Análisis: Balloon Kid (Game Boy)

BALLOON KID

por Skullo

Balloon Kid

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 14 (Especial Godzilla) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Balloon Kid (Europa y USA) Balloon Fight GB (Japón)

Plataforma: Game Boy (Europa y USA) Game Boy Color (Japón)

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Arcade/Plataformas

Desarrollado por: Pax Softnica/Nintendo

Año: 1990 (USA) 1991 (Europa) 2000 (Japón)

Balloon Fight fue uno de los primeros juegos de NES, donde manejábamos a un personaje que flotaba gracias a la ayuda de unos globos y peleaba contra enemigos en la misma situación. Así pues el juego trataba de petar los globos del rival, mientras evitabas que hicieran lo mismo contigo al mismo tiempo que intentabas no ser presa de otros peligros como los truenos que salían de las nubes o el peligroso pez que saltaba fuera del agua para comernos.

Balloon Kid es la secuela de ese título, donde vemos una evolución en la saga, pues cambia el planteamiento bastante. De pelear en una pantalla fija, pasamos a tener que evitar enemigos mientras el scroll avanza tras nosotros para  llegar al final del nivel donde algunas veces nos espera un enemigo final.

Como curiosidad decir que este juego solo fue lanzado en América y Europa, en Japón salió una versión para Famicom protagonizada por la gata de Hello Kitty. En el año 2000 por fin se lanzó este juego en Japón, esta vez para Game Boy Color y bajo el nombre Balloon Fight GB, esta versión incluía algunas novedades, como poder rejugar niveles completados y compatibilidad con el Super Game Boy.

Gráficos

Para ser un juego de los primeros años de Game Boy, los gráficos son muy buenos y graciosos. El estilo caricaturesco de los personajes es muy simpático y ha envejecido bastante bien, aunque algunos enemigos podrían estar mejor hechos. Los escenarios son muy variados y originales, por ejemplo en la primera fase (Pencilvania) veremos edificios con forma de lápiz, en las siguientes pasaremos a través de un bosque, el polo sur y el interior de una ballena. Así que dentro de los límites del juego, se ha intentado buscar variedad visual, aunque es cierto que algunos enemigos y peligros se repiten bastante.

El pez volverá a intentar comernos

El pez volverá a intentar comernos

La versión japonesa tiene unos menús mucho más vistosos y a todo color, el juego esta coloreado de manera simple pero efectiva. Si jugamos con esa versión en el Super Game Boy veremos un colorido paisaje como marco, y la paleta de colores irá cambiando entre fase y fase.

Version Japonesa en Super Game Boy

Versión Japonesa en Super Game Boy

Sonido

En la primera fase escucharemos una variación del tema principal de Balloon Fight, a partir de ahí, la música ira cambiando en cada fase intentando aportar variedad musical o transmitir inquietud en el jugador. En las fases de Bonus suena el tema principal de Balloon Fight y los jefes finales tienen su propia música.

Los sonidos son muy sencillos, no desentonan con el juego pero tampoco sorprenden, algunos de ellos son idénticos a los que sonaban en el Balloon Fight de NES.

Jugabilidad

Si andamos por el suelo el personaje se moverá como en cualquier juego de plataformas, al presionar el botón A varias veces volaremos con los globos, según más veces le demos, más alto llegaremos, con la cruceta podremos intentar controlar la dirección y con el número de veces que presionemos el botón de vuelo, la velocidad. Si apretamos el Botón B nuestro personaje soltará los globos y caerá hacia abajo, volviendo a manejarse como un juego de plataformas (saltaremos con el botón de volar) para volver a inflar los globos tendremos que presionar unas cuantas veces “abajo” en la cruceta.

La finalidad del juego es llegar al final de la fase evitando los peligros, el contacto con enemigos puede dar diferentes resultados, muchos de ellos nos impulsaran al lado contrario, otros nos mataran de un golpe. Si los enemigos tocan los globos y no a nuestro personaje, los petarán, en caso de perder los dos globos caeremos hacia abajo, si caemos en un sitio seguro podremos volver a inflarlos y continuar la fase.

Soltando los globos para alcanzar la vida extra

Soltando los globos para alcanzar la vida extra

Habrá muchas partes del juego donde no podremos pasar con los globos, así que tendremos que soltarlos y avanzar andando y saltando con nuestro personaje, hasta que tengamos la oportunidad de volver a inflarlos.

El control del juego es bueno, es sencillo pero requiere mucha práctica para dominarlo completamente, ya que al ir avanzando nos encontraremos zonas donde el mínimo error nos hará perder una vida.

Duración

El juego consta de 8 fases de una dificultad gradual, las primeras son bastante asequibles, a partir de la cuarta fase la cosa empieza a ponerse más difícil y las tres últimas nos exigirán que seamos hábiles y pensemos rápido.

Durante el juego es bastante fácil conseguir vidas extras (cuyo ítem es un corazón), las podemos encontrar en mitad de las fases, completando zonas de bonus, recogiendo todos los globos de una fase o a base de puntos. Si jugamos lo suficientemente bien también conseguiremos continuaciones.

Todo esto puede hacer pensar que el juego es muy sencillo de completar, pero como he dicho, las últimas fases son bastante exigentes, de manera que podemos perder todas las vidas en partes concretas y acabar en la pantalla de Game Over. Los jefes finales son algo escasos y no demasiado difíciles, con la excepción del último, que puede amargarnos bastante si no somos muy hábiles esquivando sus ataques.

Además del modo principal este juego cuenta con un modo para dos jugadores y otro modo extra llamado Balloon Trip, que ya aparecía en el Balloon Fight original de NES y que consiste en volar lo más lejos posible por una fase llena de peligros que nos eliminaran al primer contacto, la verdad es que es un modo bastante entretenido.

Así pues, aunque el juego pueda parecer corto, es bastante completo, su modo principal requiere varias partidas para ser completado y sus modos alternativos le dan un poco más de vida. Aunque creo que lo mejor que tiene este juego es su sencillo concepto y jugabilidad, que puede hacer que nos apetezca rejugarlo de vez en cuando.

El primer jefe final

El primer jefe final

Conclusión

Pese a que se aleja de la idea original de su primera parte Balloon Kid es un digno sucesor, ya que no solo mantiene el control del primer juego, sino que lo mejora y lo vuelve más profundo (con la posibilidad de soltar los globos o volverlos a inflar) además, su desarrollo es menos repetitivo.

Recomiendo este juego a todos los que jugaron a su primera parte, y a cualquiera que le gusten los juegos con conceptos sencillos y desafiantes.

Versión Japonesa en Game Boy Color

Versión Japonesa en Game Boy Color

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s