Análisis: Wario Land II (Game Boy Color)

WARIO LAND II

por Alf

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 15 (Especial Jojo’s Bizarre Adventure) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Wario Land II
Plataforma: Game Boy y Game Boy Color (compatible)
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: Nintendo
Año: 1998 (Game Boy, en Europa y América) 1998 (Game Boy Color en Japón) 1999 (Game Boy Color en América y Europa)

A la altura de 1998, Wario aún sumaba pocos títulos en su currículum particular. Hasta ese momento, su trayectoria había sido fulgurante desde que debutara en Super Mario Land 2: Six Golden Coins, pero ya habían pasado cuatro años desde Wario Land: Super Mario Land 3 (ambos para Game Boy) y tres desde Virtual Boy Wario Land, desarrollado para la consola homónima, que muy pocos tuvieron ocasión de adquirir o tan siquiera probar.

Sea como fuere, la situación daría un vuelco ese mismo año cuando salió al mercado Wario Land II en Game Boy, y un año después, su edición para Game Boy Color, inaugurando así un flujo continuo de títulos del antihéroe por antonomasia de Nintendo. Como veremos, la espera mereció la pena.

Gráficos

El desarrollo gráfico de Game Boy había llegado a un punto en el que ya no apreciábamos en toda su intensidad el contraste de calidad gráfica entre títulos de cronologías dispares, como había ocurrido con la serie Super Mario Land (uno de los mejores indicadores para seguir esa secuencia por ser sucesores directos unos de otros), incluyendo el primer título de Wario.

A pesar de todo, los gráficos son todavía mejores que los del primer Wario Land. Se aprecia el especial cuidado puesto en ellos en detalles como distorsiones del fondo del escenario por el agua, sprites, etc. El diseño de los personajes es similar, aunque se sustituye la posición “semifrontal” de Wario por la de perfil. Además, Wario es más expresivo y gesticulante si cabe, en momentos claves como en el recuento de monedas al final de un nivel o en sus numerosos cambios de estado. Estamos ante un personaje muy dinámico, con el que más podremos empalizar dentro de una Game Boy.

Los gráficos son geniales

 

Si usamos el juego en un Super Game Boy, el periférico se encargará de darle color (inferior a la versión de Game Boy Color, como es obvio) y un bonito marco a juego, que irá cambiando para adaptarse a la temática del nivel.

Jugando en Super Game Boy

Sonido

Si este título tiene puntos débiles, uno de los más importantes reside en su apartado sonoro.

Las melodías son poco originales y muy repetitivas, pues la mayoría usan (y abusan de) los acordes y el ritmo de la música principal, con menos variaciones que repeticiones. Los marcados contrastes que actúan como contrapeso en Super Mario Land 2 (otro título que peca de repetitivo en ese aspecto) aquí están mucho más atenuados.

Existen demasiadas melodías con ritmos lentos, parsimoniosos y misteriosos, haciendo que ese contraste se reduzca. Aunque en general acompañan bien la acción, hace que se resienta algo la sensación de variedad  Lo compensa en parte la diversidad de efectos sonoros y de melodías de cada una de los cambios de estado de Wario.

Jugando en Game Boy

Jugabilidad

El gameplay es la gran estrella de Wario Land II. Nada más empezar el juego, veremos cómo tres Moléculas Pirata, pertenecientes a la banda del Azúcar Moreno de la Capitana Syrup, entran en el castillo de Wario y roban el tesoro que tanto sudor le costó obtener en su anterior aventura. Tras algunos avatares, emprende una persecución contra los ladrones, que le llevará a los lugares más insospechados.

Nada más finalizar la secuencia, nos encontraremos con algunas líneas de continuidad con respecto a las pautas que marcó su antecesor, pero conforme vayamos avanzando en la aventura veremos que posee toda una serie de novedades que lo convierten en un juego único. Por lo que se refiere a lo primero, Wario sigue teniendo la capacidad de realizar golpes corporales y embestir contra el suelo para destruir bloques y enemigos. También al igual que en el anterior deberá conseguir  monedas, recolectar tesoros y derrotar a los enemigos siguiendo los procedimientos ya conocidos: aturdirlos y lanzarlos contra otros enemigos, destruirlos con un golpe corporal o una embestida hacia el suelo.

Wario seguirá usando sus golpes físicos

A pesar de la continuidad de esos controles básicos, los defectos de jugabilidad de la anterior entrega han sido corregidos. Wario camina más rápido, rompe bloques y derrota enemigos con mayor fluidez a partir del clásico sistema de golpes corporales y embestidas al suelo, nada más rápido (basta con mantener pulsado el botón B para acelerar), tiene nuevos o mejorados movimientos, etc. Entre los movimientos mejorados, cabe destacar la capacidad de ajustar la potencia de lanzamiento de los enemigos en función del tiempo que se mantenga pulsado B, tanto hacia los lados como hacia arriba.

Por lo que respecta a los nuevos movimientos, será de especial importancia el de rodar si se está en una pendiente para acceder a estrechos caminos que se encuentran taponados por bloques. Con todo, quizás siga un poco por detrás de la jugabilidad ágil y fluida de los juegos de Mario.

Wario gordo (si, todavía más)

Pero por lo que destaca Wario Land II es por sus novedades. Lo que más llama la atención en un principio es el hecho de que Wario sea inmortal, pues por muchos golpes que reciba nunca morirá. Por tanto no hay ni número de vidas ni límite de tiempo, lo que hace que la partida se pueda disfrutar de forma ininterrumpida. En su lugar perderá monedas por cada golpe que reciba.

Además, ciertos enemigos pueden provocarle cambios de estado, que además de añadir toques de humor a la aventura y hacernos sentir como si estuviéramos en un cómic de humor o una serie de animación, permitirá que Wario gane facultades especiales y poder acceder a lugares aparentemente imposibles. Y sus estados son sorprendentemente variados: Wario Aplastado, Wario Gordo, Wario Quemado, Wario borracho, Wario Zombie, Wario Hinchado, Mini Wario, Wario Muelle, Wario Congelado… Como resultado, la experiencia jugable puede ser altamente variable dependiendo de las circunstancias en las que se encuentre el personaje.

Duración

Se puede considerar el juego de plataformas más largo de Game Boy, no sólo por la cantidad de niveles, sino porque la mitad de ellos deben encontrarse explorando palmo a palmo para encontrarlos. Esto se debe a que el mapeado del primer Wario Land es sustituido por secuencias animadas,  que además de romper trillado estilo heredado de los juegos de Mario y reforzar la originalidad de la saga Wario, ofrece un componente narrativo singular.

Por otra parte, es de los juegos menos lineales hechos para esa consola, pero no en el mismo sentido que en Super Mario Land 2, en el que se elegía libremente cada mundo para recolectar las Six Golden Coins y acceder así al nivel final, sino para poder acceder por distintos caminos que llevan a finales alternativos. De hecho, si seguimos por el “camino recto” desde el principio hasta el final de la aventura, sólo habremos jugado a la mitad del juego. Para disfrutarlo en su totalidad es necesario volver a jugarlo una y otra vez hasta completar los cincuenta niveles y cuatro finales alternativos que ofrece. Además, la exploración será también vital para hallar la sala del minijuego del tesoro. El resultado es uno de los juegos más profundos que se puedan hallar en esta plataforma.

La recolección de monedas no es algo nuevo, pero cobra aún más importancia si cabe. Su número se incrementa de forma exponencial en los niveles. No sólo hay muchas más monedas normales a la vista, sino que las hay gigantes por el valor de diez, o monedas especiales que aparecen ocasionalmente equivalentes a cien. Además, independientemente de la forma en que se derrote a los enemigos siempre será posible obtener de ellos una moneda, cosa que no siempre ocurría en el primer juego. Pero esa cantidad puede verse reducida por los ataques de los enemigos, de ahí que a pesar de ser inmortal convenga no ser atacados demasiadas veces. Sin embargo, el medio que hace perder las monedas son los minijuegos, que son dos por nivel. Uno consiste en emparejar cartas ocultas para obtener un tesoro y otro en adivinar el número oculto para obtener una pieza de mapa (este último sale por defecto al final de cada nivel). Desbloquear ambos bonus contribuye a incrementar los ya de por sí elevados alicientes para la rejugabilidad.

No obstante, este título dio un gran paso atrás en un aspecto: perdió la posibilidad de guardar en tres archivos distintos. Esto no puede ser un gran problema si juegas solo, pero un gran inconveniente si el juego es compartido. Además si tenéis el juego de Game Boy color, que es compatible con Game Boy Clásica, comprobaréis que la partida reconoce la consola donde habéis jugado, de manera que no podéis continuar la partida de Game Boy clásica (o Super Game Boy) en vuestra Game Boy Color o viceversa.

Wario quemado

Conclusión

Si el primer Wario Land sentó las bases de la nueva saga, Wario Land II supuso la consolidación y maduración del particular estilo de las aventuras del archienemigo de Mario. Un Wario inmortal, aventuras poco lineales, un estilo narrativo, cambios de estado, recolección desenfrenada de monedas, abundantes minijuegos, y una jugabilidad muy pulida.

Este juego constituye un referente, pues algunas de estas características se repetirían en las posteriores entregas de la saga Wario Land.

Wario congelado

Análisis: Wario Land: Super Mario Land 3 (Game Boy)

WARIO LAND
SUPER MARIO LAND 3

por Alf

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 13 (Especial King of Fighters) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Wario Land: Super Mario Land 3
Plataforma: Game Boy
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: Nintendo
Año: 1994

No son muchos los antagonistas de los numerosos spin-offs de Mario que han saltado a la fama. Desde Wart, pasando por Tatanga, Birdo o Waluigi entre otros, pueden sentirse afortunados si aparecen en un discreto segundo plano como personajes jugables de sus juegos deportivos, cuando no directamente caen en el más absoluto ostracismo.

Si existe una excepción a esa regla ese es Wario, jefe final de Super Mario Land 2: Six Golden Coins. Esta parodia del propio fontanero agradó a los fans, hasta tal punto de que tan sólo dos años después (hacia 1994) los chicos de Nintendo decidieron hacer una secuela directa de este título, pero con el propio Wario como protagonista. Así fue como nació Wario Land: Super Mario Land 3 (es significativo cómo éste se ve reducido al estatus de subtítulo).

Como secuela que es, el argumento debe guardar algún tipo de relación con su predecesor, y, de hecho, lo hace. Como recordaréis, Wario había sido derrotado y expulsado del castillo de Mario, quedando sus planes de obtener castillo propio totalmente frustrados. Sin embargo, no tardó mucho en maquinar nuevos planes para lograr tan ansiada meta. La oportunidad se le presentó cuando le llegó la noticia de que la estatua gigante de Peach, hecha de oro macizo, había sido robada por los Piratas del Azúcar Moreno, comandados por la capitán Syrup, quien se convertiría en su principal némesis en las primeras entregas de la saga. Por tanto, debía hacerse con esa estatua antes de que Mario la recuperara. El precio de la estatua más los tesoros que saquease a los piratas bastarían para construirse un castillo más grande que el de su archienemigo y hacer que éste se muera de envidia. Con este sencillo y materialista argumento, hacía su entrada triunfal un Wario cargado de carisma y personalidad, que pronto demostraría que había llegado para quedarse.

Pantalla de título

Gráficos

La tendencia ascendente de la calidad gráfica atestiguada en Super Mario Land 2 tiene su continuación en la entrega protagonizada por su álter ego, hasta el punto de que, sin ser tan abismal como fue este primero con respecto a su antecesor, es bastante notoria.

Todos los elementos que aparecen en el juego (enemigos, objetos, fondos…) están representados a una escala todavía mayor y dotados de un grado de detalle superior. También es digno de reseña el diseño artístico de los escenarios y mapeado recuerda al estilo seguido de los juegos de Mario. Los mundos son muy originales y variados, con áreas de temática culinaria que le otorga un aspecto muy pintoresco.

Pero sin lugar a dudas, su rasgo característico reside en su expresividad. Frente al aspecto hierático que presentaba Mario, vemos a un personaje más expresivo, que realiza más gestos y manifestaciones anímicas en determinadas acciones, todo un logro teniendo en cuenta de que halamos de un juego de Game Boy. A pesar de la mala baba que manifiesta en todo momento el personaje, da la sensación de que, a diferencia del fontanero, nos encontramos ante un protagonista de carne y hueso dotado de emociones propias.

Si golpean a Wario se volverá pequeño

Sonido

El estilo de los temas musicales es distinto al de los habituales en la saga del fontanero. Tienen un ritmo más pausado y parsimonioso, y reflejan el carácter antiheroico, cómico y fanfarrón del personaje. Son asimismo variados y originales, con un número total de temas bastante notable, y al contrario que en Super Mario Land 2, no todos son variables del tema principal, correspondiendo a éstos una fracción importante aunque no claramente dominante.

Los temas acompañan perfectamente a la acción, convirtiendo su banda sonora en una de las que se deben tener en cuanta en la portátil de Nintendo. Los efectos sonoros son igual o más variados que los de Super Mario Land 2.

Probando suerte en un minijuego de bonificación

Jugabilidad

Como sucesor (y hasta cierto punto continuador) de la saga Mario Land, el gameplay conserva ciertos elementos que recuerdan a las aventuras del fontanero. Encontraremos  bloques, monedas, estrellas de invencibilidad y enemigos sobre los que saltar, que te darán un punto de corazón (homologables al medidor de los enemigos liquidados en el Super Mario Land 2). También nos encontramos con el cronómetro del tiempo límite y el contador de monedas, cuyo papel crece espectacularmente junto con la avaricia de su protagonista.

Además, al igual que en el Super Mario Land 2 es posible guardar la partida a mitad de cada nivel (eso sí, esta vez pagando una moneda de diez oros) y poder jugar en tres archivos diferentes. En cuanto a los ítems, son el Ajo (el equivalente al Super Champiñón de Mario), sombreros (el de Toro para aumentar su fuerza física, el de Reactor  para volar por un breve espacio de tiempo y el de Dragón para convertir su gorro en un lanzallamas), y estrellas de invencibilidad, que aparecerán en contada ocasiones y además le harán más veloz. Cuando Wario es herido se trasforma en Wario Pequeño, y si ya está en ese estado, pierde una vida.

Volando con el casco reactor

Pero ahí terminan las similitudes. En todo lo demás Wario Land tiene un estilo propio muy marcado. En los controles se advierte que Wario es menos ágil que el fontanero, por lo que las carreras se terminaron. Si se está acostumbrado a las cabriolas de Mario o de otras sagas, algunos tramos de plataformas pueden hacerse algo más problemáticos, pesados y poco fluidos. A cambio es capaz de embestir bloques y enemigos para hacerlos añicos utilizando su potente golpe corporal (previo aturdimiento para los enemigos más corpulentos), mostrando así una notable fuerza física. También puede agarrarlos y lanzarlos hacia otros enemigos para acabar con todos a la vez, o en ocasiones, estrellarlos contra la pared. La interacción con los enemigos es más realista, pues ya no basta el mero contacto físico para que Wario salga herido, sino que debe ser alcanzado por sus armas o partes letales.

En definitiva, se trata de una completa reorientación del sistema de juego, hasta el punto de ser antagónico al de su archienemigo (movimientos pesados y poderosos frente a los veloces y  ligeros del fontanero) al que es necesario habituarse. Pero pronto se revela como un estilo plenamente funcional, que nos proporcionará horas de diversión.

Duración

La Isla Kitchen se compone de 7 mundos y 40 niveles. Uno de esos mundos (Tierra del Sorbete) es secreto, así como algunos niveles sueltos. Pero su considerable duración no solo se debe a la mayor cantidad de niveles, sino a que éstos albergan tesoros ocultos, por lo que será necesario volver a jugar varias veces hasta encontrarlos todos. Su estilo es lineal, por lo que deberán seguirse por un orden determinado, hasta verse las caras con el jefe final, regresando a un estilo más tradicional de los juegos de plataformas.

Además, su potencial de rejugabilidad es bastante elevado debido a un elemento fundamental en el juego: las monedas. Aquí son un fin en sí mismo, pues deben acumularse en la mayor cantidad posible durante el juego para lograr obtener el castillo más grande al final. Estas se pueden obtener directamente, liquidando enemigos u obteniendo tesoros. Cada uno de ellos tiene un valor determinado que se canjeará por monedas a la hora de lograr el ansiado castillo. Esto hará que el presente diferentes variantes en el final del juego (a más monedas, mejor castillo), incentivándonos a completarlo una y otra vez.

Wario puede romper bloques a empujones

Conclusión

Wario debuta como protagonista en un juego que reinventa los títulos de plataformas, con un estilo único de control y de desarrollo que sentó las bases de los futuros títulos de la saga, ya que se harían recurrentes aspectos tales como los golpes corporales, el acopio de monedas o las distintas formas de noquear a los enemigos.

Se trata además del punto de partida de su saga, Wario Land,  que pasó por prácticamente todas las consolas portátiles de Nintendo. Estamos ante un título clave para los aficionados al género de plataformas y de los clásicos en general.

Usar a los enemigos como arma es muy divertido

Personajes: Wario

WARIO

por Skullo

 wario con dinero

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 01 (Especial Punch Out!) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Primera entrada en el blog de la sección “Personajes”, donde conoceremos un poco mejor  a algunos de los que rondan por nuestros videojuegos favoritos, independiente de que sean personajes principales, secundarios, buenos, malos o todo a la vez, como el personaje del cual hablaremos hoy: Wario.

Wario, el enemigo final de Mario Land 2

Wario, el enemigo final de Mario Land 2

Wario es un personaje que apareció por primera vez en Super Mario Land 2 (1992) como enemigo final del juego, su aspecto es similar al de Mario, pero más gordo, más feo, y mucho más desagradable, y es que el encanto de Wario reside en su faceta de “antihéroe” sin otra intención que molestar y sin otra motivación que hacerse rico a toda costa, mostrando una gran determinación y una gran fuerza, siempre y cuando se trate de dinero.

Tras su primera aparición, Wario obtuvo cierta popularidad, cosa que provocó que Super Mario Land 3 tuviera el título Wario Land y diese a este retorcido personaje el papel de protagonista por primera vez, así que en dicho juego todo giraba en torno a él y su codicia. La cosa no acabó ahí, ya que la saga Wario Land, seguiría con éxito en las consolas portátiles de Nintendo, dando a Wario cascos con poderes y transformaciones, casi siempre con el objetivo final de reunir riquezas.

  Wario Land 1 wario land 2 Wario_Land_3_GBC

Wario Land 1, 2 y  3 fueron un éxito para Game Boy y Game Boy Color

Cuando parecía que Wario era un personaje estancado en los juegos de plataformas (salvo por un breve enfrentamiento con Bomberman en Wario Blast) Nintendo se sacó de la manga un juego totalmente atípico, basado en minijuegos extremadamente simples e intuitivos que no duraban mas que unos segundos, Wario Ware había nacido, tuvo dos títulos en Game Boy Advance y también apareció en Gamecube, Nintendo DS, Wii y Wii U. Pese a eso Wario volvió a las plataformas con Wario Master of Disguise (DS), Super Mario 64 DS (DS) y Wario Land Shake dimension (Wii).

wario-land-shake-it-wii-26

Wario Shake Dimension (Wii)

wario land virtual boy

Wario Land para Virtual Boy

Aunque Wario ha estado ligado a las consolas portátiles generalmente, también tuvo juegos con su nombre en consolas de sobremesa: Wario Woods (NES-SNES), era un juego de puzle, donde paradójicamente no le controlábamos a él si no a Toad, Mario & Wario (SNES) un juego donde Wario tiraba un cubo (u otro objeto) a la cabeza de Mario (Yoshi o Peach) haciendo que estos caminasen a ciegas por una pantalla llena de peligros, en este juego controlábamos (con el ratón de SNES) a un hada llamada Wanda que sería la encargada de hacer que los personajes llegaran sanos y salvos al final de la pantalla (donde Luigi les quitaba el cubo), otro Wario Land, salió para el maltrecho Virtual Boy y unos años mas tarde regresó con Wario World (Gamecube) un juego de plataformas donde teníamos que recuperar sus tesoros, a base de llaves de puñetazos y llaves de lucha libre.

Wario Woods (1) Mario And Wario 0 titulo

wario ware gba moto

Wario mostró ser un reclamo muy eficaz para todo tipo de juegos

Además de esos títulos, Wario aparecía prácticamente en cada juego de Nintendo que reuniera a sus personajes, saliendo en Mario Kart, Mario Party, Mario Tennis, Mario Golf…etc. En otros juegos habían cameos suyos, y finalmente fue añadido como personaje jugable en Smash Bros Brawl, y Smash Bros Wii U – 3DS, uno de los juegos más populares de la Nintendo actual, lo cual deja claro que  Wario vino para quedarse.

wario mario kart 8 wii u

Wario en Mario Kart 8 (Wii U)

Aunque muchos pensábamos que el nombre de Wario había salido dando la vuelta a la M de Mario, al parecer “Warui” es malo en japonés, así pues Wario seria un Mario malvado. Por ese mismo motivo el reverso malvado  de Luigi se llamó Waluigi, independientemente de que su símbolo sea una L invertida.

La relación entre Waluigi y Wario nunca ha quedado clara, en algunos juegos se les toma como hermanos, mientras que  en otros simplemente actúan juntos porque ambos tienen la misma meta (fastidiar a los hermanos Mario) y son igual de insoportables. Como curiosidad decir que ambos provienen del mismo personaje: Foreman Spike de Wrecking Crew. Wario podría estar inspirado en el diseño que tenía en la versión antigua del juego (similar a Mario, pero vestido de color anaranjado y  con barba) y Waluigi en su diseño de la versión de Wrecking Crew 98 (un tipo alto con bigote y vestido de colores oscuros).

Los diversos diseños de Foreman Spike fueron la inspiracion para Wario y Waluigi

Los diversos diseños de Foreman Spike fueron la inspiración para Wario y Waluigi

En cualquier caso, Wario se ha ganado a empujones su sitio en el mundo de Nintendo y no creo que nadie pueda quitarlo de ahí fácilmente, pues incluso la gente que aborrece a Mario, suele sentir aprecio por este gordo personaje lo cual, en el fondo, tiene mucho sentido.

Have a rotten day!

Sean o no hermanos, Wario y Waluigi se ponen de acuerdo para las cosas importantes

Sean o no hermanos, Wario y Waluigi se ponen de acuerdo para las cosas importantes

Bonus Stage Magazine Nº 15 Especial Jojo’s Bizarre Adventure

Número 15 de la revista, dedicado a uno de los mangas más longevos de toda la historia de Japón, Jojo’s Bizarre Adventure.

El resto de la revista contiene Análisis, comentario de películas, periféricos, juegos piratas chinos y muchas cosas más.

Bonus State Magazine Nº 12

Contenido del nº15

ANÁLISIS

Jurassic Park (Master System)

   Wario Land II (GB Color)

Star Trek 25 Anniversary (Game Boy)

  Jungle Hunt (Atari 2600)

Twinkle Star Sprites (Neo Geo)

VISIÓN PERIFÉRICA

Miracle Piano

REVISIÓN

Street Fighter Assassin’s Fist

MEDALLA DE PLATA

Toad

MADE IN CHINA

La Prostituta de los Chinos -juegos piratas de Mario- (parte 1)

ESPECIAL

Jojo’s Bizarre Adventure

Bonus Stage Magazine Nº 13 Especial The King of Fighters

Número 13 de la revista, con análisis, comentarios de series, periféricos y personajes secundarios, la segunda parte de juegos piratas de Aladdin y un especial dedicado a la saga más famosa de SNK: ¡The King of Fighters!

Bonus State Magazine Nº 12

Contenido del nº13

ANÁLISIS

Wario Land – Super Mario Land 3

   Carmageddon GBC

 Dead Or Alive

  Demon’s Crest

Godzilla Domination

VISIÓN PERIFÉRICA

Game Boy Camera

REVISIÓN

Earthworm Jim (serie de animación)

MEDALLA DE PLATA

Conker the Squirrel

MADE IN CHINA

Juegos de Aladdin (Parte 2)

ESPECIAL

The King of Fighters