Análisis: Musya The Classic Japanese Tale of Horror (Super Nintendo)

MUSYA

THE CLASSIC JAPANESE TALE OF HORROR

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 45 (Especial Cazafantasmas)

Título: Musya The Classic Japanese Tale of Horror (América) Gousou Shinrai Densetsu: Musya (Japón)
Plataforma: Super Nintendo
Número de Jugadores: 1
Género: Acción, Plataformas
Desarrolladora: Jorudan
Año: 1992 (Japón y América)

Musya The Classic Japanese Tale of Horror es un juego de acción y plataformas ambientado en un mundo lleno de horribles criaturas, donde nuestro protagonista ha de tratar de encontrar una manera de derrotar a  “The Evil One” para lo cual necesitará a Shizuka, la guardiana del Talismán capaz de encerrar al maligno ser.

Introducción del juego

Gráficos

Aunque hay que admitir que este juego está muy lejos de las maravillas que nos ha ofrecido Super Nintendo en cuanto a gráficos se refiere, creo que este es su mejor apartado.

Nuestro personaje es pequeño y no demasiado llamativo, pero los enemigos son criaturas extrañas, quizás no demasiado elaboradas pero con diseños curiosos, como ojos gigantes, diferentes tipos de espectros, calaveras que andan, cabezas de mujer que escupen bolas, estatuas, hombres-araña y todo tipo de monstruos, entre los que sobresalen los jefes finales (el último de todos es bastante intimidante). Las magias que podemos usar y algunos power ups llenan la pantalla de destellos, truenos, bolas de fuego o la aparición de estatuas que protegen a nuestro personaje, así que son bastante satisfactorias.

La ambientación está bien conseguida

Los niveles son algo repetitivos (hay varias cuevas y templos) pero aun así se ven bastante bien y tienen una atmósfera tétrica y siniestra , con algunos elementos decorativos que aumentan la sensación de estar en un lugar donde no deberíamos estar (como un montón de estatuas pequeñas rodeándonos o construcciones hechas de cráneos atravesados…), pero lo que más me ha gustado de los escenarios es la iluminación que nos brindan antorchas y algunos rayos de luz puntuales, que hacen buen uso de las transparencias para dar contraste a los oscuros niveles.

La historia de este juego se nos muestra con imágenes en blanco y negro bastante detalladas y con un fuerte estilo manga, lo cual le sienta muy bien. También me gustaría destacar que dejasen cosas en japonés (como los títulos de los niveles o las magias), porque creo que encajan bien con la temática de juego.

Evitando las cabezas voladoras

Sonido

Los sonidos no son gran cosa, de hecho son bastante olvidables en su mayoría y algunos se pueden hacer pesados (nuestro personaje “grita” cada vez que recibe daño). La música no está mal, hay temas lentos (como el de la introducción) y otros más animados y aventureros que acompañarán bien la acción. Las melodías en sí están bien, pero algunas se repiten y otras cuentan con elementos que pueden hacer que lleguen a ser molestas si las escuchamos durante mucho rato (como la del nivel 3).

Menú donde podemos seleccionar las magias

Jugabilidad

Nuestro personaje se mueve con la cruceta, puede saltar con B (si presionamos arriba y B saltará más alto) atacar con Y, hacer un ataque giratorio que además nos protegerá con A (también podemos hacerlo durante un salto), con L y R retrocederá agachado lentamente y con X podemos usar la magia que hayamos seleccionado en el menú (START). Las dos primeras magias barrerán los enemigos menores de la pantalla, la tercera hará que aparezca una esfera que nos acompañará y atacará a enemigos, la cuarta paraliza a los enemigos y la quinta nos aumentará la energía,  lamentablemente las magias son limitadas y no las tenemos todas de inicio.

Nos han matado los ojos gigantes

El ataque principal es algo lento (aunque el ataque giratorio nos puede salvar la vida en más de una ocasión), la habilidad para andar agachado hacia atrás, no me parece especialmente útil (quizás tiene utilidad y yo no se la he encontrado), así que a la hora de atacar y sobrevivir dependemos de nuestra habilidad con las plataformas y de los power ups que encontremos, ya que nos darán una gran ventaja, aumentando nuestro rango de ataque.

El ataque giratorio es nuestra mejor defensa

Nos encontramos ante uno de esos juegos, que pese a ser de 16 bits, recuerda a los de 8 bits jugablemente, el control es rígido y el ataque principal es lento (al menos nuestro personaje no retrocede al recibir daño). Esto significa que para disfrutar este juego, tendremos que tener mucha paciencia y memoria, ya que no hay demasiado lugar para la improvisación. Si disfrutáis de ese tipo de jugabilidad exigente, Musya puede daros alguna alegría.

Duración

En total hay 7 niveles (divididos en varias fases cada uno) y la dificultad es bastante alta debido a lo comentado en el apartado de jugabilidad, además el tercer nivel (Palace of Hate) tiene un plus de dificultad añadido, ya que para completarlo tendremos que usar estatuas que nos teletransportan, pero solo una de ellas es la que nos permitirá avanzar (la que le brillan los ojos), el resto nos mandarán de vuelta al principio de la zona.

En total el juego puede completarse en poco menos de 1 hora, pero eso requerirá mucha paciencia por nuestra parte. Afortunadamente contamos con la opción de Password para empezar en el nivel que nos hayamos quedado.

Aquí tendremos que encontrar la estatua correcta

Conclusión

Musya The Classic Japanese Tale of Horror no es un juego sobresaliente, sin embargo puede interesar a los que disfruten de su ambientación oscura y siniestra, así como a los que se curtieron con los Castlevania de 8 bits, que ya estarán acostumbrados al tipo de control y dificultad que este juego ofrece.

Enfrentamiento final

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s