Análisis: Lochjaw – Shark Attack (Atari 2600)

LOCHJAW – SHARK ATTACK

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 31 (Especial Die Had – Duro de Matar – La Jungla de Cristal) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Lochjaw (título original) Shark Attack (segundo título)
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Habilidad
Desarrolladora: Apollo (Steve Stringfellow)
Año: 1981

Lochjaw es un juego de 1981 donde controlamos a un submarinista que está tratando de conseguir todos los tesoros de un galeón español hundido muchos años atrás en peligrosas aguas infestadas de depredadores. En el manual de instrucciones tratan de meter al monstruo del lago Ness en la historia, pero en cuanto jugáis os dáis cuenta que no tiene ningún sentido.

Apollo relanzó este juego poco después con el nombre Shark Attack (quizás para evitar problemas legales con la película JAWS -Tiburón-) e incluso se le llegó a cambiar la carátula en algunas versiones, pero el juego permaneció idéntico.

Gráficos

Los gráficos son muy sencillos. Hay algunos detalles en la parte superior de la pantalla (una isla y un barco) pero en la zona donde jugamos veremos un laberinto con algunos puntos (que son los tesoros) bastante sencillo, casi del estilo de Pac-Man.

Los sprites no son gran cosa, el buceador y los tiburones están bastante claros, pero hay un enemigo rojo (que yo interpreto como un pulpo, pero que podría ser cualquier cosa) que parece un montón de pixels sin sentido. Sin embargo, hay que admitir que para el tamaño que tienen los sprites, ya están bastante bien y aportan algo de color al fondo azul.

¿Qué es esa cosa roja?

Sonido

El apartado sonoro se ve reducido a algunos efectos que aparecen en momentos concretos como cuando conseguimos un tesoro o cuando aparece un pulpo o un tiburón.

Guardaremos lo tesoros en el centro de la pantalla

Jugabilidad

La idea del juego es conseguir todos los puntos sin que nos maten y llegar a la zona central del laberinto, donde al acercarnos al cuadrado del centro depositaremos los tesoros encontrados. Si nos matan antes de llegar al centro, perderemos los tesoros que hayamos logrado. Las esquinas del laberinto se conectan entre sí, de manera que si nos metemos por ellas podremos salir por otra.

Los enemigos irán moviéndose cada vez más rápido (los tiburones de manera horizontal y los “pulpos” de una manera un tanto impredecible) así que tendremos que ser muy hábiles y cuidadosos cuando nos acerquemos a los bordes del laberinto. La dificultad va subiendo progresivamente mientras más tesoros vamos encontrando y depositando en la caja del centro del nivel.

La jugabilidad es sencilla, pero el control no es tan bueno como debería, ya que nuestro buceador puede quedarse encajado o “chocar” con las esquinas cuando intentemos meternos por algún pasadizo, aunque el espacio sea suficiente para entrar y no debería haber problema con ello. Da la sensación que pese al tamaño del sprite del buceador es bastante pequeño, en realidad controlamos a un recuadro enorme que no encaja por los pasillos salvo que lo alineemos perfectamente con ellos. Es una pena que este problema sea tan evidente y constante, porque cuesta mucho acostumbrarse a ello y perjudica el apartado jugable desde la primera partida.

Duración

Como la duración dependerá de lo mucho que os propongáis superar vuestros récords, como casi todos los juegos de Atari 2600, es difícil de valorar. Sin embargo, hay que admitir que este juego no tiene una jugabilidad especialmente pulida y eso puede reducir el tiempo que dediquéis a él, por otro lado, el modo a dos jugadores puede hacerlo más interesante.

Es difícil moverse por los pasadizos

 

Conclusión

Lochjaw (o Shark Attack) no es uno de los mejores juegos de Atari 2600 y por lo tanto es difícil de recomendar,  pero admito que me resulta muy entretenido y que he llegado a disfrutarlo pese a sus problemas con el control.

Si sois capaces de tolerar que a veces el personaje se atasque en las esquinas y os gustan los juegos del estilo Pac-Man quizás podáis sacarle mucho partido, de lo contrario es mejor que lo ignoréis.

 

Anuncios

Revista: Bonus Stage Magazine Nº31 Especial Die Hard

Ha llegado el momento de rendirle homenaje a la saga DIE HARD (Jungla de Cristal para unos y Duro de Matar para otros). Así que en este número repasaremos las películas y videojuegos de John McClane.

En el resto de páginas encontraréis análisis de videojuegos, películas, periféricos, personajes y curiosidades de videojuegos.

Bonus State Magazine Nº 27

 Contenido del número 31

ANÁLISIS

Shark Attack /  Lochjaw (Atari 2600)

The Ninja (Master System)

Super Street Fighter II Turbo (Arcade)

Revenge of the Gator (Game Boy)

Paperboy 2 (Mega Drive)

Dragon Ball Z La Legende Saien – Super Butoden 2 – (Super Nintendo)

Spin Master (Neo Geo)

Crush Roller (Neo Geo Pocket Color)

PERIFÉRICO

Family Basic (Famicom/NES)

REVISIÓN

Mortal Kombat Annihilation

CURIOSITY

Curiosidades en portadas de videojuegos (3)

PERSONAJE

Captain Commando

ESPECIAL

Die Hard – La Jungla de Cristal – Duro de Matar

 

Revista: Bonus Stage Magazine 22 Especial Tiburón (Jaws)

Número 22 de esta revista, que además de contar con comentarios y secciones sobre videojuegos, periféricos y películas incluye un especial dedicado a Tiburón (Jaws) comentando las películas, las imitaciones, curiosidades del rodaje y por supuesto los videojuegos dedicados a esta película que empujó a Steven Spielberg al estrellato.

Para leer este número online, haced click encima de la imagen. Para descargarlo, hay que darle al botón derecho del ratón encima de la imagen y elegir la opción “Guardar enlace como”

Bonus State Magazine Nº 12

 Contenido del nº22

ANÁLISIS

Aquatic Games Featuring James Pond (Mega Drive)

Great Battle 2 Last Fighter Twin (Super Nintendo)

  Magic Sword (Super Nintendo)

Looney Tunes (Game Boy Color)

Frogger II Threeedeep! (Atari 2600)

Dragon Ball Z The Legend (Sega Saturn)

VISIÓN PERIFÉRICA

Zapper (NES)

REVISIÓN

Sonic The Movie

PERSONAJE

Q (Street Fighter)

ESPECIAL

Tiburón (JAWS)