Análisis: Beetlejuice (Game Boy)

BEETLEJUICE

Horrific Hijinx from the Neitherworld

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 45 (Especial Cazafantasmas)

Título: Beetlejuice Horrific Hijinx from the Neitherworld
Plataforma: Game Boy
Número de Jugadores: 1
Género: Acción, Minijuegos
Desarrolladora: Rare
Año: 1992

Beetlejuice es una genial película de 1988 donde nos presentaban al fantasma Betelgeuse (o Beetlejuice), cuya profesión es ser exorcista de vivos (vamos que si eres un fantasma y te atormenta un humano que viva en la misma casa que tu, él te soluciona el problema), el éxito de la película provocó la creación de una alocada serie de televisión protagonizada por el mismo personaje (en compañía de Lydia, personaje interpretado por Winona Rider en la película).

Beetlejuice tuvo algunos videojuegos para diferentes plataformas, el primero para MSDOS, el segundo para NES (comentado aquí) y el tercero para Game Boy.

Las versiones para NES y Game Boy corrieron a cargo de Rare, la empresa que ya cosechaba éxitos desde la época de Spectrum (cuando se llamaban Ultimate Play the Game) como Sabre Wulf, pero que alcanzó el estrellato en consolas de Nintendo con juegos como Battletoads, Donkey Kong Country o Banjo-Kazooie.

La versión de NES no fue especialmente buena, pero afortunadamente este juego lanzado para Game Boy es totalmente distinto. La historia de este juego consiste en que Beetlejuice ha invitado a un montón de fantasmas a una fiesta loca en casa de Lydia, para luego olvidarse de ellos, lo cual termina provocando un caos, que nosotros tendremos que resolver.

Pantalla de título

Gráficos

Este juego está basado en la serie de animación, cosa que se nota desde el principio pues las ilustraciones son casi idénticas a como se veían los personajes en ella. Una vez dentro del juego, nos encontramos con un Beetlejuice más cabezón, unos escenarios algo sosos y muchos enemigos simples.

Beetlejuice contra la ropa poseída

Sin embargo conforme vamos jugando nos damos cuenta de que hay ciertos añadidos interesantes (como el momento de crear una cara horrible para asustar a un fantasma), que los escenarios van variando (empezamos en el interior de la casa, pero luego veremos cuevas y el cementerio) y que algunos enemigos tienen diseños muy divertidos.

Beetlejuice y Lydia de charla

Sonido

No escucharemos el tema principal de la película y la serie de televisión durante la partida, algo común en los juegos licenciados de aquella época. Las melodías creadas para el juego no están mal, pero lamentablemente no creo que encajen con la temática del juego o la personalidad de Beetlejuice, podrían haberse usado en cualquier juego de plataformas de la época.

Competición de sustos

Jugabilidad

Este juego tiene controles muy sencillos, ya que solo podemos saltar y disparar, para entrar por una puerta tendremos que presionar arriba, como es habitual en los juegos de plataformas.

La casa tiene algunas trampas molestas

Los primeros niveles son enfrentamientos contra fantasmas que han poseído objetos de la casa, pero conforme avanzamos en el juego nos iremos encontrado todo tipo de minijuegos y desafíos, (un juego de memorizar cartas, uno de colocar tuberías correctamente, empujar estatuas para ponerlas en su sitio, crear una cara horrible y luego seguir los comandos para asustar a nuestro rival, el típico juego donde tenemos que adivinar donde se ha escondido un personaje que se mueve rápidamente…). También habrá momentos en los cuales Beetlejuice irá subido en vagoneta o en la serpiente gigante que aparecía en la película.

Beetlejuice en vagoneta

El control sobre el personaje es correcto y el hecho de que este aguante bastantes golpes antes de morir se agradece, pues algunos enfrentamientos contra fantasmas pueden ser algo complicados.

Duración

Es un juego que se puede completar en poco menos de una hora, sin embargo debido a que está formado por diferentes minijuegos, la duración es muy variable. Beetlejuice puede soportar bastante daño antes de morir y en caso de perder una vida aparecerá en el sitio donde ha muerto (lo cual es un acierto) pero si nos quedamos sin vidas iremos a la pantalla de título.

En este nivel tenemos que mover estatuas

Conclusión

Beetlejuice para Game Boy es un juego bastante correcto, no es sobresaliente en cuanto a desarrollo (muchos de sus minijuegos son muy simples) pero resulta mucho más entretenido de lo que parece de primeras. Si os gusta el personaje o los juegos con variedad jugable, deberíais probarlo.

Minijuego de memoria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s