Habilidad
Desarrolladora: Bally Midway (Bob Curtis)
Año:1983

Hubo una época en la cual los matamarcianos eran tremendamente populares gracias al éxito de juegos como Space Invaders o Galaga. Las consolas que coincidieron con esa época tuvieron muchos juegos de disparos protagonizados por naves, de manera que es bastante fácil que una gran parte de ellos quedasen en el olvido.

Solar Fox es uno de esos juegos protagonizados por naves espaciales, aunque no se le podría considerar del género de los matamarcianos ya que aunque controlamos una nave espacial, nuestro objetivo no es disparar a nadie, de hecho no podemos disparar, así que pese a lo que puede parecer de primeras,  Solar Fox está más cerca de ser un clon de Pac-man que de otros juegos de naves.

Este juego se lanzó en máquinas recreativas en 1981 y fue llevado a Commodore 64 y Atari 2600 en 1983.

Solar Fox en Arcade

Gráficos

Fondo negro y sprites de un solo color, todo muy habitual en la mayoría de juegos de esta consola. Nuestra nave y  los enemigos no tienen mal aspecto, aunque los paneles que hay que recoger son mucho más llamativos ya que tienen una animación sencilla donde se mueven los colores que los forman y cambian de color durante la partida.

Puede que no sea visualmente espectacular, pero al menos se ve todo claro y nos permite gozar de esas “explosiones de color” tan típicas de la consola, cada vez que nos matan una vida.

Gráficos claros y sencillos

Sonido

Las explosiones son lo mejor del juego (aunque solo suenan cuando nos matan) y el resto de sonidos (los disparos enemigos, el sonido que hacen los paneles al desaparecer y la musiquilla que suena entre niveles) están bien.

Hay que tocar paneles y evitar disparos

Jugabilidad

Nuestra misión es movernos por el nivel y recoger todos los paneles solares (recuadros de colores) sin que nos maten. Moveremos la nave con el joystick (esta nunca se detendrá, así que solo podemos elegir la dirección) y si apretamos el botón, activaremos el turbo para que se mueva al doble de velocidad.

Para complicarnos la tarea tendremos a enemigos que nos dispararan, así que tenemos que recoger los paneles, evitando sus ataques (el juego entre velocidades es vital para sobrevivir). Mientras más rápido terminemos un nivel, más puntos obtendremos. De vez en cuando aparecerán niveles sin enemigos, donde tendremos que recoger los paneles antes de que se acabe el tiempo.

Los controles funcionan bien, nuestra nave gira bien y responde a nuestras órdenes perfectamente, y su jugabilidad es sencilla, pero suficientemente interesante como para atraparnos.

Duración

Solo tenemos 3 vidas y moriremos al primer impacto, así que es uno de esos juegos clásicos donde tenemos que ir mejorando poco a poco. La dificultad irá aumentando (por ejemplo, tendremos que tocar los paneles más de una vez para que desaparezcan) de manera que si nos engancha nos tendrá mucho rato entretenidos (sobretodo si tratamos de superar nuestros récords).

El modo a dos jugadores es por turnos, pero puede servir para que tratemos de superarnos mutuamente.

Controlar las dos velocidades es clave para sobrevivir

Conclusión

Solar Fox ha sido uno de los mejores descubrimientos que he tenido rebuscando en el catálogo de Atari, es una pena que este juego no sea más popular, porque es muy divertido.

Si os gustan los juegos de estilo similar a Pac-Man, Solar Fox es una apuesta segura, ya que el objetivo es el mismo, pero la jugabilidad es suficientemente distinta como para aportar variedad a los juegos del come-cocos.

La dificultad sube y la adicción se mantiene

Análisis: Pitfall II Lost Caverns (Atari 2600)

PITFALL II: LOST CAVERNS

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 37 (Especial Hulk) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde este enlace.

Título: Pitfall II: Lost Caverns
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas, Aventura
Desarrolladora: Activision (David Crane)
Año: 1984

Tras el éxito del Pitfall original de Atari 2600 (comentado en el número 20 de esta revista), no tardó en aparecer su secuela, que expandía el concepto del primer juego de una manera bastante ambiciosa.

En esta ocasión Pitfall Harry tendrá que recorrer un montón de cuevas, nadar en ríos infestados de anguilas y hasta volar en globo para poder conseguir todos los tesoros ocultos en ellas.

Empieza la aventura

Gráficos

Al igual que su primera parte, los gráficos de este juego son muy buenos, hay variedad de enemigos (algunos con cierto detalle en sus animaciones, como las anguilas que cambian de color para simular su electricidad) y escenarios (principalmente el bosque y las cuevas) y algunos efectos muy interesantes (el movimiento del agua). Algunas de las animaciones de Harry son muy buenas (cuando anda o corre) y otras más bruscas (cuando sale de las escaleras).

Pitfall Harry evitando a los murciélagos

Sonido

Los efectos de sonido son escasos, pero están bien, aunque no llaman la atención al quedar ocultos por la música, porque si, este juego de Atari 2600 tiene música. La melodía tiene un toque aventurero y un ritmo ágil, pero conforme vamos jugando (o si somos alcanzados por un enemigo) se irá desacelerando (hasta que consigamos algún tesoro).

Ni siquiera el agua detendrá a Harry

Jugabilidad

Harry puede saltar, subir y bajar escaleras y nadar, pero su control es muy sencillo debido a que solo hay un botón.

Tendremos que evitar a los enemigos mientras vamos recorriendo las cuevas en busca de todos los tesoros que están repartidos por el escenario. Explorar las cuevas es muy importante, no solo para encontrar el camino más corto hacia los tesoros, también para encontrar las X  rojas del suelo (que harán de zonas de salvado o checkpoint) más cercanas, pues en caso de ser golpeados por un enemigo, reapareceremos en la última que hayamos tocado, lo cual puede provocar que nos veamos repitiendo una y otra vez la misma zona de juego, cuando quizás hay alguna más cerca que nos evitaría esa repetición.

Pese a ser un juego muy agradable de jugar, el hecho de que cada vez que seamos golpeados tengamos que repetir un trozo de nivel puede llegar a cansar (especialmente al principio, cuando no nos hemos acostumbrado al juego).

 

Duración

Nuestra misión es conseguir todos los tesoros, una tarea bastante complicada, pero posible, principalmente porque nuestro personaje es prácticamente inmortal, ya que cada vez que seamos golpeados por un enemigo volaremos hasta la última X roja que hayamos pisado, con la única penalización de perder puntos en el proceso.

Obviamente si queremos superar nuestra máxima puntuación, eso es una desventaja importante, pero si solo queremos completar el juego, nos facilitará bastante el proceso.

Tesoros y marcas rojas, lo más importante del juego

Conclusión

Pitfall II: Lost Caverns es uno de los juegos más ambiciosos de Atari 2600, vale mucho la pena jugarlo si os gustan los juegos de plataformas o ya os habéis cansado de su primera parte.

Regalo de Activision a los mejores jugadores de Pitfall II

Análisis: Frankenstein’s Monster (Atari 2600)

FRANKENSTEIN’S MONSTER

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 33 (Especial EVIL DEAD – Posesión Infernal).

Título: Frankenstein’s Monster
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Plataformas
Desarrolladora: Data Age
Año: 1983

Hay muchísimos juegos que han usado al monstruo de Frankenstein como principal reclamo (tal y como vimos en la revista Bonus número 29 Especial Frankenstein).

Frankenstein’s Monster de Atari 2600 fue uno de los primeros en lograr cierta fama. La historia de este juego nos cuenta como el monstruo de Frankenstein está recobrando poco a poco la vida y nuestra misión será tratar de evitar que inicie una ola de caos y muerte encerrándolo en un muro de ladrillos… si, suena absurdo, pero afortunadamente eso importa poco si el juego es divertido.

Gráficos

Gráficamente está bastante bien para ser de Atari. Aunque es cierto que el monstruo de Frankenstein tiene una silueta reconocible, carece de detalles que lo caractericen. Nuestro personaje está bastante bien hecho, y los enemigos, pueden no ser sorprendentes pero mayormente se entiende lo que son (arañas y fantasmas). El escenario hace uso de una variedad de colores bastante grande y algunas plataformas incluso están coloreadas de manera que parezca que hay profundidad.

El apartado gráfico en general puede recordar (más o menos) a Pitfall!, pero con un cambio de temática notable y con el inconveniente de que toda la partida sucede en una sola pantalla. Si nos matan las vidas o tardamos en completar nuestra misión,  el monstruo de Frankenstein se liberará y se acercará hacia nosotros para acabar con nuestra miserable vida, dando como resultado una animación bastante curiosa.

Empezando la partida

Sonido

La variedad de sonidos es bastante grande, pero hay dos de ellos que escucharemos constantemente durante la partida, el primero son los pasos de nuestro personaje y el segundo los truenos que van cayendo mientras el monstruo de Frankenstein despierta.

Puede sonar absurdo para algunos, pero lo cierto es que creo que el apartado sonoro de este juego añade mucha tensión a la partida, pese a lo limitado que es. Hay algo en esos truenos y ruidos, que resulta tan gratificante como intimidante.

La tormenta ilumina la pantalla

Jugabilidad

Toda la partida se desarrolla en una única pantalla fija, formada por varios niveles a los cuales nuestro personaje puede acceder subiendo y bajando por cuerdas. Nuestra misión es mover a nuestro personaje hacia donde esté un cuadradito marrón, una vez lo tengamos tendremos que volver hacia donde está el monstruo de Frankenstein.  Entonces pasaremos a la segunda parte del nivel, donde tendremos que subir hacia el monstruo para dejar el ladrillo, pero eso no será tan fácil porque caerán unas rallas blancas (¿electricidad? ¿Rayos? No sé lo que son) que nos irán empujando hacia atrás si nos tocan.

Intentando colocar el ladrillo

Una vez depositado el ladrillo, volvemos a la pantalla inicial (que irá sufriendo cambios según vayamos avanzando) para volver a repetir la acción una y otra vez, para tratar de encerrar al monstruo antes de que se despierte (o mejor dicho, antes de que se vuelva totalmente de color verde).

El control es bastante bueno, aunque subir y bajar por las cuerdas es algo tedioso y el desarrollo del juego es bastante repetitivo.

 

Duración

La dificultad es bastante alta y lo más posible es que tardemos muchas partidas hasta que el monstruo despierte mientras nosotros aun tenemos vidas (lo habitual es que nos maten rápidamente y el monstruo despierte para darnos su particular Game Over de parpadeos y truenos).

El juego se va complicando conforme jugamos y como es habitual en los juegos de Atari, su duración dependerá de si queremos superar nuestra máxima puntuación o no.

El juego se irá complicando poco a poco

Conclusión

Frankenstein’s Monster está lejos de algunas obras maestras de Atari (como el citado Pitfall! o el similar Frostbite) pero tampoco es un mal juego, sabe mantenernos en tensión con sus parpadeos y truenos y puede llegar a ser un auténtico reto. Además, cuando perdemos y se libera el monstruo es bastante glorioso.

¡El monstruo viene a por nosotros!

Análisis: Beany Bopper (Atari 2600)

BEANY BOPPER

por Skullo


 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 38 (Especial Compati Hero – Ultraman, Gundam, Kamen Rider).

Título: Beany Bopper
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Disparos
Desarrolladora: 20 Century Fox Video Games
Año: 1982

El catálogo de Atari 2600 siempre es una caja de sorpresas para mí, debido a que no formó parte de mi infancia y no conozco su catálogo profundamente, así que siempre busco probar juegos que no sean los más populares o recomendables que más o menos conocemos todos.

Y así es como terminé encontrando Beany Bopper, un juego de disparos que se aleja de otros juegos del mismo género al presentarnos cambios importantes en la jugabilidad.

Pantalla de título

Gráficos

El apartado gráfico de este juego es bastante bueno, nuestro personaje (una especie de ojo que dispara rayos) tiene un buen tamaño y un color diferente al resto de personajes, los enemigos (unos triángulos con hélices) tienen cara y una sencilla animación para que parezca que mueven su hélice para desplazarse, incluso hay cierta variedad con respecto a los ítems que nos dan puntos.

Aunque lo que es más llamativo de este juego es que van cayendo bloques suavemente (o quizás la pantalla va avanzando, como queráis interpretarlo) al mismo tiempo que parpadean de diferentes colores y el resultado es muy llamativo.

Nuestro personaje y un enemigo

Sonido

Algunos sonidos como los disparos, los enemigos desapareciendo o el de conseguir puntos tocando ítems se van a repetir constantemente en este juego y tienen ese tipo de sonido tan particular de Atari 2600, que o lo amas o lo odias, a mí personalmente me gusta, pero puedo entender que lleguen a ser molestos.

Huyendo del enemigo

Jugabilidad

Moveremos a nuestro personaje (el ojo lila) con el joystick y dispararemos con el botón. Si le damos una vez al botón nuestro disparo será largo, pero si lo mantenemos apretado atacaremos con una ráfaga de disparos cortos, hay que saber en qué momento nos conviene más una cosa o la otra.

La idea del juego es ir esquivando los bloques que bajan por la pantalla, para evitar que nos bloqueen el movimiento (si nos chafan contra la parte inferior de la pantalla no nos matarán, reapareceremos en el centro) y al mismo tiempo tratar de disparar a los enemigos para que se queden atontados y entonces ir a tocarlos para que desaparezcan, al hacerlo aparecerán ítems de otro color que nos darán puntos, pero si no los tocamos antes de que lleguen a la parte inferior de la pantalla harán aparecer a un enemigo.

Es un juego bastante interesante, a mí al menos me lo parece, su control es muy sencillo, pero aun así ofrece varias posibilidades de disparo. El movimiento de nuestro personaje es bastante bueno, pero tendremos que aprender a no atascarnos en los bloques que caen cuando tengamos prisa porque nos persigue un enemigo, porque eso será fatal.

Duración

Este juego empieza siendo bastante asequible, pero poco a poco veremos que la complejidad va aumentando, los enemigos serán más duros y los bloques que van moviéndose mucho más numerosos.

Los juegos de Atari 2600 suelen estar pensados para que nos piquemos y superemos nuestros récords y si no somos de esa clase de jugadores o este juego no nos engancha, puede que con una partida tengamos suficiente.

Dispara al enemigo y después tócalo para eliminarlo

Conclusión

Beany Bopper es un juego bastante interesante, si os gustan los juegos de disparos y ya tenéis muy vistos los clásicos, echadle un vistazo.

Al eliminar enemigos caerán ítems

Análisis: King Kong (Atari 2600)

KING KONG

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 34 (Especial Bubsy).

Título: King Kong
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Plataformas
Desarrolladora: TigerVision (Karl T. Olinger)
Año: 1982

Como todo el mundo sabe, la idea de Donkey Kong proviene de King Kong (y quizás de un juego de casualidades y bailes con la licencia de Popeye el marino), de manera que al obtener el arcade de Nintendo un éxito increíble, alguien pensó que estaría bien hacer una copia de ese juego, pero usando la licencia de King Kong.

Y así es como apareció en 1982 King Kong para Atari 2600 el juego que comentaré a continuación, que curiosamente se considera el primer juego de consola lanzado por la compañía Tigervision (que a su vez proviene de la empresa Tiger Electronics).

Gráficos

Nuestro protagonista y la chica a rescatar están sorprendentemente bien hechos, quiero decir se puede diferenciar su ropa, su pelo y su piel gracias al uso de diversos colores, algo no demasiado común en juegos de Atari.

Por otro lado Kong parece provenir de un juego diferente, es solo un gran personaje marrón, que ni siquiera recuerda a un gorila (parece la silueta de un chimpancé o algo parecido) y ni siquiera cuenta con animaciones, simplemente veremos como su silueta se mueve por la pantalla y lanza a los enemigos que son una especie de objetos extraños que explotan (así que a partir de ahora los llamare bombas) creando un genial parpadeo de colores.

En cuanto al escenario, pues solo hay 1, es una versión reducida del primer nivel de Donkey Kong, todo del mismo color y con un fondo negro, algo típico en los juegos de Atari, pero habría estado bien algo más de color o que al menos el escenario variase de alguna manera.

Así que el juego nos da una sensación extraña, pues nuestro protagonista se ve bastante bien, pero King Kong, los enemigos y el nivel, son bastante simples.

Gráficamente es la versión pobre de Donkey Kong

Sonido

Sin duda nos encontramos ante el apartado más trabajado del juego. Mientras jugamos escucharemos una especie de melodía, que pese a ser corta y repetitiva amenizará la partida. Por otro lado, nuestro personaje hace bastantes sonidos distintos, al andar, saltar y subir por las escaleras, sin embargo el mejor sonido de todos es el que hacen las bombas al explotar.

¡EXPLOSIÓN!

Jugabilidad

Nuestra misión es evitar las bombas que nos lanza King Kong, subir por las escaleras, saltar los agujeros y alcanzar la cima donde podremos rescatar a la chica.

La idea es bastante sencilla y el control no es malo, al menos los saltos suelen ser bastante aceptables y nos permiten evitar las bombas con relativa facilidad, además si saltamos las bombas de color azul, nuestro personaje hará un súper salto que nos puede permitir recortar algo nuestro camino hacia la meta.

Cuando estemos llegando a la parte superior de la pantalla, Kong bajará de las alturas para situarse debajo nuestro y entonces las bombas invertirán su recorrido y subirán las escaleras para tratar de eliminarnos.

Duración

Como es un juego de Atari, su duración dependerá de las ganas que tengamos de superar nuestros récords. Sin embargo he de decir que no es un juego que me haya enganchado y al no ofrecer suficiente variedad entre niveles, no creo que valga la pena dedicarle demasiado tiempo.

Kong se situará en la parte inferior cuando subimos

Conclusión

King Kong es un juego un tanto decepcionante, podían haber hecho algo que mejorase Donkey Kong o al menos haber añadido niveles diferentes (uno tratando de llegar hasta Kong evitando disparos de los aviones habría sido genial), pero en su lugar crearon un juego muy limitado y olvidable. Creo que es mucho más divertido jugar a la versión de Donkey Kong de Atari 2600 que a este juego.

El aspecto de Kong es bastante lamentable

Análisis: Venture (Atari 2600)

VENTURE

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 36 (Especial Mario Kart).

Título: Venture
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Acción, Aventura
Desarrolladora: Commavid
Año: 1982

En 1981 Exidy lanzó un arcade donde controlabamos a una sonriente cara redonda llamada Winky, en su búsqueda de tesoros, que encontrará en diversas habitaciones donde también le esperan enemigos.

Este juego tuvo versiones para ColecoVision, IntelliVision y Atari 2600, siendo esta última la que voy a comentar a continuación.

Gráficos

Cuando piensas en gráficos tipo Atari, te vienen a la cabeza imágenes como las que veréis jugando a este juego: fondos negros, personajes muy sencillos de un solo color y paredes cuadradas sin ningún tipo de detalle.

Hay que agradecer algunos detalles como que haya diferentes tipos de enemigos, que nuestro protagonista sea una cara sonriente (en las habitaciones, porque en el mapa es un punto minúsculo que podemos tardar un rato en ver) o que haya un par de mapas distintos. Sin embargo, nada sobresale de lo habitual en Atari 2600.

En una habitación tratando de conseguir el tesoro

Sonido

Pocos efectos de sonido, pero correctos. En la pantalla de mapa la “música” es un zumbido inquietante y dentro de las habitaciones no hay música que nos acompañe y solo escucharemos efectos de sonido, que son correctos.

Nuestro personaje es un minúsculo punto en el mapa

Jugabilidad

Aquí llega la parte más interesante del juego. Nosotros controlamos a un punto que tendremos que mover por el mapa evitando los enemigos con el objetivo de introducirnos en las habitaciones. Dentro de cada habitación nuestro personaje tendrá que recoger un ítem y evitar (o disparar) a los enemigos. Si tardamos mucho en salir de la habitación aparecerá un enemigo que irá a por nosotros (es mejor retirarse que tratar de esquivarlo o hacerle frente). Cuando hayamos conseguido el ítem de una habitación no podremos volver a entrar en ella, de manera que tendremos que volver al mapa principal e introducirnos en las otras (el orden lo decidimos nosotros).

Segundo mapa

En cuanto tengamos todos los ítems de un mapa, pasaremos al siguiente, que mantendrá la jugabilidad pero con una dificultad más elevada.

El control es bueno, pero puede traicionarnos si no somos cuidadosos, ya que nuestro personaje se puede quedar atascado en pasillos o esquinas si una parte de él entra en contacto con las paredes, lo cual hace que sea primordial colocarlo bien antes de correr (esto es más fácil de decir que hacer, porque en la mayoría de situaciones estaremos corriendo por nuestra vida).

Duración

Tenemos 3 vidas (representadas con cuadrados en la parte superior de la pantalla) en la cuales hemos de conseguir el máximo número de objetos para aumentar nuestra puntuación. Debido a su simple jugabilidad y el hecho de que podamos elegir el orden de las habitaciones de cada mundo, puede que nos apetezca volver a echar unas partidas de tanto en tanto.

Estas paredes tratarán de aplastarnos

Conclusión

Venture puede que no sea muy llamativo gráficamente, pero jugablemente es bastante interesante y es muy posible que se os pasen las horas sin que os deis cuenta mientras tratáis de llegar al siguiente mapa. Si os gustan los juegos de Atari 2600 deberíais probarlo.

A punto de morir al tratar de conseguir la llave

Análisis: Gremlins (Atari 2600)

GREMLINS

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 29 (Especial Frankenstein) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Gremlins

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Habilidad/Disparos

Desarrollado por: Atari

Año: 1984

Supongo que todos recordáis lo que sucedía en la magnífica película Gremlins: Billy obtenía de regalo a un pequeño bicho peludo de grandes orejas llamado Gizmo. Las reglas para cuidarlo eran: no se puede mojar, no puede comer pasada la media noche y no le puede dar la luz del sol. Las dos primeras reglas eran preventivas para evitar que Gizmo crease a copias malvada de sí mismo y estas evolucionasen a bichos verdes, todavía más peligrosos llamados Gremlins.

Gremlins de Atari 2600 nos pone en la piel de Billy, quien tendrá que evitar que las criaturas coman pasada la media noche, para luego enfrentarse a los malvados Gremlins que se abalanzarán contra él.

Gráficos

Para ser un juego de Atari, gráficamente está muy bien. Nuestro protagonista está bien diseñado, los Mogwais y los Gremlins son bastante reconocibles (pese a lo esquemáticos que son), otros elementos también se han representado con bastante fidelidad, como la comida (se pueden ver los ingredientes que forman la hamburguesa) o los huevos de donde salen los Gremlins.

Los escenarios puede que no sean maravillosos, pero también cumplen con su cometido y tienen algunos elementos propios de la película (por ejemplo, en la fase donde los Mogwais saltan del tejado para comer las hamburguesas, podemos ver en el cielo que es de noche, no tendría sentido que se volviesen Gremlins si fuese de día, según las normas explicadas en la película).

La única pega gráfica que yo le pondría a este juego es que la pantalla de título es tremendamente sosa, pero tampoco es algo importante.

Intentando atrapar al Mogwai

Sonido

Hay pocos juegos de Atari 2600 que puedan sorprender a nivel sonoro y este no es uno de ellos. Los sonidos que escuchamos cuando los enemigos se mueven o caen hacia nosotros no molestan, pero tampoco sorprenden.

Musicalmente no esperéis nada especial, la única música que sale es en la pantalla de título y no solo es bastante sencilla, si no que no se parece en nada al tema principal de Gremlins.

Pantalla de título

Jugabilidad

El juego está dividido en dos tipos de fases diferentes (una de habilidad y la otra de disparos) que irán alternándose subiendo la dificultad.

En la primera movemos a nuestro personaje de izquierda a derecha y tenemos que tratar de atrapar a los Mogwais malvados antes de que lleguen a la comida (se juega de manera similar a Kaboom!). Los enemigos cada vez serán más rápidos y no podremos ni parpadear. Aunque Billy se controla bien, el control no llega a ser tan preciso como en el citado Kaboom!

En la segunda fase vemos a los Gremlins acercarse hacia nuestro personaje, nosotros tendremos que movernos de izquierda a derecha y dispararles. Primero parece fácil, pero conforme más avancemos en el juego, más cuenta nos daremos que hay que alinear al personaje perfectamente con el Gremlin al que queremos disparar, si estamos un poco desplazados hacia un lado, fallaremos el tiro y nos atraparán.

Duración

Este juego dura hasta que te cansas de intentar superar tu máxima puntuación, que era lo habitual en los juegos de la época. Lo bueno es que tiene modo a dos jugadores (por turnos) que puede provocar que nos piquemos y volvamos a engancharnos.

Fase 1: Evitar que los Mogwais coman por la noche

Conclusión

Aunque no es considerado un gran juego dentro del catálogo de la consola, a mi me parece un buen juego. Si os gusta Kaboom! O los juegos de disparos de Atari 2600, en este juego ofrece las dos cosas a la vez.

Es cierto que si se hubiesen esforzado un poco más y hubiesen creado más variantes entre las dos fases del juego (o un tercer tipo de fase) habría sido mejor, pero aun así creo que vale la pena probarlo, seáis o no fans de las películas.

Fase 2: Disparar a los Gremlins