Análisis: Castlevania The Lecarde Chronicles (PC)

CASTLEVANIA THE LECARDE CHRONICLES

por ElMestre

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 20 (Especial Final Fight) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde aquí.

Título: Castlevania The Lecarde Chronicles
Plataforma: PC
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas, Aventura
Desarrolladora: MIG
Año: 2013

Hace unos años MIG, una pequeña compañía indie, dio a luz este Castlevania que recuerda a los clásicos de Super Nintendo. Nos cuenta una historia bastante diferente, la cual al no contradecir nada de la cronología oficial de la saga, perfectamente podría incluirse dentro del canon si se quisiera.

En 1776 Efrain Lecarde, que pertenece a una familia que ayuda a los Belmont en su lucha contra Drácula, va a investigar el cementerio de Segovia, ya que algunos ciudadanos han asegurado ver fantasmas y otros monstruos por la zona. Efectivamente es así, Efrain ve que la energía maligna emana de la tumba de la familia Von Viltheim. Indagando descubre que es una familia austriaca la cual tenía una mansión en España que fue destruida en 1725, aunque el castillo principal de la familia se encontraba en el norte de Austria.

Lecarde se pone en camino hasta el pueblo más cercano al castillo donde se informa de que la duquesa Katharina Von Viltheim, que destacaba por su gran belleza e inteligencia, y su familia murieron en el castillo en 1736 bajo circunstancias muy extrañas. Nadie del pueblo se atreve a acercarse al castillo ya que dicen que lo rodea una gran aura maligna, así que Efrain se dispone a resolver el misterio.

Gráficos

El juego cuenta con unos sprites de bastante resolución, ni mucho menos son en alta resolución, pero se notan muy poco los dientes de sierra.

Tanto el protagonista como los enemigos cuentan con unas animaciones decentes y los fondos tienen un scroll parallax de varias capas, a veces se pueden apreciar hasta cinco o seis, consiguiendo así una buena sensación de profundidad. A parte de los clásicos monstruos de Castlevania, los nuevos diseños que aquí se ven son tan originales como el resto.

Enfrentaremos a enemigos de ultratumba

Sonido

Los distintos efectos de golpes, armas, ataques y otras acciones no están mal, aunque durante el juego las voces escasean un poco, sumando unas pocas entre Lecarde, algún monstruo y algún jefe. Es posible que este sea el apartado más flojo del juego.

Se podría decir que la música es tan buena como en cualquier otro Castlevania, sonando grandes temas clásicos como Vampire Killer o Bloody Tears, eso sí, un poco modificados por tema de copyright con Konami se supone, pero se reconocen igualmente. Los temas nuevos están a la altura, así que durante todo el juego disfrutaremos de una buena banda sonora.

Una situación difícil

Jugabilidad

Nuestro personaje cuenta con un buen número de habilidades, armas y ataques para abrirse paso a través de las distintas fases. A parte de atacar con nuestro inseparable látigo, también usaremos las clásicas armas secundarias, el cuchillo, el hacha, el agua bendita y la cruz, además de un diamante que rebota en las paredes, cada una de estas armas gasta un número distinto de corazones rojos y solo podemos llevar una encima e irla cambiando cuando encontremos otra.

Durante la aventura Efrain irá consiguiendo distintas habilidades, deslizarse por el suelo, doble salto, acometida aérea, flotar en el aire, ataque circular con el látigo, las tres últimas consumen energía que se recupera recogiendo corazones verdes y uvas. También hay otras mejoras para aumentar la potencia y el alcance del látigo, la vida y energía máxima, el número máximo de corazones y mejoras para las armas secundarias. No faltan los típicos candelabros y cosas parecidas donde al romperlos salen corazones rojos o verdes, distintos tipos de comida para rellenar nuestra salud, armas secundarias, cruces sagradas que eliminan todo enemigo que haya en pantalla, orbes rojos que doblan la potencia del látigo durante cierto número de golpes, jarrones que nos hacen invencibles durante cierto tiempo y vidas extras.

Un impresionante y poderoso hechizo

La mayor diferencia que hay con los demás Castlevania son los distintos niveles de ataque de las armas secundarias. A parte del ataque normal con el arma secundaria, existen hasta tres niveles de potencia que se van consiguiendo conforme avanza el juego y podremos ir cambiando según convenga, con originales técnicas a cada cual más destructiva según el nivel que usemos, estos hechizos suelen gastar bastantes corazones rojos. Así que es importante decidir bien que arma secundaria llevaremos y que hechizo usaremos contra cada jefe según su debilidad o forma de atacar, esto puede ayudar muchísimo a la hora de vencerlos.

Los enemigos no dudarán en atacarnos con todo lo que tengan, un buen número de jefes cuentan con un amplio arsenal de técnicas distintas para hacernos frente, suerte que en este juego los saltos son totalmente corregibles, cosa que agradeceremos enormemente a la hora de esquivar los ataques enemigos y en zonas de plataformas o trampas peligrosas. Hay algunas técnicas enemigas curiosas que los jugadores asiduos a la saga no se esperarán y la primera vez que las vean se sobresaltaran mientras reciben el daño al ser “algo diferente de lo normal”.

Duración

El juego consta de 16 fases con sus jefes correspondientes, aunque cada una de ellas tiene varios caminos para investigar y conseguir distintas mejoras u objetos que nos permitirán poder avanzar en la historia, al igual que habrán sitios los cuales no podremos acceder hasta que consigamos cierta habilidad, así que tendremos que recordar aquellos lugares que hemos dejado atrás para volver más tarde, haciendo que el juego no sea lineal.

Mapa del castillo

La aventura empieza siendo asequible, pero va aumentando la dificultad hasta llegar a extremos de ponernos en situaciones un tanto estrambóticas (rodeados de enemigos, plataformas y trampas) en donde tendremos que pensar rápido además de poner a prueba nuestra habilidad y reflejos. Con todo esto el juego dura alrededor de 10-15 horas en su primera partida, pudiendo incluso doblarse por su gran dificultad y dependiendo de la habilidad de cada uno, aunque siempre se puede avanzar poco a poco con ensayo y error. Es más, aunque se puede guardar la partida, las últimas tres fases hay que hacerlas del tirón sin poder guardar y lógicamente son las más difíciles.

El que no tenga suficiente con la dificultad normal, tiene el modo difícil, con más enemigos colocados en los peores lugares para dar más dolores de cabeza y tener que pensar rápidamente nuevas estrategias. Al acabar el juego desbloqueamos el modo Boss Rush, donde nos enfrentamos contra todos los jefes seguidos.

Efrain rodeado de enemigos

Conclusión

Al ser un Castlevania hecho por una compañía diferente, aporta frescura y originalidad sin perder su esencia, es recomendable a todo fan de la saga, sobre todo a los que prefieren los clásicos. También es recomendable para los que les gustan los juegos difíciles de la época de los 16 bits.

Deslizándonos hacia una planta carnívora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s