Análisis: Ghost Manor (Atari 2600)

GHOST MANOR

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 45 (Especial Cazafantasmas)

Título: Ghost Manor
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1
Género: Habilidad, Acción
Desarrolladora: Xonox
Año: 1983

La historia de Ghost Manor es la típica en la cual una pareja de enamorados es separada por un monstruo (Drácula), de manera que uno de ellos queda atrapado en el castillo (o mansión) del vampiro y el otro tendrá que recorrerla para salvarla.

Pantalla de título

Gráficos

El apartado gráfico es sorprendente (dentro de lo que es el catálogo de Atari 2600). Tenemos dos personajes distintos, el chico (regordete y con gorra) y la chica (delgada y con vestido) perfectamente diferenciados, variedad de fases (un cementerio, la entrada del castillo, las habitaciones y finalmente la sala donde nos espera Drácula, que es una sombra totalmente negra, pero con una capa y un sombrero de copa claramente identificables). En las dos primeras fases aparecen más enemigos, algunos de ellos bastante llamativos (el fantasma, el esqueleto o el monstruo con el hacha) y el resto bastante olvidables y simples.

El esfuerzo que pusieron en este apartado se nota en detalles como poder controlar a cualquiera de los dos protagonistas (incluso podemos ver al que ha sido secuestrado en la última fase), el añadido de los truenos (que iluminan la pantalla), los cambios que aparecen si subimos la dificultad (el fantasma del primer nivel se cambia por un esqueleto y algunas fases están a oscuras) y en el hecho de que este juego tenga un final, tras completar la última fase (algo muy poco habitual en esta consola).

Es uno de los juegos de Atari 2600 con más variedad visual que he visto.

Persiguiendo al fantasma en el cementerio

Sonido

Tras la “inquietante” música de la introducción veremos que el juego intenta esforzarse por mantener una atmósfera acorde a la temática del juego, con truenos (que además iluminarán la pantalla) y con algunos sonidos típicos de Atari 2600 (algunos de los cuales pueden resultar incluso molestos).

Segunda fase: Entrada del castillo

Jugabilidad

Los protagonistas de la aventura son una pareja, uno de ellos quedará atrapado en la mansión y el otro será el personaje que controlaremos, el hecho de poder elegir al chico o a la chica no varía nada en cuanto a jugabilidad pero es un gran detalle.

Nuestra aventura se dividirá en 5 fases distintas, todas ellas con límite de tiempo (señalado por un reloj de arena)

En la primera (el cementerio) tendremos que perseguir al fantasma multicolor (o a un esqueleto) para conseguir lanzas, cuando hayamos alcanzado un número concreto (que variará según la dificultad) pasaremos de nivel. La única manera de morir en esta fase es por tiempo, lo cual hace que sea bastante aburrida.

Primera fase: El cementerio

En la segunda fase nos sitúa en la entrada del castillo y nuestra misión es eliminar a los enemigos que hay por encima nuestro usando las lanzas que conseguimos en la fase anterior. Esto no es fácil debido a que los enemigos se mueven muy deprisa y a que tendremos que estar atentos al monstruo que vigila la entrada, que nos perseguirá por la pantalla para tratar de matarnos con su hacha.

Las dos siguientes fases son muy similares, en ellas tendremos que recorrer el interior del castillo rebuscando en los ataúdes para encontrar un crucifijo mientras una pared se mueve para tratar de aplastarnos y luego salir de la habitación usando las escaleras. Si jugamos en dificultad alta la habitación estará a oscuras y nuestra visión quedará limitada al rápido destello de los truenos que caen, aunque también podemos encontrar una lámpara que las iluminará.

Tercera fase: Buscar en los ataúdes

La última fase es el enfrentamiento contra Drácula, el cual nos perseguirá por la habitación constantemente. Para derrotarlo tendremos que conseguir situarlo en la parte superior derecha de la pantalla y usar las cruces para empujarlo hacia la celda.

La variedad jugable de este juego es sorprendente (para ser de Atari 2600) y los controles no están mal, aunque es cierto que su dificultad no permite dudar un momento.

Duración

Es un juego corto (se puede completar en menos de 10 minutos), pero a partir de la segunda fase se vuelve bastante difícil (incluso en el nivel normal). Si subimos la dificultad veremos que hay cambios importantes que hacen que el reto aumente notablemente (tener menos lanzas en la segunda fase o que las dos de buscar crucifijos sean a oscuras).

Es un juego corto, pero su dificultad general, su variedad entre fases y los cambios que suceden cuando aumentamos la dificultad pueden hacernos rejugarlo varias veces.

Cuarto nivel, estamos cerca de Drácula

Conclusión

Ghost Manor es un juego muy interesante, es cierto que ninguna de sus fases es increíble (y la primera es incluso aburrida) y que es un juego corto (pero también intenso). Su variedad entre fases y su temática le hacen sobresalir ligeramente de otros juegos de Atari 2600, vale la pena probarlo.

Enfrentamiento contra Drácula

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s