Análisis: Ballblazer (Atari 7800)

BALLBLAZER

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 46 (Especial Rampage)

Título: Ballblazer
Plataforma: Atari 7800
Número de Jugadores: 1 o 2
Género: Deportes, Acción
Desarrolladora: LucasFilm
Año: 1987

Ballblazer es un juego que nos sitúa en un futuro donde el deporte Rey es una competición entre naves, que han de atrapar una bola magnetizada e introducirla entre los barrotes de una portería que va encogiéndose cada vez.

Este juego fue desarrollado por LucasFilm Games y llegó a muchas plataformas distintas, como Apple II, Spectrum, Amstrad CPC, Commodore 64, MSX, Atari 5200, Atari 7800 y Famicom. Cada versión tuvo cambios y modificaciones para adaptarse al sistema porteado, como es habitual. En este artículo me centraré en la versión lanzada para Atari 7800.

Pantalla de título

Gráficos

Los diseños de las naves son sencillos (casi triangulares), pero al menos cambian el color entre un jugador y la nave rival, el terreno es simplemente un patrón a cuadros, como si fuese un tablero de ajedrez, la bola es un circulo y las porterías dos líneas rectas verticales.

Así de primeras no suena prometedor, pero lo cierto es que está bastante bien, no había necesidad de complicarse más, ya que los elementos representados cumplen con su función. Sin embargo, si creo que deberían haber cambiado el patrón del terreno o añadir más variedad para que no fuese repetitivo, y ya que menciono el terreno, su textura a cuadros puede provocar un efecto de mareo en las primeras partidas.

Otra cosa que puede provocar confusión es el hecho de que siempre veremos la pantalla partida, (incluso en el modo de 1 jugador), nosotros estaremos arriba y abajo jugará la consola, pero tras los primeros segundos de partida todo se entiende bastante bien, aunque creo que habría ayudado mucho a este juego, tener un radar o un mapa con la ubicación de los jugadores y la bola.

Cuadrados (suelo) triángulos (jugadores) y círculo (bola)

Sonido

Los efectos están bastante bien, pero lo que llama la atención es la musiquilla que va sonando cada vez que se anota un tanto, ya que no es habitual tener música en los juegos de esta consola. En general diría que este apartado está más cuidado de lo habitual.

Los dos jugadores peleando por la bola

Jugabilidad

Movemos nuestra nave con el joystick y usamos el botón para lanzar la bola (en caso de tenerla) o embestir al rival (en caso de no tenerla).

La idea es muy sencilla: tendremos que recorrer el escenario en busca de la bola (si la tocamos se quedará pegada a nuestra nave) y tras localizarla hemos de buscar la portería para marcar gol. Si conseguimos 10 puntos, ganamos la partida, pero esto no es tan fácil como parece debido a dos factores: el primero es que dependiendo de la distancia a la que marquemos el gol, conseguiremos más o menos puntos (por ejemplo, empujar la bola a la portería nos da 1 punto, lanzarla desde muy lejos nos da 3 puntos) y el segundo factor es que un jugador puede quitarle puntos al otro (pues los puntos de uno contrarrestan los del otro), de manera que es difícil marcar los 10 puntos, sin que el rival marque ninguno, además, mientras más goles marcamos, más pequeña se hace la portería.

Este juego tiene una jugabilidad sencilla y hasta adictiva, pero en las primeras partidas provoca una gran desorientación, cuesta un poco adaptarse al estilo de juego y a veces no sabemos muy bien ni donde estamos, ni hacia dónde vamos (sobretodo si hemos perdido la bola). De manera que hay que pasar un periodo de adaptación de 4 o 5 partidas, donde descubriremos si el juego es para nosotros o no.

Duración

Antes de empezar a jugar podemos elegir la duración y la dificultad de nuestro oponente, la verdad es que los últimos droides son intratables y hay que jugar bastante para poder hacerles frente, se agradece el poder elegir la dificultad libremente para así no tener que jugar partidas largas hasta encontrar un oponente digno.

Si os engancha la jugabilidad de este juego (y no os desorienta ni marea) seguramente caigáis en la trampa de “venga, una partida más”, ya que puede ser adictivo, aunque lo realmente bueno de este juego es el modo a dos jugadores, pues es notablemente más divertido.

El jugador 2 tira hacia la portería

Conclusión

Ballblazer es un juego que requiere de cierta adaptación, pues para muchas personas solo provocará desorientación y algún leve mareo, pero para otras, puede volverse incluso adictivo. Si decidís probarlo, en lugar de jugar 1 o 2 partidas y dejarlo porque no os convence, tratad de jugar 4 o 5 partidas, pues es ahí cuando llegaréis al punto de acostumbraros al juego o rechazarlo irremediablemente.

Hay que marcar 10 puntos para ganar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s