Análisis: Revenge of the Gator (Game Boy)

REVENGE OF THE GATOR

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 31 (Especial Die Had – Duro de Matar – La Jungla de Cristal) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Revenge of the Gator (Europa y América), Pinball 66: Hiki no Wani Daikoushin (Japón)
Plataforma: Game Boy
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Pinball
Desarrolladora: Hal Laboratory
Año: 1989 (Japón) 1990 (Europa y América)

Hal Laboratory desarrolló muchos juegos antes de crear las sagas que lo llevaron a la fama como Kirby o Smash Bros. Entre esos juegos se encuentra el mítico (y sencillo) Pinball de NES, que pese a no ser de los más recordados de la consola debió dejar huella en Hal Laboratory, ya que años más tarde desarrollaron Pinball: Revenge of the Gator y Kirby Pinball Land para Game Boy, que tenían algunos elementos en común.

En esta ocasión hablaré de Revenge of the Gator, un juego de Pinball con una curiosa temática centrada en caimanes.

Pantalla de título

Gráficos

Para ser un juego de Pinball en Game Boy, hay que admitir que han puesto mucho esfuerzo en el apartado gráfico, ya que desde la introducción hasta la propia mesa de Pinball, el juego está lleno de detalles simpáticos relacionados con los caimanes (Como los que bailan en la pantalla de título o el que se traga la bola cuando perdemos una vida).

Pese a que todo está lleno de reptiles, hay que aclarar que en ningún momento esa decoración tan peculiar molesta a la partida, dicho de otro modo, la bola siempre será visible claramente gracias a que el fondo de la mesa de pinball es blanco y lo caimanes suelen estar en los bordes de la misma.

Parte inferior de la mesa de pinball

Sonido

Las músicas son correctas, pero no creo que estén a la altura de lo visto en el apartado gráfico, aun así son agradables y pegan bien con los efectos de sonido (que tampoco son muy llamativos).

Fase de bonus

Jugabilidad

El control es sencillo, ya que moveremos las dos palas (flippers) del Pinball con la cruceta y los botones.

Al igual que sucedía en Pinball de NES, la mesa está dividida en varias pantallas conectadas entre sí, de manera que si se nos cuela la bola hacia abajo, aún tendremos una oportunidad de subirla hacia la segunda pantalla antes de perder una vida definitivamente.

Parte intermedia de la mesa

Cada pantalla tiene sus propios interruptores que en caso de ser activados nos darán ventajas, como bloquear los agujeros para evitar que la bola caiga a la parta inferior, puntos extra o abrir nuevos caminos que nos llevarán a los ansiados bonus. En esas fases de bonificación podremos aumentar la puntuación notablemente, al mismo tiempo que variamos ligeramente la jugabilidad de la mesa de pinball.

Duración

Un juego de estas características dura hasta que uno se canse, ya que no tiene final propiamente dicho. Lo que si puede provocar que juguemos más es la ambición por superar nuestros puntos o por conseguir jugar todos los bonus disponibles. En cualquier caso es un juego que provoca bastante adicción, aunque en ningún momento os dejéis engañar por su infantil aspecto, ya que es muy fácil que perdamos vidas al mínimo descuido.

Además del modo principal existen algunos modos multijugador, uno de ellos puede ser jugado por turnos en la misma Game Boy (pasándosela de un jugador a otro) y el resto necesitan que conectemos varias Game Boy con el cable Link.

Otra fase de bonus

Conclusión

Si os gustan los juegos de Pinball, seguro que disfrutáis de Revenge of the Gator. Quizás no tiene tanto contenido como Kirby Pinball Land, pero sigue siendo un juego muy divertido y recomendable.

¡Una vida menos!

Revista: Bonus Stage Magazine Nº31 Especial Die Hard

Ha llegado el momento de rendirle homenaje a la saga DIE HARD (Jungla de Cristal para unos y Duro de Matar para otros). Así que en este número repasaremos las películas y videojuegos de John McClane.

En el resto de páginas encontraréis análisis de videojuegos, películas, periféricos, personajes y curiosidades de videojuegos.

Bonus State Magazine Nº 27

 Contenido del número 31

ANÁLISIS

Shark Attack /  Lochjaw (Atari 2600)

The Ninja (Master System)

Super Street Fighter II Turbo (Arcade)

Revenge of the Gator (Game Boy)

Paperboy 2 (Mega Drive)

Dragon Ball Z La Legende Saien – Super Butoden 2 – (Super Nintendo)

Spin Master (Neo Geo)

Crush Roller (Neo Geo Pocket Color)

PERIFÉRICO

Family Basic (Famicom/NES)

REVISIÓN

Mortal Kombat Annihilation

CURIOSITY

Curiosidades en portadas de videojuegos (3)

PERSONAJE

Captain Commando

ESPECIAL

Die Hard – La Jungla de Cristal – Duro de Matar