Made in China: Juegos piratas de Aladdin (Parte 1)

MADE IN CHINA:

Juegos piratas de Aladdin (1ª parte)

por NesBeer

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 12 (Especial Tortugas Ninja).

Aladdin, la película de Disney estrenada en el año 1992 tuvo un enorme éxito y los juegos basados en dicha película animada no tardaron en aparecer. A finales del año 1993 la compañía Virgin Interactive, Inc llegó a un acuerdo con Disney y así desarrolló un juego basado en la película en Noviembre de ese mismo año para la consola Sega Mega Drive (comentado aquí).

Los ports para otras consolas de Disney’s Aladdin no tardaron en llegar, dicho juego también vio la luz en Diciembre de 1994 en Nintendo NES aunque curiosamente este juego solo salió en Europa. También tuvo una adaptación a Game Boy que fue compatible con el Super Game Boy de Super Nintendo y años más tarde llegó a Game Boy Color, Amiga e incluso PC.

Sin discusión la versión perfecta de este juego fue la original, la de Sega Mega Drive, siendo incluso uno de los must-haves de la consola. Todos más o menos sabemos cómo es la historia con este juego, casi al mismo tiempo se publicó un juego de Aladdin diferente para Super Nintendo desarrollado por Capcom (comentado aquí), ya que la película salió en una época en donde Capcom tenía los derechos de licencia para los juegos basados en franquicias de Disney en consolas de Nintendo.

También hubo un juego para Sega Game Gear (comentada aquí) en todo el mundo y para Master System aunque solamente llegó a Europa; dicho desarrollo estuvo a cargo de la empresa SIMS que estaba asociada con Sega la cual entonces aprovechó la licencia de propiedad intelectual que ya tenía con Virgin en el juego publicado de Mega Drive.

¿Y que tiene que ver Aladdin con la piratería? 

Tiene que ver que mientras en los principales mercados de la industria se discutía si era mejor el juego de Virgin o el de Capcom, en las fábricas del imperio chino empezaron a surgir una cantidad considerable de juegos basados en la película para una plataforma en común: El Famiclon.

Casi todos los videojugadores de aquellos países en el que la fiebre china de famiclones dominaba pudieron “disfrutar” de estos juegos, aunque solo uno en particular fue muy exitoso y famoso. El hecho de que sea todo de origen chino, también instaló el juego original de NES mezclado con los juegos piratas, eso sí, en formato “famiclon” (es un cartucho muy raro). Si en este momento les tengo que mostrar a alguien todo estos juegos incluyendo el oficial de NES, no va a creer cual es el juego que nada tiene que ver con los piratas. Entonces hagamos un breve repaso de la serie de juegos de Aladdin que estuvo disponible en los famiclones, y veamos cómo queda parado el juego de Virgin para NES que sólo salió en Europa.

Disney’s Aladdin (NMS Software/Virgin)

El juego oficial de Aladdin para Nintendo NES es digno de estar presente en cualquier Top 10… de los peores juegos de la consola, porque en este caso Virgin, para ser más precisos NMS Software en el año 1995 quien fue quien se encargó del desarrollo con la licencia de Virgin, les dejó a los jugadores europeos una verdadera bazofia dentro del catálogo, por lo tanto no es extraño que este juego sea exclusivo en formato PAL.

La razón de que este juego sea tan pero tan malo puede ser que NMS Software se enfocó en portear una versión de Aladdin para Game Boy, pero en el camino de dicho desarrollo aprovecharon para sumar un poco de ganancias y con los mismos datos del rom con algunas pequeñas modificaciones sacaron del horno un juego de Aladdin que verdaderamente es una falta total de respeto a la película de Disney, al juego de Sega Mega Drive, a su versión en Game Boy e incluso a los piratas.

Curiosamente Disney’s Aladdin de Virgin Interactive para Nintendo NES es uno de los últimos juegos que salió para esta exitosa consola, pero ya viendo la introducción completamente morada (vaya uno a saber por qué) acompañada de una música de muy mala calidad, ya podemos empezar a darnos cuenta de que se viene algo bastante malo.

Para empezar el fondo y los personajes en el primer nivel son prácticamente todos del mismo color, los personajes parecen un intento frustrado de imitar a Prince of Persia, todos están rodeados de una especie de “aura blanca”, en Game Boy se justificaba para diferenciar los personajes del fondo, pero en NES no tiene sentido.

El juego va contando su historia, pero a diferencia de la versión de Game Boy que tiene escenas en todos los niveles, en este juego solo las veremos hasta el segundo nivel, luego no aparecen más y pasa a ser un juego sin historia. La música como ya dije es realmente mala, tediosa y además prácticamente se repite siempre, solo hay una para la introducción y los 4 primeros niveles y otra para los últimos 5 niveles.

Lo que peor hace a este juego son sus controles y jugabilidad, parece que todo fuera en cámara lenta, no porque sea un juego PAL y vaya a 50hz sino porque realmente todo va lento, algo que en el juego de Game Boy no pasaba. Los controles responden un segundo después, el ataque con el sable es prácticamente un suicidio usarlo, no te sacará de ningún apuro, evidentemente las manzanas son las que sirven a la hora de atacar, además de darnos un rango de distancia mayor y hacer exactamente el mismo daño que con el sable. El salto también es todo un problema, al igual que con los ataques este también será realizado un segundo después de haber apretado el botón, lo peor es que no podemos medir la altura, aun apretando el botón A un poco, Aladdin realizará un salto muy alto.

Este juego la verdad que es malo, realmente malo, de lo peor que a uno le haya tocado jugar, Dr. Jekyll & Mr. Hyde podrá ser malo por el bastón y la mala fama que le dió el Angry Video Game Nerd, Mario podrá tener un mal día con la panza en Mario Time’s Machine pero al menos es un juego agradable a la vista, pero en cuanto a este juego es horrible en todo aspecto. Solo queda por decir que por supuesto nada de esto se aplica a la versión de Game Boy, en donde el juego cumple muy bien en todo aspecto, de hecho vale la pena también jugarlo en el televisor con el Super Game Boy de SNES.

Aladdin de Game Boy

 

Aladdin de Game Boy jugado en Super Game Boy

Muchos de nosotros que en los ‘90 jugamos el Aladdin que vale la pena en los famiclones, 10 o 15 años más tarde buscamos el rom para descargarnos y para nuestra sorpresa nos topamos con este juego de Virgin sin entender que era realmente lo que pasaba.  No es extraño que al juego oficial si lo mezclamos entre todos los juegos piratas, este parezca uno más. Y hablando de juegos piratas, si este es el juego oficial de Aladdin para la consola Nintendo NES, entonces ¿Que tan malos podrán ser los juegos piratas?

Aladdin (Super Game)

Oficialmente llamado “Aladdin” a secas, pero también llamado “Super Aladdin” es un port para los Famiclones del Disney’s Aladdin de Sega Mega Drive y fue desarrollado por la empresa china Super Game a mediados de la década de los ‘90. Dentro de esta serie de juegos piratas pese a ser el mejor port basado en el juego de Virgin, no es precisamente muy conocido ya que quizás se vió muy opacado por la “competencia”.

Super Aladdin está muy lejos de ser lo mejor que hayamos visto en la consola de 8 bits de Nintendo, pero aun así está mucho mejor trabajado que el juego oficial para NES. Para empezar tenemos una introducción  con ilustraciones y un texto que nos va contando la historia, algo que por lo general los piratas chinos omiten, aquí ya se empieza a ver la superioridad de Super Aladdin por sobre el port oficial, ya no tenemos esos molestos dibujos completamente de color morado.

Ni bien comenzamos el juego lo primero que veremos es una pantalla en donde se indica para qué sirve cada item (calcada del juego de Mega Drive solo que con algunos detalles menores). Curiosamente también figuran aquellos ítems que ni siquiera aparecen en todo el juego como la cara de Abu que es para un nivel bonus, un detalle que a Super Game se les olvido corregir. La música pasa a ser otra diferente a la inicial y no es la misma de siempre como en el otro juego, los gráficos son más que aceptables y la jugabilidad ya se siente mucho más satisfactoria, todo esto siempre teniendo en cuenta la comparación que hacemos. Los controles responden rápido, Aladdin se mueve a una velocidad más que aceptable y podemos controlar la altura del salto, la única contra es que con “A” usamos el sable y debido a los pocos botones de la consola con “Select” lanzamos la manzana, este ya es un punto en el que los piratas fallaron, lo mejor hubiera sido poder seleccionar que usar con “Select” como en el juego de Virgin.

Debajo de la pantalla principal veremos una barra de estado, en donde figura la cara de Aladdin con la cantidad de vidas que tenemos, el medidor de energía, la cantidad de manzanas que llevamos y la cantidad de cristales rojos que hemos conseguido. En el juego original de Mega Drive los cristales sirven para comprar vidas en el mercado, pero este detalle no fue incluido en la conversión por lo que la aparición de los cristales rojos no tiene sentido alguno. Los gráficos son aceptables, la animación de los enemigos y de Aladdin están muy bien realizadas. Los fondos imitan muy bien al juego de Mega Drive pero por supuesto que están al nivel del hardware de 8 bits.

 

Si jugamos en un emulador o en una Famicom original lo normal es que no tengamos problema, pero en la gran mayoría de los clones el juego se verá con un tinte verdoso, en algunos clones más alevoso que en otros, pero en la mayoría de los casos pasable. Entre cada nivel habrá una fase bonus en donde el genio nos ofrece muchos items al azar, la condición para jugar esta fase bonus es haber encontrado la cara flotante del genio en el nivel.

Algo curioso de este juego es que cada nivel presenta ilustraciones que ocupan bastante memoria en el cartucho, esto solía ser una práctica poco común entre los piratas que por lo general trataban de gastar poca memoria en un cartucho.

La música a diferencia del juego de NES que está basado en la versión de Game Boy, es una versión de la música del juego de Mega Drive adaptada a 8 bits, el resultado final es excelente. El juego usa un motor de sonido llamado igual que la empresa: “Super Game”, aparentemente tiene relación alguna con Konami (tranquilos que no está al nivel de los mejores juegos de la empresa japonesa).

En líneas generales para ser un juego pirata es un excelente trabajo, el problema es que hay algún que otro error gráfico, faltan niveles del juego original por falta de memoria disponible en el cartucho, hay cosas como los cristales que no tienen sentido alguno, pero la jugabilidad, los gráficos, la música, las ilustraciones, y todo el port en general se puede considerar muchisimo mejor que el port oficial. Lo único realmente malo es que el juego termina en el nivel “Rugrid” (tal vez un error, el original se llama “Rug Ride”), dando la sensación de que es un juego incompleto que tan solo contiene 4 niveles.

Existen dos versiones de este juego, la primera con la pantalla de título que dice simplemente “Aladdin” y la otra llamada con la pantalla de título que dice “Super Aladdin” la cual además es un poco más sencilla ya que se eliminaron algunas escenas para ahorrar memoria en el cartucho.

La mejor manera de identificar el cartucho de este juego es por la palabra “Super” probablemente haciendo referencia al nombre de la compañía, de ahí también el nombre con el que se lo suele llamar “Super Aladdin”, es un cartucho bastante difícil de encontrar por lo que si te cruzas con él, mejor aprovechar a adquirirlo.

Aladdin II (Chengdu Tai Jing Da Dong Computer Co)

Aladdin II es el último de los 3 ports del Aladdin de Mega Drive que podemos encontrar en el catálogo de los famiclones.

El juego fue desarrollado por una empresa de origen chino con un nombre extremadamente extenso y es el juego ideal para hacer sufrir a alguien que haya perdido en una apuesta entre amigos. Quiero decir, es aún mucho peor que el port oficial de Virgin, los gráficos son horrendos, la música si bien varía en cada nivel es de pésima calidad, no hay historia, y la jugabilidad es lo peor que se haya podido ver en una NES.

Para empezar, Aladdin no se parece en nada a Aladdin, los enemigos por alguna razón son verdes como si se tratase de zombis, y en varios casos los fondos parecen glitcheados y no precisamente porque este sucio el cartucho.

A diferencia de los otros dos juegos en este caso podemos elegir el nivel que queramos, y los que quedaron disconformes con el juego de Super Game no se tienen que preocupar porque este juego consta de 8 niveles. Pero en realidad si hay que preocuparse porque el juego es tan malo que ni bien tratemos de jugar el primer nivel ya vamos a querer apagar la consola y cambiar de cartucho urgentemente, sin antes tirar este juego a la basura.

La peor parte se la lleva la jugabilidad, lanzamos las manzanas con el botón Select, usamos el sable con el botón “B” el cual es prácticamente ineficiente porque hay que estar pegados a los enemigos, y los saltos son extremadamente imprecisos. Hasta el movimiento del personaje es muy malo, si mantenemos presionado el botón B, nuestro personaje árabe con turbante que aparentemente es Aladdin caminará automáticamente siendo muy difícil detenerlo, esto es muy molesto porque muchas veces está acción se desencadena accidentalmente. En la pantalla de Game Over aparece la ilustración de un personaje muy extraño que aparentemente es Jaffar.

Lo único que se puede decir a favor de este juego es que el nivel de la alfombra en la lava (Rug Ride) está mejor hecho que en el juego oficial, pero “mejor hecho” en este caso significa “menos peor”, por supuesto que al mismo tiempo está muy lejos de lo que se logró en el Aladdin de Super Game.

Solo recomiendo este juego para torturas, sea como sea evítenlo, probablemente sea el peor juego del que se haya hablado en ésta revista. Por suerte el cartucho de este juego es raro, pobre de aquel que cayó en las garras de dicho juego, la forma más fácil de identificarlo es por el nombre de “Aladdin 2”, aunque también puede tratarse del juego que vale la pena (del que hablaré a continuación).. El juego al ser un port mediocre del juego de Mega Drive también está basado en la primera película, se desconoce por qué se llama “Aladdin II”.

Definitivamente Super Aladdin parece ser hasta entonces lo mejor que se pudo jugar de Aladdin en la consola de 8 bits de Nintendo, pero ¿no hay acaso algo mejor? Lo veremos en el próximo artículo.

Made in China: Famiclones (Parte 4)

MADE IN CHINA:

Famiclones (4ª parte)

por NesBeer

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 11 (Especial Alex Kidd) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Catálogo de Famiclones: Juegos más populares, empresas piratas y ventajas de su catálogo

Llegamos al final de este tema, en la parte 3 hablamos un poco de la calidad de los cartuchos, su desconocido origen, sus características, su calidad, entre otras cosas, pero quedó pendiente lo más importante de todo: El contenido de esos juegos.

En esta cuarta y última parte del especial veremos cuáles fueron los juegos más comunes y populares de los Famiclones (basándome en mi país por supuesto), el Anticristo, Némesis, Lucifer (o como prefieran llamarlo) del catálogo, una pequeña mirada superficial a las empresas Chinas/Taiwanesas o de donde sea de algún lugar de Asia que desarrollaron algunos juegos “exclusivos” para esta plataformas, la gran mayoría malos, otros curiosos, otros bizarros y por supuesto que también alguno que otro increíblemente muy bueno. A todo esto le sumamos también algunas ventajas del catálogo de este formato pirata.

9999 in 1 y otros cartuchos engañosos, la némesis del catálogo

“¡9999 juegos en tan solo un cartucho! ¡Wow, increíble! Mami, papi, quiero ese juego ¿Me lo compran?” Eso fue lo que nos pasó a la gran mayoría de los niños de aquella época en donde Nintendo solo era cosa de países del primer mundo, no se trataba de que éramos unos tarados que caímos en cualquier técnica de marketing, sino de que era un mundo totalmente desconocido para nosotros, nuestra inocentes mentes no nos permiten ponernos a analizar de que no sólo no existían 9999 juegos para el FamilyGame sino que también era imposible meter 9999 juegos en tan solo un cartucho de no más de 1 o 2 MegaBytes.

El otro gran problema era la carátula. Te podía aparecer desde un rejunte de muchas carátulas, pasando por una imagen de Ryu, Ken, Dhalsim y Vega rodeado de imágenes de los distintos juegos que “traía el cartucho”, hasta cualquier cosa que se les ocurra a los piratas chinos; por supuesto que la descripción “SuperGame” era infaltable en la mayoría de estos. Entonces ¿Que podía pensar un inocente niño o niña cuando en una tapa veía los dos tipos rudos de Contra, el gran “Street Fighter”, el genial Terminator, y 4 imágenes distintas de juegos clásicos como Galaxian, Tetris, Super Mario Bros, Duck Hunt, Battle City, Excite Bike, etc.? Pues claro, algo super interesante. La decepción llegaba ni bien ponías el cartucho en la consola china y la encendías: Nada del Street Fighter II de los arcades, nada de Terminator, nada de Contra, ni incluso nada de algunos de esos clásicos que aparecían en la caratula, solo 4 o 5 juegos simples, y ¡MUCHAS GRACIAS! si al menos aparece Super Mario Bros en ese pequeño número. Desde luego que el truco de estos cartuchos está en la repetición constante del mismo juego que no eran más que 4, 5 o 6 juegos en distintas versiones repetidas con la más mínima diferencia en nivel donde se empieza, menú, música, pixel, personaje o lo que a uno se le pueda ocurrir.

Típico menú con juegos repetidos

Esta es la estafa más grande de los chinos, lo peor que este cartucho estaba y sigue estando por todas partes, pero gracias a que Nintendo era comercial en algunos países logró blindarse bien en esos lugares protegiéndose de la piratería, mientras que en los otros países que por supuesto son la gran mayoría del globo terráqueo en donde Nintendo ni figuraba, colapsaban las tiendas, la mayoría de las veces venían incluido con los distintos clones que se vendían. Existen un montón de versiones de este tipo de cartucho, algunos dicen “9999 in 1”, otros “9999999999999999 in 1”, otros “5000 in 1”, otros “1000 in 1” y así con distintas variantes de número y tapas, que no traían nada interesante dentro, aparte de juegos muy simples.

Actualmente se siguen creando este tipo de cartuchos

Pese a que llegó el momento en que ya todos sabíamos que son una mentira muy grande, por alguna razón han seguido saliendo y saliendo hasta nuestros días, no hay forma de encontrar explicación del por qué, y hoy nadie se salva de tener aunque sea una sola copia en su colección, ni les cuento los que son coleccionistas que aunque lo quieran evitar, “El Némesis del Catálogo” siempre estará presente. ¿Quién está detrás de todo esto? Los piratas Chinos por supuesto, pero hay que ser más explícito ¿quién o que empresa/distribuidora exactamente? imposible saberlo.

Juegos más populares

Ciertamente es muy fácil saber cuáles fueron los juegos más populares de Nintendo NES alrededor del mundo, queda visto además en los registros de ventas oficiales ¿Pero si toca hablar de estos países en donde Nintendo no era comercial?

Si a nuestro lado hay un jugador promedio argentino o de algún otro país que pudo vivir a pleno la década de los ‘90 y le pregunta sobre juegos como por ejemplo The Legend of Zelda, Kirby’s Adventure, Metroid, o Tetris de Nintendo (el popular era el de Atari), no conoce ninguno de estos ya que o no llegaron o era muy raros en formato pirata. Es por eso que hago mención de esos juegos que más éxito tuvieron, basándose más que nada en mi propia experiencia.

Super Mario Bros: ¿Que puedo decir yo de este juego que no se haya dicho? Era simplemente el juego preferido de todos, no había jugador de FamilyGame que no lo haya jugado, básicamente la mayoría comenzó su experiencia con este juego, rápidamente la palabra “Super Mario Bros” fue sinónimo de videojuegos de 8 bits, Mario quedó ligado a la infancia de cada uno de nosotros. Sus 2 secuelas oficiales, también supieron tener su gran cariño (en especial Super Mario Bros 3, pero nada se compara con el primero). En muchos juegos piratas, lo habitual era quitar el logo en la pantalla de título o cambiar el nombre de Mario.

Juegos clásicos que venían en multicartuchos: Galaxian, Ice Climbers, Mario Bros, Popeye, Galaxian, Excite Bike, Circus Charlie, DuckHunt, Bomberman, etc

El multicartucho “64 in 1” particularmente fue uno de los más populares y en él además de grandes juegos como StarForce, Adventure Island 1, Super Mario Bros y Goonies, no podían faltar estos juegos clásicos que eran aprovechados en el recopilatorio ya que pesaban pocos KB. Al igual que Mario, estaban presentes en cualquier hogar con FamilyGame. Mención especial se lleva Duck Hunt, el famoso juego en el que hay que dispararle a los patos, era la razón principal del porqué los FamilyGames venían siempre con una pistola como accesorio.

“Tank 1990” o… Battle City: Un juego que vaya uno a saber porque no salió en formato NES, pero que por suerte si llego a todos los países invadidos por piratería China. Si Duck Hunt era el juego de “los patos con la pistolita”, Battle City o Tank 1990 como se lo conoce también, era “el juego de las tanquetas”. Un juego de tanques desarrollado por Namco con posibilidad de cooperativo y de armar tus propios niveles.

Contra: Otro juego muy popular a nivel mundial. Contra al ser tan sencillo y adictivo supo ganar su fama también por estas tierras, su reproducción pirata no es difícil de encontrar, también solía ser común verlo en cartuchos de 4 juegos en 1.

Adventure Island: También conocido como “Islander”, llegó en su versión japonesa que no difiere mucho de las demás regiones. “El juego del nenito de la patineta” le seguía en el podio a los juegos de Mario, se hizo mucho más popular al venir incluido en el multicartucho “64 in 1”. Además muchas veces se lo usa de referencia como el primer juego del listado de éste, para saber exactamente  de que multicartucho se está hablando.

Tetris (Atari/Tengen): Otro juego que al venir incluido en los multicartuchos se popularizó muy rápido y se le tuvo un enorme cariño. No se sabe porqué este y no la versión de Nintendo fue la que llegó, pero esas hermosas melodías rusas nos quedaron grabadas de por vida y quedamos agradecidos de que haya sido esta versión la que se popularizó. Por cierto, no es la excepción de otro formato/versión de Tetris en la que su verdadero creador no se pudo beneficiar económicamente.

Goal 3: …o mejor dicho Kunio-kun no Nekketsu Soccer League exclusivo de Famicom, por ende de Japón. El juego de la extinta Technos Japan fue sencillamente maravilloso, divertido, muy gracioso y extremadamente divertido. Llegó bajo el nombre de Goal 3 y así se popularizó, ni una sola referencia al gran Kunio salvo por su imagen y su nombre escrito en japonés. No necesariamente es un cartucho muy común, ni tan sencillo de conseguir, pero es un juego que en cualquier país futbolero hubiera tenido una excelente aceptación. ¿Las precuelas? A nadie le interesó, Goal 1, Goal 2, puff… Lo importante siempre fue “la tercera parte”.

Captain Tsubasa 1 & 2: Junto con el juego de Kunio y Battle City, aquí no tenemos 1 sino 2 juegos exclusivos de Japón (Sin tener en cuenta la penosa versión Captain Tsubasa 1 que salió en el resto del mundo). Otro juego de fútbol, Supercampeones aquí, Campeones: Oliver &Benji en España, básicamente en la escuela todos quedamos sorprendido al ver un juego que se veía como en su serie animada (bueno, más o menos), este juego con su extraña mecánica RPG-Fantasía logró pisotear todo lo visto anteriormente, pese a estar completamente en Japonés tarde o temprano te aprendías/memorizabas sus comandos.

*Menciones especiales de juegos populares: Rockman 1 al 6, Adventure Island 2 & 3, TMNT 2 & 3, Aladdin (HummerTeam), Mario Hacks (en especial Mario 10, hack de Jackie Chang Action Kung-Fu), Ducktales, Saint Seiya, trilogía Double Dragon, Mortal Kombat (Piratas), Chip & Dale, Tiny Toons.

Empresas asiaticas sin licencia

Así como en el mundo de Nintendo NES hubo ciertas empresas que desarrollaron juegos sin licencia como WisdomTree, Tengen, Color Dreams, Camerica o incluso la conocida empresa Codemasters, en China y alrededores no se quedaron atrás. Además de los hacks (de Mario en su mayoría y su sin fin de “secuelas”) que cambiaban el pixel del personaje, también salieron obras 100% de origen piratas, muchos eran pobres adaptaciones de juegos como Mortal Kombat o Street Fighter 2, también existían los ports de juegos de 16 bits como Aladdin, The Lion King, Earthworm Jim, Boogerman, Donkey Kong Country, etc y por supuesto que juegos ideados por los mismos piratas como podrían ser “Kart Fighter” o “AV Bishoujo Senshi Girl Fighting” que recuerda sospechosamente a los juegos de lucha de Sailor Moon.

Hubo varias empresas asiáticas que se dedicaban a hacer estos juegos sin licencia, muchas de ellas desconocidas y desaparecidas sin dejar rastro alguno, otras que hasta hoy en día siguen existiendo (como por ejemplo NTDEC), otras muy respetadas por los fanáticos de los Famiclones como HummerTeam y SomeriTeam, pero si hay algo que tienen en común estas empresas es el principalmente misterio,  seguido por quienes estaban detrás de ellas, como eran los arreglos con los distribuidores o si distribuían sus juegos ellas mismas y la información sobre ellas. En distintos artículos de esta sección habrá oportunidad de expandirse más y hablar sobre algunas de ellas.

Ventajas del catálogo Famiclon

Habiendo leído ya todo lo anterior uno más o menos se da cuenta cuáles fueron las principales ventajas de este catálogo, lo que no quedan dudas es que no habiendo ningún tipo de restricción, permite que haya tanto juegos exclusivos de Japón como de América y Europa, dando entonces un número de títulos muchísimo mayor que sus pares originales, sin olvidar que se suman la enorme cantidad de títulos piratas que salieron de tierras asiáticas. Lo más increíble de todo es que existe algún que otro título solamente disponible en formato Famicom Disk System exclusivo de Japón transformado al formato del cartucho pirata como por ejemplo la versión japonesa de Super Mario Bros 2. Los juegos como Castlevania 2 y Metroid existen en este extenso catálogo pero forman parte de las mayores rarezas, incluso existe un increíble multicartucho que contiene los 6 Rockman, pueden buscarlo en internet para más información.

Es por todo esto y más que siempre habrá que tener presente este enorme mundo y más en los países en donde se vivió todo esto. Hasta estos días, muchas características siguen siendo totalmente desconocidas, la información y el coleccionismo del Famiclon también es una búsqueda incesante de tesoros. Con este especial hecho en 4 partes lo damos por concluido, pero esto apenas es el comienzo de todo, en los siguientes números habrá comentarios de empresas piratas, de juegos piratas, incluso también de juegos lanzados para otras consola que no tengan que ver con la hogareña de 8 bits de Nintendo.

Cartucho con los 6 Rockman

Made in China: Famiclones (Parte 3)

MADE IN CHINA:

Famiclones (3ª parte)

por NesBeer

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 10 (Especial Half Life) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

El mundo de los Famiclones (3ª parte)

Cartuchos Piratas: Origen y características

Tras la primera parte y la segunda, continuamos con este extenso mundo y no hay que dejar de lado una de las cosas más importantes de los videojuegos:  los juegos.  En este caso los piratas chinos atacaron con todo para bien y para mal. En esta ocasión voy a hablarles solamente de las características de los cartuchos piratas, ya habrá tiempo para hablar de juegos y del extenso catálogo de los Famiclones que podían jugar los jugadores de países emergentes.

De entrada solo puedo decir que son muchísimos los puntos negativos de los cartuchos piratas, aunque también podemos ver el lado bueno (bajos precios), quizás solamente aquellos que tuvimos que convivir con la piratería sin tener ni la menor idea de la existencia de un producto original. La idea de este artículo es contar un poco el origen, distribución y características de estos cartuchos piratas como ya se hizo en el artículo anterior con el hardware de los clones.

Origen y distribución

¿Cuándo se empezaron a distribuir estos cartuchos? ¿Quien diseñó estas carcasas que dejan ver a simple vista la diferencia con un cartucho de Famicom original? Los que diseñaron las portadas de los juegos ¿Son los mismos que los de las carcasas? ¿Cuantos cartuchos piratas se han vendido? ¿Quién se encargaba de la distribución? y un sin fin de preguntas son las que uno se puede hacer y lamentablemente no hay datos precisos para responder.

Muchos cartuchos tienen pegatinas inclasificables

Si se sabe de algunas empresas de China, Taiwan y Hong Kong que han distribuido sus propios cartuchos como Whirlwind Manu, Bit Corp., NTDEC, GameStar, NT, etc o el caso particular de Rusia con Steepler Ltd. que incluso llegó a tener un acuerdo con Nintendo para evitar la distribución de consolas piratas de Sega en la Rusia de los años ‘90; y también estaban aquellas que desarrollaron sus propios juegos piratas como HummerTeam, Micro Genius, Cony Soft, Super Game, etc.

Hoy en día el desarrollo y distribución de estos cartuchos sigue como si nada en todos los países que dominaron el mercado de videojuegos los Famiclones. Pese a esto, todavía no se sabe que empresa China se encarga de esto, quien sigue con la distribución a los demás países. Por lo general son cartuchos de una calidad extremadamente pobrísima (tanto en el plástico de la carcasa, como en la plaqueta), con caratulas adaptadas a estos tiempos y la tendencia general marca que los cartuchos son 4 juegos integrados y por supuesto que también están los famosos “9999999 in 1” que se resisten a abandonar el mercado. No quedan dudas de que la mayoría de la gente ya es muy consciente de que estos cartuchos son 100% de origen chino, nadie los compra, pero por alguna razón están en cada tienda de videojuegos, de hecho si hoy uno va a una tienda a comprar un juego de “Family” es probable que el vendedor te mire con una cara rara.

Cartuchos piratas actuales

 

Diseño de carcasas y portadas

Imagino que todos los lectores de esta revista ya conocen perfectamente como es un cartucho original de NES y como es uno original de Famicom, dejando de lado que en este caso suelen existir muchas variantes de color pero también de diseño (como los de Konami).

Mientras que los cartuchos piratas de 72 pines están basados en los de NES, los de 60 pines hacen lo respectivo con el diseño del cartucho de Famicom. Es un hecho de que hay varios fabricantes de carcasas no solamente en China sino que también en los países que consumían estos productos, dada la posibilidad de encontrar pequeñas variantes en la carcasa es imposible decir cuál es el diseño “oficial” pirata, pero lo que sí está claro es que la gran mayoría imita el diseño de un cartucho de Famicom original sea del color que sea.

Marios originales VS Marios piratas

Hablando de color, un cartucho de Super Mario Bros de Famicom es si o si amarillo, en el caso de un Super Mario Bros pirateado, esta carcasa podía ser de cualquier color, y a veces podíamos encontrar un diseño diferente en la tapa en caso de que fuera otro el fabricante que se encargó de eso. Los cartuchos normalmente venían sueltos sin ninguna caja ni manual, salvo muy pequeñas excepciones de algunos juegos desarrollados completamente por piratas, muchas veces incluían una cajita de plástico transparente con variedades de color que protegía al cartucho, esto dependía más que nada de la tienda donde uno iba a comprar, tranquilamente podías recibir el cartucho suelto.

Cajas protectoras para los cartuchos

Existían tiendas que tenían hasta sus propias cajas de plástico, probablemente como una especie de publicidad. Normalmente estas porquerías no hacían más que ocupar espacio de más y molestar; su diseño también podía variar dependiendo de su fabricante, una vez más también había muchas industrias nacionales dedicada a fabricar estas cajas protectoras de plástico. Otras venían con unas cajas de cartón selladas, que le daban a los cartuchos como una apariencia más “seria y oficial”. Una empresa que uso mucho esta tendencia fue la compañía taiwanesa Bit Corp. que tenía una sucursal en Argentina y distribuía los cartuchos en dicho país con sus propias cajas bajo el nombre de Bit Argentina S.R.L. y curiosamente hasta contaban con una garantía.

Etiqueta trasera de los cartuchos de Bit Argentina

Estos cartuchos también tenían etiquetas traseras propias, y nuevamente variaban según el distribuidor o fabricante, algunos cartuchos directamente no llevaban nada ya que la mayoría venían con las indicaciones grabadas en el mismo plástico. Normalmente las indicaciones venían escritas en inglés.

Ahora hablemos de las portadas. Son un mundo aparte. Nuevamente no se sabe el origen de estas. Claramente son de una calidad que no se puede comparar con un juego original, y van desde imitaciones totalmente exactas, mientras que otras se les eliminaba toda referencia a títulos, nombres empresas oficiales, logos y hasta personajes (caso común el de Mario) para evitar problemas legales, y como no, estaban las engañosas que ponían algo moderno para vender más, esta tendencia es la que se usa actualmente.

No faltaban las más extravagantes que ni un ser humano completamente fumado podría idear. La falta de control sobre estas portadas, provocaba que los piratas pudieran hacer los que se les diera las ganas, poner imágenes engañosas, títulos mal escritos, portadas puestas al revés, portadas erróneas, títulos engañosos como el de “Rockman 7” y un montón de injusticias más.

Muchos piratas cambiaban el nombre del juego

Calidad de los cartuchos

La calidad del plástico de estos cartuchos no es del todo mala pero no se puede comparar nunca con un cartucho original de Famicom o uno de los cartuchos súper resistentes de NES. Hay que tener en cuenta que hoy por hoy los cartuchos piratas que se venden, vienen con un plástico de pobrísima calidad de muy poca durabilidad. El hecho de no ser 100% resistentes, derivaba en que muchos jugadores se terminaron quedando con la plaqueta sola.

Estas plaquetas si variaban mucho de calidad, mientras que las de principios de los ‘90 eran grandes, contenían muchos chips y capacitores, con el tiempo el tamaño se fue reduciendo hasta llegar a algo completamente absurdo y si, de muy poca durabilidad, pero los cartuchos que se vendieron en los ‘90 rara vez traían problemas, hoy por hoy siguen funcionando de maravillas, algo raro de ver en una plaqueta actual. Si vemos unas de estas plaquetas en la gran mayoría de los casos podremos ver una o varias gotas negras como las que contienen los Famiclones NOAC.

Con el tiempo las placas redujeron su tamaño y calidad

Made in China: Famiclones (Parte 2)

MADE IN CHINA:

Famiclones (2ª parte)

por NesBeer

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 09 (Especial Jurassic Park) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

El mundo de los Famiclones (2ª parte)

Origen y Hardware

Ya introducidos con este gigantesco mundo ilegal en el artículo anterior, es hora de hablar del origen de estos clones, el por qué la facilidad de que una enorme cantidad de pequeñas empresas hicieran su propio clon, porque tan bajos costos y algunas de sus características.

FamilyGame, NASA, Polystation, Dendy, Terminator 2, Microgenius, representan solamente el 1% de los famiclones. Son tantos, fueron tantas las empresas que fabricaron el suyo que es casi imposible mencionar una lista de todos ellos, además de su origen y de sus características. Cuando piensas que lo viste todo, siempre encontrarás algo nuevo, sin contar que hasta estos días se siguen fabricando clones de esta consola, hoy por hoy totalmente legales, ya que el Famiclon fue ilegal hasta el año 2003, cuando finalmente la marca “FamilyComputer” expiró por completo.

Origen

Antes que nada quiero empezar hablando sobre el término “Famiclon”. El porqué, es claramente más que obvio (la fusión de las palabras Famicom y Clon), pero si viajamos en el tiempo a los ‘90 en ningún momento hubiéramos escuchado este término. Recordemos que las empresas distribuidoras, junto con la publicidad que hacían, imponían un nombre como “FamilyGame” o “Dendy”, mientras que en otros tenían el mismo que la consola original (en los caso de los países latinoamericanos donde no había un nombre dado, era simplemente “NES”). Por lo tanto pensar en la persona que inventó este término y en donde se popularizó es imposible saberlo, pero lo que es seguro, que en la primera generación de Famiclones no lo fue, tal vez los clones que imitaban el diseño de la PlayStation hayan sido el principal desencadenante.

No hay data registrada del origen exacto del primer Famiclon, ni tampoco de quien lo fabricó, lo que sí es seguro es que fue en China, Taiwan o algún país de las cercanías, a fines de los años 80, como una alternativa ilegal y menos costosa que la Famicom/NES. Los primeros Famiclones creados eran muy parecidos a las Famicom originales, no sólo por su carcasa, sino también por sus componentes internos. Esto tal vez se deba a que los fabricantes de esos componentes y chips eran los mismos que fabricaban los de las consolas de Nintendo. Estos clones “exactos” generalmente son denominados los de “Primera generación”, con algunas pequeñas variantes con respecto a las consolas originales que los fabricantes chinos consideraban una “evolución o mejora”, como el hecho de poder remover los joysticks y la incorporación de botones turbo.

De todos modos los clones completamente exactos pese a ser un poco más escasos también existieron (algunos hasta con el “Made in Japan”), aunque por ejemplo no tenía sentido que no se puedan remover los controles ya que estos se rompían con bastante facilidad (ni siquiera los controles de la Famicom son indestructibles), y la falta de los botones “Start” y “Select” en el segundo control, también era algo innecesario ya que hacían falta para algunos juegos que requerían de estos botones para el segundo jugador. Por otro lado, es muy raro ver un clon que en el segundo mando incorpore micrófono como el de la Famicom original. Un poco más tarde empezaron a surgir variantes de colores, etiquetas propias, “marcas” y la diferencia de calidad y variante entre los clones se empezaba a notar.

Famiclon imitando el estilo de Famicom, pero en gris

El “NOAC” o “NES on a chip”

Para que haya una gigantesca cantidad de compañías pequeñas que hayan creado su propio Famiclon tiene que haber una razón, y esa razón fue un chip creado a principios de los 90. Dicho chip se lo conoce como “NES On A Chip” con las siglas NOAC, y no hay registros de cuál fue el primer Famiclon que lo usó y ni de quién fue exactamente su creador. El NOAC es un circuito integrado CMOS que reemplaza el funcionamiento de la NES en un diminuto chip de 82 pines, por lo general cubierto de una gota de plástico negro para mantenerlo refrigerado y protegido. Es común que los NOAC presenten problemas a la hora de correr juegos, como glitches en el audio y vídeo (Prince of Persia, Felix The Cat, entre otros), y en varias ocasiones juegos que directamente no funcionan (Castlevania III).

PolyStation por dentro

Debido a que en la mayoría de los casos estos problemas no eran notorios y muchos juegos funcionaban a la perfección, el NOAC era una puerta a todos esos fabricantes con recursos más bajos; y estos chips al ser muy accesibles y más económicos que usar placas propias como los primeros Famiclones, se volvieron los mas usados por los fabricantes, lo que explica la razón del porqué los primeros clones eran de calidad superior, incluso los de una misma marca y carcasa. No fue solo una empresa la que fabricó estos chips, podía haber pequeñas diferencias entre los modelos, por lo que a veces la calidad variaba bastante, era como una lotería, si tenías un Famiclon con un chip NOAC nunca ibas a saber que tan bueno o mejor dicho que tan malo, era tu clon.

Famiclon con placa propia

Un dato curioso y a tener en cuenta dentro del mundo de los famiclones es el de la empresa Argentina “Electrolab”, por lo general sus consolas fueron famosas dentro del país con un diseño redondo quizás más infantil de lo normal, pero se destacaron por ser de muy buena calidad (en comparación a otros clones), eso es porque usaban su propia placa. Más tarde decidieron usar los chips NOAC para abaratar costos de fabricación y así poder tener más ganancias; como resultado por supuesto que la calidad empezó a bajar notablemente pese a que por fuera sean exactamente a la primer camada de clones que largaron. Esa es la razón del porqué algunos clones de una misma empresa pese a ser exactamente iguales pueden variar en cuanto a calidad.

Una de las empresas más famosas que produjo chips NOAC fue la empresa Taiwanesa “UMC” fundada en 1980, algunos chips llegaron a ser de muy buena calidad. Hoy en día esta empresa sigue activa y se dedica principalmente al desarrollo y el mejoramiento de la tecnología de chips.

Ejemplo de chip NOAC

Diseño de clones

Hubo y hay distintos tipos de clones. Como había comentado al principio los clones eran lo más exactos posible al Famicom original. Al poco tiempo se le fueron agregando los botones turbo, se le agregó a START y SELECT al segundo jugador, y entre piratas chinos llegaron a la conclusión de que ya era inútil que los controles no se puedan intercambiar. Lo más loco de todo esto, que aun así, si desarmas estos controles sin los botones START y SELECT, y miras la placa del circuito, verás que las conexiones de estos botones siguen presente. Esto se debe a que solo se fabricó un tipo de circuito, siendo exactamente el mismo para el joystick 1 y 2., lo único que cambiaba era la carcasa del mando. También los clones tenían la particularidad de incluir conectores AV para obtener mejor calidad de audio y vídeo.

Family Game Electrolab y su curiosa forma redondeada

Más tarde en lo que podríamos llamar una “segunda generación de clones” se fueron presentando distintos diseños como el que presentó la ya mencionada Electrolab, basado también en el modelo original de Nintendo, pero con una forma redondeada estilo UFO; Ending-Man BS 500-AS (mejor conocida como “Terminator 2”) fue quizás uno de los clones más importantes y de los que impuso la tendencia de hacer un diseño propio. Fue muy popular ya que se vendió en muchos países, como Serbia, Polonia, Pakistán, Bosnia, Croacia, Rumanía, Bulgaria, India, Hungría y Albania, y hasta en la mismísima España. Una vez más, es imposible saber cual es el origen de esta consola y quien la vendió bajo el nombre de “Terminator 2” , en cuanto a su nombre, no quedan dudas de que fue una cuestión de marketing.

El hecho de que estos clones fueron muy populares en pleno inicio de la cuarta generación de consolas (destacada más que nada por SNES y Megadrive), dio como resultado consolas piratas que imitaron estos diseños. Si bien recuerdo que en las tiendas se seguían vendiendo como si fueran “Familys” , estoy seguro que el motivo principal para vender estas consolas con estos diseños, era estafar a la gente, o al menos darle una aproximación a lo que era una consola de cuarta generación, ya que para mucha gente eran algo inalcanzable por su situación económica. No era extraño que un niño iba a preferir un modelo de FamilyGame que imite el diseño de una “inalcanzable” Super Nintendo, por sobre cualquier cosa ya presentada en el mercado.

Famiclones imitando a SNES, Mega Drive y NES

Por supuesto que a medida que se popularizaron otras consolas los diseños cambiaron a lo que se iba poniendo de moda, ¿Quién nunca vio una “PolyStation” sino? Esta tendencia de que los clones imiten las consolas actuales sigue en estos días, algo que también se trasladó a los PMP o MP5 (reproductores multimedia chinos), de una u otra forma aparentemente se vende más si se imita el diseño de una consola portátil que con un diseño propio.

Si volvemos a los controles, estos también variaban según el diseño del clon. Por lo general internamente eran casi todos iguales, pero un problema bastante grande era que algunas consolas usaban controles con conectores de 9 pines, y otros con conectores de 15 pines (como los de la pistola). Es sabido también que los clones tenían un conector para la pistola, pero aun así este también servía para conectar el joystick de 15 pines, y funcionaban perfectamente. Al igual que las consolas, los controles tenían una calidad bastante baja, era normal que se rompieran las gomitas de los mismos o se cortaran los cables debido a la mala soldadura.

En cuanto a las pistolas, las más comunes eran aquellas que eran casi iguales a la NES Zapper, pero como siempre si la comparamos con las originales, se nota la baja calidad hasta en el plástico. Otro diseño muy común era una copia exacta al de la pistola fabricada por Konami llamada Konami Justifier. No faltaba el Famiclon que quería destacar y usaba su “propia” Pistola que solo funcionaba en su consola correspondiente.

PolyStation con mandos y pistola

Made in China: Famiclones (Parte 1)

MADE IN CHINA:

Famiclones (1ª parte)

por NesBeer

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 08 (Especial Renegade/Kunio Kun) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Introducción

Todos sabemos que la piratería en los videojuegos siempre existió y hasta hoy en día las compañías actuales luchan como pueden contra este “mal” para la industria… o “bien” para muchos. Lo que sí es cierto, es que para estas corporaciones, la piratería siempre fue un verdadero problema, quizás no tanto en los países más desarrollados, pero ya desde las épocas de la Atari 2600 en donde es probable que muchos de nosotros todavía no habíamos nacido, los piratas chinos ya estaban a la orden del día con sus clones de Atari 2600, la primer consola de la industria con ventas masivas,  y una de las consolas con más clones.

Si bien el verdadero apogeo de Atari 2600 en los países donde esta querida industria siempre apuntó, duro entre 1977 y 1983, su vida pirata duro aun más tiempo de lo que uno puede imaginar, y fue hasta la propia Coleco la que intervino de manera “indirecta” en esta piratería, con el Módulo de Expansión #1 para ColecoVision, el cual permitía jugar juegos de Atari 2600 en una ColecoVision. Esto llevó a que Atari demandara a Coleco, pero curiosamente fue Atari quien perdió el juicio, por lo que permitió que hasta la propia Coleco sacase su clon de Atari 2600 pagando una licencia; este clon de Atari 2600 fue llamado ColecoGemini.

Viendo el éxito de Atari y las grandes ganancias que su exitosa consola le dejaba a la empresa, los piratas chinos empezaron el ataque pirata lanzando sus clones a través de mano de obra barata con ventas a muy bajo costo, razón por la cual también lograron vender enormes cantidades en varios países. Pero no fue sólo china la que produjo clones, países como México, Brasil y Argentina también lanzaron sus propios clones, dando como resultado mayor venta de consolas piratas que originales en esos países. Una buena alternativa para Atari sería licenciar algunos de estos clones, por ejemplo la empresa Skydate S.A. de Argentina, produjo un clon replica de la Atari 2600 Jr. (aunque también parece que fueron manufacturados en Taiwan) y esta obtuvo la licencia oficial de Atari, por lo que les dejaría ganancias aseguradas, otro buen ejemplo fue la empresa brasileña Polyvox, que fabricaba bajo la supervisión de Atari y en 1985 fabricó un clon del modelo DarthVader con algunas evidentes modificaciones. Por lo tanto, las consolas originales en estos países eran escasas, y predominaban las consolas licenciadas y los clones. Mientras el primer mundo ya disfrutaba de la nueva generación, por estos lados se formaba la guerra de consolas licenciadas vs clónicas, pero no solo fue Atari 2600 la afectada ya que hasta ColecoVision tuvo que optar por la producción de clones licenciados para no perder ventas,  y así siguió durante toda la década de los 80.

Nintendo ni siquiera se fijaba en el mercado emergente, y Sega eran respaldada por empresas como TecToy (quien actualmente sigue produciendo nuevos modelos de Mega Drive y Master System, y hasta patentó su propia consola llamada “Zeebo”), quien se encargó de la fabricación y distribución de diversos modelos de Master System y Sega Mega Drive principalmente en Brasil, pero también en países vecinos, de todos modos no bastó para enfrentar los ejércitos de clones chinos y taiwaneses.

Los clones eran baratos y numerosos

Hoy en día, con los medios de comunicación masivos, el acceso más fácil a la información vía internet y demás, no permite que la piratería engañe tanto a la gente como lo supo hacer durante muchísimo tiempo, pero aun así no deja de estar presente en todos lados, ya sea en clones mediocres de Wii (Wee o Vii), los “PMP” que son reproductores multimedia de muy baja calidad que permiten emular algunas consolas y por lo general han sido lanzados con un diseño clónico de la PSP, en portátiles chinos de Sega Megadrive (Sega Gopher, entre otros) o incluso de sobremesa (el mediocre clon de bajísima calidad basado en Sega Genesis 3, llamado “Mega 3”). En cuanto a los juegos, hoy por hoy uno mismo produce muy fácilmente sus propias copias piratas a través de CDs y DVDs, pero de todos modos son los piratas quienes se encargan de hackear los firmwares de cada consola o lanzar sus propios chips para lectoras. Incluso en el mundo de las Nintendo DS, hay una enorme cantidad de tarjeta flash (en su gran mayoría de origen asiático) que permiten entre otras cosas, jugar todos los juegos del catalogo de la DS. Algunos si bien son de bajísima calidad, otros como la Super Card DsTwo nos permiten hasta emular juegos de Game Boy Advance en una Nintendo DS o 3DS a la perfección.

En definitiva, es bien sabido que la verdadera capital de la piratería se encuentra en China y el 95% de la piratería es originaria en dicho país, por eso estos artículos la homenajeamos con el obviado nombre de “Made in China”.

Los míticos cartucho multijuego

El mundo de los Famiclones (1ª parte)

En Japón la exitosa consola de 8 Bits de Nintendo se llamó Family Computer, mejor conocida como Famicom. En Estados Unidos, Canadá, Australia y la gran mayoría de los países de Europa se llamó Nintendo Entertainment System, más conocida con las siglas NES. No importa que fueran modelos muy diferentes entre sí, que cada región tuviera sus juegos exclusivos, que tuvieran nombres diferentes, etc; lo que sí es cierto es que estos dos modelos, siempre fueron acompañados de la mano, siendo para la gran mayoría una misma consola, solamente diferenciada por modelos y distribución de juegos por región entre Europa y EEUU (PAL – NTSC). La historia de esta consola es repetida y la gran mayoría ya la conoce, en resumen, permitió que los jugadores japoneses, norteamericanos, europeos y australianos, puedan disfrutar durante la década de los ‘80 y principios de los ‘90, de una de las mejores consolas de la historia, hasta la llegada de los 16 bits.

Pero recién a principios de los ‘90, esta consola tuvo su verdadero éxito en la mayoría de los países emergentes. Dendy en Rusia y Ucrania, Pegasus en Serbia, Bosnia, y Polonia, Family Game en Argentina y Uruguay, y algunos otros nombres inventados que invadieron otros países de Latinoamérica (tengo entendido que en Chile y México, la NES si se la conocía como tal a pesar de la presencia de la piratería), de Asia (excepto Japón), Sudáfrica, y países del medio oriente.

No importa como se llamasen o que marca tuvieran, todas tenían el mismo origen, China y Taiwan, solo que las empresas que importaban estos clones, le ponían la etiqueta de su compañía y la vendían bajo marca. Por lo que una Micro Genius VIQ-501 era llamada Dendy en Rusia, Nichiman en Colombia, mientras que en otros países simplemente era la “Micro Genius”.

Dendy, la Micro Genius rusa

Para contarles bien como fue el mundo de los famiclones en los ‘90 (ya que hasta hoy en día esto sigue, con clones de bajísima calidad que imitan consolas actuales, como la PolyStation 3), me tengo que basar en mi experiencia de cómo se vivió este engaño en mi país (Argentina), una historia que fue bastante similar en el resto de los países emergentes de todo el mundo.

Aunque los fanboys argentinos de Nintendo lo nieguen una y otra vez, es sabido que Nintendo nunca puso ni un solo dólar para distribuir oficialmente su consola de 8 bits en mi país (historia que ha repetido siempre hasta estos días), y es por eso que en esos tiempos se vivió prácticamente una generación atrasada, y la presencia de una NES original era prácticamente escasa, debido a que solamente se podían conseguir bajo importación a precios extremadamente excesivos, sólo siendo las familias adineradas quienes pudieran adquirir una.

Los videojuegos eran un tema fuerte en todo el mundo y por supuesto que Argentina no era la excepción, los juegos de PC no faltaban por ningún lado (aunque poca gente tenía PC en aquellos tiempos), pero sin embargo la famosa consola de 8 bits de Nintendo nunca llegaba, pero esto terminó a principios de los ‘90, gracias a que los piratas chinos fabricaron una enorme cantidad de variantes de clones y los distribuyeron en casi todo el mundo, en donde las empresas importadoras le agregaban el nombre de su empresa, y vendían estos clones bajo su nombre. Nosotros también pudimos disfrutar de la NES/Famicom, tarde pero seguro, pero nunca fuimos conscientes de que se trataba de una consola clon de NES o Famicom. Ni siquiera sabíamos de la existencia de esos nombres, para nosotros simplemente era el “Family Game” ya que la gran mayoría de los clones que empezaron a prosperar, llevaban ese nombre. Nadie sabía el origen de esta consola ni a quién pertenecía realmente, sólo se sabía que era un éxito de ventas debido a su bajo costo y a su enorme catálogo de cartuchos intercambiables (basados en los de Famicom) que combinaba tanto los juegos de Famicom, como los de NES, y un sin fin de juegos piratas, dando la posibilidad que el catálogo de los famiclones sea incluso aún mayor que los verdaderos catálogos de NES y Famicom. Nosotros pensábamos que esta consola se vendía en todo el mundo, ya que hasta pudimos disfrutar de varios títulos que estaban completamente en Japonés.

Pero el Family Game solo era el nombre popular que recibieron estos clones basados en la Famicom (probablemente por la cercanía de China a Japón). Existía una enorme variedad para elegir como: Bit Game, Froggy, Family Game Action Set, Bitman, Argenvision, Electrolab (fabricado aquí mismo, y famoso por su forma redonda y ser uno de los pocos en poder reproducir Castlevania 3), y algunos clones de la empresa Taiwanesa Micro Genius quien fue la encargada de fabricar el modelo que se vendió en Rusia bajo el nombre Dendy, distribuido por la compañía Steepler Ltd. (Recomiendo ver un documental ruso que se subió a YouTube llamado “La maldición del Elefante Gris” para más información sobre esto). Por supuesto que no tardaron en llegar los clones que imitaban el modelo de Sega Megadrive 2 y más tarde el de PSone.

No importaba la forma y el nombre del Famiclon, por más que fuera un Bitman o un Electrolab, uno se refería a su consola como “El Family”. Es por eso, que si se comunican con alguien de mi país, y le hablan de la NES probablemente no les entiendan, pero ellos sí van a recordar con mucho cariño una consola llamada Family Game, de alguna compañía desconocida, y también es probable que al mostrarles una Famicom, piensen que esa fue la consola que tuvieron en su infancia.

Family Game, la más popular

El Family Game su fama la ganó más que nada gracias al popular Super Mario Bros, pero también a los multicarts “64 en 1” o “76 en 1” que contenían juegos clásicos como Excite Bike, Popeye, Ice Climber, Circus Charlie, Galaxian, Mario Bros, Battle City, Mappy, Star Force, Gradius, etc. También se hicieron muy populares juegos que venían en cartuchos individuales o en multicartuchos de 4 en 1, como Contra, Megaman, TMNT, Captain Tsubasa (en su versión original japonesa), Double Dragon, Super Mario Bros 3 y un largo etc. Curiosamente juegos como los Zelda, Kirby’s Adventure, Metroid, KidIcarus, y Castlevania 2 prácticamente eran desconocidos ya que casi ningún Famiclon podía correrlos bien, y además los cartuchos de estos eran prácticamente nulos. El hecho de haber vivido bajo este engaño de los Famiclones, hizo que muchos se sorprendieran cuando se enteraron de que vivieron engañados durante una década.

El Famiclon tenía sus ventajas y desventajas las cuales hablaré en el próximo artículo, pero aún así por estos lados se les guarda muchísimo cariño pese a que muchos se rompían con mucha facilidad. Por estas razones muchos no ven con buenos ojos esa consola occidental que jugaban los americanos y los europeos llamada Nintendo NES, ni tampoco a la compañía en general (ya que muchos hasta estos días ignoran que el Family, en realidad se trata de un clon de una consola de Nintendo). Pero tampoco es de extrañarse esto, porque de todos modos Nintendo no hizo lo correcto, razón por la que se perdió un gigantesco número de ventas (si sumamos la cantidad de habitantes de todos estos países, aun dejando de lado China, llegamos a una cifra totalmente arrasadora), y consecuencias como perder siempre la batalla económica contra la competencia, tanto que Nintendo no tuvo éxito frente Sega Megadrive y sus clones, y luego contra la fiebre de las consolas de Sony, siendo sin embargo Nintendo la que más se preocuparía por la publicidad, pero aparentemente no con la distribución y los precios, ya que además en las ciudades medianas y chicas, prácticamente no encontrabas en ningún negocio los productos de Nintendo, y si alguien te las podía traer de Buenos Aires, fácilmente te cobraban el sueldo entero de tus padres.

Imitación de la NES: Micro Genius