Análisis: Metroid II: Return of Samus (Game Boy)

METROID II RETURN OF SAMUS

por NesBeer

Metroid II (0)

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 09 que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Metroid II Return of Samus

Plataforma: Game Boy

Número de Jugadores: 1 jugador

Género: Aventura/Plataformas

Desarrolladora: Nintendo

Año: 1991

El primer Metroid salió en 1987 para la consola Nintendo NES. Fue algo verdaderamente único para su tiempo y marcó una tendencia junto con Castlevania II, en donde tienes que explorar un gigantesco mapa con un montón de caminos ocultos, secretos y objetos que te permiten avanzar en lugares donde antes no podías, pero lo mejor es que todo esto, es que es de forma no-lineal.

Metroid es un juego en el que es muy fácil perderse y no saber a dónde ir, el hecho de no tener mapa tal vez lo haga un juego algo precario, pero no por eso deja de ser una excelente joya y un verdadero reto. Para los jugadores más nuevos que están acostumbrados a las últimas entregas de Metroid en donde hay mapas, balizas que te indican a donde ir, y otras ayudas, los dos primeros Metroids pueden volverse un juego tedioso y difícil de seguir.

Metroid II: Return of Samus, es la secuela directa para Game Boy, salió en el año 1991 en Norte América y 1992 en el resto del mundo incluyendo Japón. Continúo con esta tendencia pero resultó ser aún un juego más sombrío, solitario, y un reto realmente complicado de superar.

En el anterior Metroid, nuestra protagonista Samus Aran, arruinó los planes de los piratas espaciales que pretendían utilizar la recién descubierta forma de vida conocida como Metroid.

Metroid en Game Boy

Metroid en Game Boy

Para asegurarse que los piratas espaciales nunca más puedan obtener Metroids, la Federación Galáctica envío varios equipos a exterminar a estos seres y destruir la colmena central de los Metroids, SR388, una red de cavernas subterráneas. Sin embargo ninguno de estos equipos enviados logró sobrevivir a la misión dada, por lo que la Federación Galáctica contrato a la cazarrecompensas Samus para terminar con esta misión. Nuestra matanza siempre será contra Metroids y algunos roedores de SR388, aquí no hay piratas espaciales como en el primer juego.

El resto de la historia se irá desarrollando en el mismo juego, con muchas sorpresas y un final bastante interesante e inesperado. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los juegos de estas consolas las historias se contaban en los manuales, sino tenemos el manual del juego no sabremos de qué va el argumento, a menos que investiguen en Internet. No lo puedo considerar un defecto porque como bien dije era algo común con los juegos de Game Boy y NES, y al menos en su tiempo cuando te comprabas el juego todo estaba detallado en el manual.

Gráficos

Dejando de lado que es un juego técnicamente bastante trabajado y dentro de todo explota bien las capacidades de la consola (además de salir en los primeros años de vida de la Game Boy), los gráficos se pueden discutir, por lo que pueden gustarles en algunos aspectos pero en otros no. El problema es que si bien existen variaciones en este gigantesco mapa, las paredes son casi todas iguales y jugar el juego en la primer Game Boy o la Game Boy Pocket es un trabajo doble por la dificultad de distinguir los lugares, a tal punto de que algunos de ellos se ven idénticos y provocan una gran confusión, como por ejemplo los túneles en los que pasamos de una zona a otra, en la mayoría de los casos es casi seguro que no sabremos cual es nuestro próximo destino, si ya estuvimos ahí o no. Los fondos en la mayor parte del juego son simplemente negros, pero las plataformas en el primer plano están muy bien detalladas. De todas formas estos constantes fondos negros ayuda a ambientar esa “soledad” y claustrofobia que pretende imponernos el juego.

En cuanto a los sprites, estos se merecen un aplauso ya que son grandes y bien animados, en especial el sprite de Samus. La experiencia del juego puede resultar más agradable a la vista si jugamos el juego en una SNES con un Super Game Boy, o como mucho una Game Boy Color, ya que el hecho de tener una distinción colores hace que el juego se vea más hermoso hablando gráficamente.

Sprites grandes y detallados

Sprites grandes y detallados

Sonido

Puede que muchos no estén de acuerdo conmigo, pero para mi gusto la música es un lujo y su trabajo de ambientar un lugar oscuro y tenso lo hace casi a la perfección. Ésta al igual que la música de su juego predecesor va cambiando en las diferentes zonas. Cada vez que enfrentemos a un Metroid, habrá una música especial para esta batalla que no tendrá fin hasta que finalmente lo hayamos derrotado. Cuando nos vamos quedando con poca energía empieza a sonar una música bastante intensa y molesta, que mientras más heridos estemos incrementará aún más su volumen y su velocidad, generando así una sensación de desesperación. Como dije es molesta, pero increíblemente puedo decir que estuvo muy bien pensada para la situación.

Los efectos de sonido también están muy bien trabajados. La única contra pueden ser los sonidos que emiten los Metroid, estos son prácticamente todos iguales pese a que los Metroids varían bastante en sus fases evolutivas.

Jugabilidad

Al igual que en el Metroid anterior, Return of Samus también tiene un solo nivel muy grande sin interrupciones de pantallas de carga, en el que podemos desplazarnos hacia donde queramos ya que como es bien sabido, es un juego no-lineal. Sin embargo, hay zonas en la que todavía no podemos avanzar, ya que parecen estar bloqueadas por lava, pero aun así siempre vamos a encontrar Metroids para exterminar y podremos avanzar por donde antes no podíamos. Tenemos un contador de constante actualización de cuántos Metroids quedan en el mapa por eliminar. Estos Metroids se encuentran en distintas etapas de desarrollo, Alpha, Gamma, Zeta y Omega. Por supuesto que mientras más avanzada sea la fase evolutiva, más rápido y fuerte será el Metroid, por lo que cuando nos encontremos con los Metroids más avanzados, necesitaremos más de una vida de repuesto. Naturalmente los primeros seres que enfrentemos serán unos pequeños roedores que sólo se acercaran para hacernos daño, pero ya en su primera etapa de evolución, se transforman en monstruos más grandes, y necesitaremos los misiles apretando “Select” para hacerles daño. Cada vez que derrotemos a uno, surgirá un terremoto, que despejara algunos de estos túneles que antes no podíamos recorrer. Entonces podemos decir que el juego está ciertamente “estructurado” en zonas laberínticas, pero no por ello es lineal.

Trepando por la pared con la Spiderball

Trepando por la pared con la Spiderball

Como no, Metroid II Return of Samus hereda de su predecesor los famosos power-ups, y las ampliaciones de tanques de energía y misiles. La mayoría de estos power-ups son los mismos que en el primer Metroid. No todos son indispensables para poder exterminar a los Metroids, pero nos serán de ayuda vital para completar nuestra misión además de ahorrarnos mucho tiempo. Un punto esencial que recibe este juego con respecto al juego de NES, es que ahora podremos salvar la partida en ciertas estaciones ubicadas en todo el mapa, por suerte son muchas y se encuentran muy bien repartidas así que no es tanto problema encontrarnos con una de estas. Algo muy característico del primer Metroid también fue que cuando nos quedamos sin misiles y sin energía teníamos que pasar mucho tiempo matando enemigos con la esperanza de que nos dejen un poco de municiones y energía. En este Metroid pasa lo mismo, pero también podemos restaurarnos completamente en nuestra nave que se encuentra en el inicio del nivel, aunque muchas veces puede resultar un viaje extremadamente largo. Para eso se incluyeron en el mapa restauradores automáticos (son casi exactamente iguales a cualquier Item) solo que estos son infinitos y suelen estar bastante escondidos y esparcidos en el mapa, además que son pocos, pero eso es mejor que nada. El punto flojo de todo esto es la ausencia de un mapa que nos indique en donde estamos, lo que deriva en perderse muy fácilmente, en una larga duración y una muy posible frustración.

Duración

La falta de mapa duele, ya que es casi imposible no perderse. El hecho de no tener mapa alarga considerablemente las horas de juego, ya que explorar nos tomará más tiempo de lo pensado, pero nada de esto quedará indicado, seremos nosotros quienes tendremos que recordar cada lugar explorado. Cualquier Metroid es largo, pero este tiene una clara causa algo injusta que espanta a muchos de este juego a la hora de jugar. Si van a jugar a Metroid II, tienen que saber desde un principio que les tomara mucho tiempo poder terminarlo, y como depende de cada uno la duración del juego, no se puede decir cuánto puede durar aproximadamente, pero sí que es un juego bastante largo. Al igual que su predecesor, los finales varían según el tiempo que nos haya tomado completar nuestra misión.

¡Solo nos faltan 8 Metroids!

¡Solo nos faltan 8 Metroids!

Conclusión

Metroid II es muy bueno pero también muy infravalorado, lamentablemente es un juego que pasó desapercibido para la mayoría de los jugadores, y aun así nunca es tarde para darle una oportunidad si te gustan este tipo de juegos, los cuales no eran muchos en su tiempo. El único problema que se discute es la falta de un mapa, de otro modo es un juego muy sólido que establece las bases para lo que más tarde sería Super Metroid. Ningún fan de la saga y de este género (que se lo suele conocer como “Metroidvania”), se lo puede perder.

 

¡Un Metroid Zeta!

¡Un Metroid Zeta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s