Análisis: Double Dragon 2 The Revenge (Arcade)

DOUBLE DRAGON 2

The Revenge

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 37 (Especial Hulk) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde este enlace.

Título: Double Dragon 2 The Revenge
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Beat’em up
Desarrolladora: Technos Japan
Año: 1988

Tras haber comentado el primer Double Dragon de Arcade le ha tocado el turno a su secuela.

Tras ser derrotado en el primer juego, Willy vuelve a la carga y esta vez mata a Marian, para que Billy y Jimmy vayan a su encuentro. La historia no dá para mucho, pero ¿que esperáis de un beat em up que tiene como subtitulo “La Venganza”?

Este juego tuvo versiones para muchas consolas y ordenadores, cada una con las limitaciones de su plataforma y en algunos casos con cambios notables con respecto al original (por ejemplo la versión de NES tenía niveles diferentes).

El peor día en la vida de Marian

Gráficos

La primera impresión no miente, el juego recicla todo lo que puede del primer Double Dragon en lo referente a sprites y fondos. Sin embargo también añade novedades en los escenarios para darles un toque distinto (empezamos en una azotea con helicópteros, hay un nivel donde recorremos campos de cultivo…).

Los enemigos son una mezcla entre viejos conocidos (con algunos cambios) y nuevas caras, que iremos apaleando de manera constante una y otra vez, como manda la norma en estos juegos.

Así que gráficamente solo se le puede achacar que resulta poco sorprendente en cuanto a los sprites de los personajes y  a que por algún motivo se cambió el color de la ropa de Jimmy Lee de rojo a blanco, al mismo tiempo que se incluyó un enemigo con sprites reciclados de los hermanos Lee que viste de rojo ¿no habría sido más fácil poner al enemigo de blanco? En fin, tonterías mías.

Sprites reciclados y nuevos, todo en uno

Sonido

Puede que no todas las canciones sean tan memorables como la del primer nivel o las músicas del juego anterior, pero sin duda suenan muy bien y acompañan la acción. La variedad musical es suficiente y tras derrotar a Willy nos encontraremos con un tema misterioso y espeluznante mientras nos enfrentamos al jefe final.

Las voces han aumentado con respecto a la primera parte y los sonidos de golpes siguen siendo satisfactorios.

Burnov es uno de los nuevos enemigos

Jugabilidad

Y aquí llegamos al apartado más polémico del juego, ya que en lugar de repetir los sencillos controles de su primera parte, se optó por elegir un sistema similar al visto en Renegade.

Así pues tenemos dos tipos de ataque, el frontal (puñetazo) y el trasero (patada) y el botón que usemos para cada uno de ellos dependerá de la dirección hacia donde mire nuestro personaje. Esto significa que si mira a la izquierda, el botón de la izquierda es el ataque frontal y el de la derecha el trasero, pero si mira a la derecha, el de la derecha será el ataque frontal y el de la izquierda el trasero. Si recogemos un arma, el ataque funcionará de la misma manera. Es más difícil explicarlo que entenderlo jugando.

A esos dos botones de ataque se les añade un tercero, que servirá para saltar. Si presionamos un botón de ataque en la parte más alta del salto, nuestro personaje hará una patada giratoria y si presionamos el botón de salto al mismo tiempo que uno de los botones de ataque hará una patada voladora hacia adelante o un codazo hacia atrás.

Dominar los controles es esencial

Así que nos encontramos con que nuestro personaje puede hacer muchos ataques, pero que su control no es tan accesible durante la primera partida, como lo era en el juego anterior. Este tipo de control tiene tantos detractores como defensores, y puedo entender a ambas partes ya que a mí me gusta, pero al mismo tiempo entiendo que si hubiese un botón fijo para los puñetazos y otro para las patadas, sería más fácil para todos.

Dejando de lado el tipo de control (que va a gustos), también existen otros fallos que si me han molestado bastante, como por ejemplo que la fiabilidad de la patada giratoria sea inexistente, a veces sale, a veces no sale. Es sencilla de ejecutar, pero no parece que pueda hacerse en todas las situaciones y ahí no sé si es culpa mía o si la patada tiene los comandos demasiado ajustados o algún tipo de limitación que desconozco. Por otro lado volveremos a ver algunas ralentizaciones cuando haya 3 o 4 enemigos, son menos constantes que en la primera parte, pero siguen existiendo.

En resumen, su apartado jugable está lleno de luces y sombras, cuya importancia dependerá mucho de nosotros mismos.

Duración

Hay cuatro misiones que no son especialmente largas, pero si difíciles. Los enemigos no dejarán de acosarnos y quitarnos muchísima vida, además las armas son menos comunes que en el primer juego así que tendremos que aprender a controlar a nuestro personaje totalmente para sobrevivir. Los jefes siguen siendo abusivos (y luego reciclados como enemigos comunes) así que no nos lo pondrán fácil.

Jugar con un amigo ayudará a que el juego sea más divertido y fácil, aunque también os puede complicar la batalla final, al aparecer dos jefes en lugar de uno.

Los enemigos no perdonan los errores

Conclusión

Desde mi punto de vista Double Dragon 2 es mejor que su primera parte, pero también es cierto que es menos accesible para todo el mundo, ya que puede resultar difícil acostumbrarse a sus controles. Seguramente haya gente a la cual le resulten intuitivos al cabo de un rato, pero para otros serán extraños durante todo el juego lo cual hará que sea imposible que disfruten del juego.

Billy peleando contra su sombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s