Análisis: Infiltrate (Atari 2600)

INFILTRATE

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 46 (Especial Rampage)

Título: Infiltrate
Plataforma: Atari 2600
Número de Jugadores: 1 o 2
Género: Acción
Desarrolladora: Apollo
Año: 1981

Infiltrate nos pone en la piel de un agente secreto que está en la base enemiga para robar sus documentos importantes y así poder acabar con ella, pero claro, al estar infiltrado deberá andar con mucho cuidado de que no le vea ningún enemigo. La idea suena bastante bien, pero lo interesante es comprobar como se trasladó a Atari 2600.

Gráficos

Los escenarios son claros, el fondo negro, los diferentes niveles de la base con colores variados y los ascensores se reconocen automáticamente al ser plataformas que suben o bajan. Nuestro agente secreto recuerda a un humano y aunque no esté a la altura de lo visto en Pitfall, a mi me parece más que decente, sin embargo nuestros enemigos no parecen humanos y dudo que lo sean, pues son redondos y con patas (¿se habrá infiltrado nuestro agente en una base de extraterrestres?), según el manual son enemigos programados para asesinarte, así que quizás son robots.

En general, diría que el apartado gráfico es bastante aceptable, soy consciente que podrían haberlo hecho mejor, pero lo importante es que no provoca confusión al jugar.

Tenemos que llegar arriba, para conseguir los documentos

Sonido

Los sonidos no están nada mal y hay cierta variedad (cuando conseguimos los papeles, cuando disparamos, cuando muere un enemigo o nos matan), no son nada que no hayamos escuchado antes en esta consola, pero están bien.

Disparando a los enemigos

Jugabilidad

Movemos a nuestro espía con el joystick y disparamos usando el botón, todo es muy sencillo e intuitivo de primeras, pero luego ves que para subir en los ascensores, en lugar de ponerte encima de la plataforma, debes quedarte al lado y el ascensor te “absorbe” hacia dentro, lo cual es algo raro y requiere un poco de ensayo y error.

Nuestro objetivo es usar los ascensores para alcanzar los documentos que se encuentran en la parte de arriba de la pantalla (el rectángulo de tonos azules) y luego bajar hacia donde hemos empezado para depositarlos, de manera que estaremos todo el rato repitiendo el mismo proceso.

Una vez ya nos hemos acostumbrado a la mecánica de los ascensores, comprobaremos que mientras estamos dentro, no podemos disparar (pero si ser disparados) lo cual hace que tengamos que pensarlo dos veces a la hora de subir en uno. Los enemigos nos perseguirán y dispararán (podemos agacharnos para evitar sus disparos), y aunque se pueden destruir con relativa facilidad, vuelven a aparecer enseguida, de manera que tampoco ganamos mucho quitándolos de en medio.

La jugabilidad es aceptable, la mecánica de los ascensores es rara, pero te puedes acostumbrar, el objetivo no está mal, pero es algo repetitivo, en realidad todo es bastante correcto, pero nada es sobresaliente. Lamentablemente sí que hay una cosa que termina siendo bastante mala: la reaparición de los enemigos. Pues es tremendamente tramposa, ya que pueden aparecer justo delante nuestro y matarnos una vida sin que podamos hacer nada.

Duración

La idea de superar nuestros récords subiendo  y bajando por la pantalla nos ha de motivar para continuar jugando, ya que lo que vemos durante la primera partida es lo que veremos siempre, pues el escenario no varía nunca y solo cambia el comportamiento de los enemigos, que cada vez son más agresivos.

Precisamente los enemigos (y su reaparición tramposa) es lo que nos puede hacer odiar este juego, por eso me sorprende ver que las diferentes dificultades los hace más peligrosos (sus disparos llegan más lejos, se vuelven más rápidos o incluso invisibles y solo los vemos cuando usan los ascensores) convirtiendo este juego en algo increíblemente difícil. También hay un modo para dos jugadores, pero lamentablemente es por turnos, habría sido genial que fuese simultáneo.

Enemigo eliminado, a ver donde reaparece

Conclusión

Infiltrate tiene buenas ideas, pero no las ha pulido del todo, con un par de cambios sería un juego muchísimo mejor, aunque en líneas generales es divertido e intenso durante un buen rato, hasta que se convierte en repetitivo y frustrante.

Nos podemos agachar para evitar disparos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s