Análisis: Sabre Wulf (Game Boy Advance)

SABRE WULF

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 44 (Especial Columns)

Título: Sabre Wulf
Plataforma: Game Boy Advance
Número de Jugadores: 1
Género: Plataformas, Puzle
Desarrolladora: Rare
Año: 2004

En 1984 cuando Rare se llamaba Ultimate Play the Game, lanzó el juego Sabre Wulf para ZX Spectrum, donde controlábamos un explorador llamado Sabreman que debía buscar amuletos que estaban escondidos en la jungla para poder progresar. Por si su misión no fuese suficientemente complicada, Sabreman tenía que tener cuidado con un peligroso lobo llamado Sabre Wulf, que aparecería de vez en cuando para amagarle el día.

Sabre Wulf tuvo mucho éxito y eso llevo a la creación de nuevas aventuras protagonizadas por Sabreman, como Underwurlde (1984), Knight Lore (1984) y Pentagram (1986), también se iba a lanzar otro juego llamado Mire Mare, pero se canceló.

Y tras ese momento de éxito, Sabreman cayó en un olvido que solo se interrumpió momentáneamente con su cameo en Banjo-Tooie para Nintendo 64. Pero en 2004, cuando el primer juego de la saga cumplió 20 años, se lanzó un nuevo Sabre Wulf para Game Boy Advance.

Pantalla de título

Gráficos

Este juego reutiliza el estilo de gráficos pre-renderizados que tanto popularizó Donkey Kong Country de la propia Rare y lo hace con bastante acierto, la verdad.

El mundo principal se nos muestra desde una vista aérea, donde podemos ver diferentes tipos de terrenos (selva, poblados, cuevas, pantanos…) todo con suficientes detalles como para satisfacer al jugador curioso y dotar de cierta vida a cada una de las zonas que visitaremos.

Sabreman recorriendo el mapa principal

Una vez llegamos a las fases, el juego se convierte en un plataformas bidimensional, pero el estilo gráfico se mantiene e incluso luce muchísimo más, ya que los niveles incluyen efectos de luz, nieve, lluvia o niebla que hacen que este apartado sobresalga bastante. El único punto negativo que se le puede sacar es la repetición de fondos, pero entiendo que es un mal menor, teniendo en cuenta la calidad de cada uno de ellos.

Se nota bastante que se esforzaron mucho en este apartado, solo hay que ver el menú principal (que imita una casa de cazador llena de trofeos). Si os gusta el estilo gráfico de este juego, Sabre Wulf os parecerá precioso, pero si no, va a ser difícil que os entre por los ojos.

Sabreman tiene otra difícil aventura por delante

Sonido

Los sonidos son bastante buenos y hay una variedad notable de ellos (incluyendo sonidos ambientales que nos introducen en los diferentes mundos, con ruido de bullicio en los poblados o ranas croando en el pantano), aunque lo que realmente llama la atención es la inclusión de voces, algunas muy graciosas como las que dice Sabreman cuando agarra uno de los tesoros para salir corriendo a toda velocidad. Lamentablemente esas voces solo se escuchan en momentos concretos, el resto de diálogos estarán acompañados de sonidos similares a murmullos.

Las músicas son muy buenas y la variedad es muy alta, además estas intentan representar fielmente el estilo del nivel, por ejemplo si estamos en una fase de nieve se escucharán instrumentos más agudos y cuando nos persiga Sabre Wulf escucharemos unos tambores rápidos de fondo para representar la intensa persecución. En este sentido, algunas músicas me han recordado ligeramente a la trilogía Donkey Kong Country.

Tienda para comprar criaturas

Jugabilidad

Nuestra misión será movernos por el mundo principal para buscar las entradas a las cuevas donde está oculto Sabre Wulf (generalmente custodiando algún tesoro), en ocasiones tendremos que hablar con los personajes que pueblan el mapa para poder acceder a nuevos niveles.

Cada nivel se compone de dos partes diferenciadas:

La primera es una especie de juego de plataformas donde tendremos que llevar a Sabreman hasta el tesoro, para lograrlo, el veterano explorador tiene dos recursos, sus saltos y sus “criaturas” que le ayudarán a superar las dificultades del nivel. Esas criaturas tienen un número de usos limitados (que podemos aumentar conforme progresamos en el juego) y nos dan habilidades muy concretas que debemos usar sabiamente, por ejemplo hay una de ellas que se puede usar de plataforma, otra de muelle, otra se tragará a todo aquel que se acerque y lo escupirá pasados unos segundos, otra golpeará a todo lo que encuentre, otra explotará a los pocos segundos de colocarla…etcétera. Estas criaturas nos obligan a usar la cabeza para superar los niveles, ya que Sabreman no puede tocar a ningún enemigo y morirá al primer golpe (salvo que encontréis el chaleco verde, entonces durareis dos golpes).

Usando la criatura lila como cama elástica, para llegar más alto

Una vez nos las hemos ingeniado para llegar hasta el tesoro, Sabre Wulf despertará y con su aullido eliminará a todos los enemigos del nivel, en ese momento empezará la segunda parte del nivel, donde tendremos que recorrer la fase en el sentido contrario, tratando de correr lo máximo posible para evitar que el lobo nos atrape, si llegamos al final, estaremos a salvo y habremos superado el nivel. Mientras más rápidos seamos, más dinero conseguiremos, lo cual nos servirá para comprar más criaturas en la tienda.

¡Que nos pilla el lobo!

También existen algunos niveles distintos (que sirven para finalizar cada mundo) donde tenemos un tiempo limitado para activar tres interruptores y acceder a la parte final del nivel y de vez en cuando conseguiremos llaves que nos permitirán abrir niveles de bonus, donde tenemos que conseguir el máximo número de estrellas mientras evitamos que Sabre Wulf nos atrape.

En estos niveles hay que buscar los interruptores

Los controles funcionan bien y la combinación entre plataformas y puzle le da a este juego un punto de originalidad. Sin embargo hay que admitir que tiene un par de puntos negativos, como que a veces se note alguna ralentización y que si juegas mucho rato puede resultar un tanto repetitivo.

Duración

Sabreman recorrerá unas 8 zonas llenas de niveles, y tal y como he dicho, su supervivencia dependerá de nuestra habilidad con los saltos y nuestro ingenio a la hora de usar a las criaturas. Los niveles empiezan siendo muy cortos y sencillos, pero se van complicando progresivamente y pueden llegar a ser bastante duros,  aunque si se nos da bien este tipo de juegos, es posible que lo acabemos antes de lo esperado.

Al número de niveles hay que añadirle el hecho de que el juego nos incita a repetir los niveles superados para batir nuestros récords para conseguir más dinero y la bandera de oro, de hecho incluso existe un modo Challenge para rejugar los niveles. Así que si os gusta retaros a vosotros mismos, este juego aumenta su duración constantemente.

En caso que hayamos completado la aventura, es posible que podamos alargar el juego algo más cumpliendo las misiones secundarias que nos piden algunos personajes. Por suerte, podemos grabar partida para salvar todo nuestro progreso (incluidos los récords de tiempo) y completar el juego poco a poco.

Si cometemos un error, estamos muertos

Conclusión

Sabre Wulf es un juego muy original en planteamiento, pero también es cierto que puede pecar de repetitivo y cansar rápidamente a los que busquen un juego de plataformas común.

Creo que los que más disfrutarán de Sabre Wulf son aquellos que adoran los juegos de plataformas que tienen muchos elementos de puzle, como por ejemplo Donkey Kong en Game Boy o la saga Mario VS Donkey Kong. También puede que interese a fans de juegos como Lemmings y similares.

Usando una criatura para romper los bloques

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s