Análisis: Shinobi (Arcade)

SHINOBI

por Kbrea2

Shinobi flyer

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 01(Especial Punch Out!) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Shinobi

Plataforma: Arcade

Número de Jugadores: 1 jugador

Género: Acción

Desarrollado por: Sega

Año: 1987

Años ochenta, época dorada de las máquinas arcade, los mejores juegos llegaban en nada a las recreativas de todo el mundo. En 1987 de la mano de SEGA llegó uno de los grandes padres de los juegos de lo que hoy llamaríamos hack and slash.

En este juego debemos avanzar rescatando a los jóvenes pupilos de nuestro clan ninja que han sido raptados. Para ello Joe Musashi no sólo dispone de sus puños, sus piernas, su espada y sus estrellas ninja, también dispone de los grandes jutsus que ha aprendido en sus años como ninja. Dispondremos de uno de estos jutsus por vida y nivel, los cuales borrarán del mapa a todos los enemigos y, lo más importante, nos harán invulnerables unos frames mientras los invocamos. Esto nos puede salvar de morir en más de una ocasión.

Gráficos

Las animaciones son bastante fluidas, y hay una buena variedad de sprites en cuanto a enemigos se refiere. Los enemigos finales son bastante mayores que los enemigos normales y molientes, además de ser bastante variados: desde un ninja con complejo de dragón a un samurai gigante,  pasando por un helicóptero de combate.Como curiosidad añadiré que Spider-man es un enemigo que se llega a repetir algunas veces en la fase 1-2.

Tu amistoso vecino Spider-man

Tu amistoso vecino Spider-man

 

Sonido

Si hubieras tenido la oportunidad de jugar a la recreativa original te habrías dado cuenta de que el volumen de la música es algo bajo, y se tenía que subir desde los menús de la ROM. Como le eché tantas horas al juego tengo las melodías en la cabeza, aunque no son demasiado pegadizas. Lo que sí cabe destacar es la inclusión de voces al empezar cada misión, y en los gritos que va soltando  Joe cada vez que recibe un impacto o lanza un jutsu.

Jugabilidad

Uno de los puntos a resaltar de este juego es que avanzaremos por los niveles en dos planos distintos. El personaje podrá ir hacia el fondo, es más, deberá hacerlo si quiere rescatar a todos los chiquillos. Simplemente pulsando la dirección superior y el botón de salto podremos ir hacia el plano más alejado de la cámara (En este caso la palabra “alejado” no se corresponde con la realidad, ya que el segundo plano está a la misma distancia al ser un juego en dos dimensiones, y tampoco hacen el esfuerzo de intentar disminuir el tamaño de los sprites), y con la dirección inferior y el mismo botón volveremos al plano principal. En bastantes ocasiones este cambio de plano nos servirá simplemente para subir a lugares más altos, ya que no solo tiene scroll horizontal, también lo tiene vertical. Lo que parecía una novedad en Tombi o Yoshi’s Story ya lo hacia SEGA a finales de los 80.

Las fases de bonus son muy curiosas. Desde una vista en primera persona tendremos que arrojar shurikens a unos enemigos que se van desplazando por unas plataformas por diferentes distancias, hasta que acabemos con todos o uno de ellos llegue a nuestra posición.

Duración

Cada vez que lo vuelvo a jugar, y hoy lo he vuelto a hacer, no puedo evitar la dulce melancolía de las horas que pasé en el bar jugando, gastando monedas de veinticinco pesetas como si no hubiese un mañana, y sufriendo por la dificultad (tenía poco más de diez años) Y es que si te quieres pasar este juego tienes que estudiar un poco. Me explico: no sólo basta con saber dónde están los pobres discípulos a salvar, también tienes que pensar en qué orden vas a cambiar de plano, y cuando van a aparecer los ninjas de colores. Estos ninjas coloreados son los enemigos más molestos de todo el juego. Se dedican a saltar hacia ti con sus espadas en alto que les protegen de tus shurikens, además de aparecer cuando pasas por un sitio en concreto para que te pillen desprevenido.

Los letales ninjas de colores

Los letales ninjas de colores

Quiero destacar a uno de los enemigos finales del juego: Mandala. Este enemigo es más difícil que el del final del juego. Su dificultad radica en que tiene multitud de estatuas de una divinidad maligna, y cada una de ellas se destruye con múltiples impactos de nuestros shurikens. Pero si sólo fuera esto sería sencillo, así que el conjunto de estatuas avanza hacia nuestro personaje arrinconándolo hacia el final de la pantalla, donde hay una corriente eléctrica que nos matará. Así que hay que destruir las estatuas en un tiempo límite, además de que las estatuas van girando y son inmunes a nuestros ataques cuando muestran su espalda. Cuando piensas que lo has logrado, aparece el auténtico enemigo: una cabeza gigante que tira bolas de fuego. Por suerte esta última parte es mucho más sencilla.

Mandala puede ser una pesadilla

Mandala puede ser una pesadilla

Conclusión

Shinobi es un juegazo que te mantendrá enganchado durante bastantes horas hasta que te lo acabes si eres un jugador como mandan los cánones.

Las inolvidables fases de bonus

Las inolvidables fases de bonus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s