Análisis: Monster Party (NES)

MONSTER PARTY

por NesBeer

 

 

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 08 (Especial Kunio Kun/Renegade) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Monster Party

Plataforma: NES

Número de Jugadores: 1 jugador

Género: Plataformas

Desarrollado por: Human Entertainment

Año: 1989 (América)

Probablemente Monster Party es otro de esos juegos del gigantesco catálogo de NES, que podemos definir como una joyita escondida o sino como una bazofia de las profundidades de este enorme iceberg, pero ¿Por qué puede ser considerado en cualquiera de los dos extremos? Simplemente, porque esta apuesta de Human Entertainment gustó a muchos, pero en otros produjo un total rechazo. Curiosamente al principio fue planeado lanzarlo en Japón pero este luego fue cancelado, y sólo vio la luz en América (por razones desconocidas, nunca fue publicado en Europa).

Nosotros somos Mark, un chico que volvía de un partido de béisbol una noche como cualquier otra, hasta que en un momento una estrella empezó a brillar frente a sus ojos. Esta se le fue acercando cada vez más hasta que finalmente choca con él. La estrella, inmediatamente se transformó en una especie de alien con forma de gárgola llamada Bert, cuyo mundo está siendo atacado por unos monstruos malvados. Mark se compromete a ayudar a Bert, entonces este hace una fusión de ambos, algo al estilo Dr. Jekyll & Mr. Hyde.

Para empezar, el argumento del juego es de lo más pobre que hay, pero tampoco importa tanto en un juego de plataformas que ni siquiera tuvo una sola secuela.

Genial pantalla de título

Gráficos

Estamos ante un caso muy extraño y complicado de analizar. De entrada tenemos una mini-presentación que nos contará la historia con una serie de imágenes, algunas de ellas no están nada mal, aunque otras simplemente son horribles.

Los fondos de los mapas se ven muy coloridos y detallados, y lo mejor de todo es que varían enormemente en los diferentes niveles, de todos modos, en algunos aspectos particulares fallan.

En cuanto a los enemigos, la variedad y originalidad entre cada uno es magistral, veremos que son muy diferentes entre ellos en cada etapa, la única queja es que podrían haber pulido un poco más los sprites para dejarlos un poco más claros. De todos modos, el premio mayor se lo llevan los distintos jefes que enfrentaremos. Ellos por lo general son grandes, tienen un diseño bastante único y están muy bien detallados en distintos aspectos. Quizás el hecho de tener enemigos y jefes bastantes diferentes a los clichés que estamos siempre acostumbrados (y más en estos juegos de  con temática de horror), hacen que la originalidad sea un punto muy a favor de Monster Party.

Los enemigos son variados: Punks, zombis, gatos…

Pero como bien dije, este juego es un caso muy extraño hablando gráficamente, ya que el diseño de nuestros dos protagonistas (Mark y Bert), no parecen haber sido trabajados con mucho esfuerzo por parte de los desarrolladores; en especial las animaciones, hacen que nuestros personajes parezcan medios toscos en sus movimientos.

En general se puede decir que los gráficos cumplen muy bien, solo que fallan en algunas cuestiones, y es probable que una persona piense que son pobres al ver el primer pantallazo del juego, ya que el diseño del primer nivel es uno de los más flojos, pero aun así a medida que avanzamos, nos vamos dando cuenta que el juego va mejorando.

El primer nivel del juego

Sonido

Distintas respuestas son las que nos podemos llevar en este apartado, pero haciendo un análisis rápido por lo general se puede decir que los sonidos cumplen bastante bien. Hay una buena variedad de ellos, y se notan mucho las diferencias, una vez más en los detallados jefes que tiene el juego cuando los dañamos.

En cuanto a la música del juego, particularmente la de la intro me encanta, luego cada nivel tiene una propia, la mayoría son buenas y no repetitivas (algo muy común en los juegos de NES), cumplen la función de ambientar muy bien (destaco la del nivel 4, incluso me tomo el atrevimiento de decir que es una melodía que no quedaría nada mal en alguna zona de Metroid), aunque siempre hay excepciones como la de la batalla contra los jefes, que es siempre la misma, muy repetitiva y a la larga se termina volviendo bastante tediosa.

Homenaje a Little Shop of Horrors

Jugabilidad

Los movimientos de Mark están muy bien, no tienen esos saltos exagerados o lentos típicos de algunos juegos de plataformas bastantes malos, y rara vez nos causarán problemas. Las quejas pueden venir por el lado de los ataques, ya que la única forma de vencer a nuestros enemigos es con un bate de béisbol que tiene un alcance muy corto, lo positivo es que cada ataque que nos lancen los enemigos pueden ser bateados, aunque no siempre volverán al lugar de donde vino. En cuanto a Bert, podremos jugar con él por tiempo limitado si tomamos unas cápsulas que dejan al morir algunos de nuestros enemigos, éste puede volar y lanzar como una especie de rayos, y por lo general facilita mucho la pelea contra los jefes. Tenemos una determinada cantidad de vida, suficiente para aguantar varios golpes, pero no por esto la tendremos tan fácil, ya que hay enemigos muy rápidos que nos dañan fácilmente. Si completamos un nivel, nos curaremos un poco, y empezaremos el próximo nivel más o menos con la cantidad de vida que quedamos en el anterior. Para completar los niveles, tenemos que vencer a todos los jefes que hay tras una puertas repartidas por él (muchas de ellas están vacías), para que nos den una llave y finalmente llegaremos a la puerta final donde nos espera el próximo nivel. Lo peor, es que si perdemos, tendremos que empezar todo el nivel de nuevo.

En este nivel, podemos conseguir la llave matando a dos jefes

El juego tiene un password para cada nivel, que se nos revela una vez completado el nivel anterior, así que si los anotamos, podemos jugar cualquier nivel que queramos a través de ellos.

De todos modos, Monster Party es uno de esos juegos en lo que se requiere algo de práctica para poder adaptarnos bien al control sin tener ningún problema. Al tener una gran variedad de jefes por derrotar, es probable que caigamos fácilmente en la frustración, ya que hay muchos patrones a memorizar, aunque de todos modos algunos de ellos no varían. Probablemente lo más decepcionante de este juego, sea el desarrollo de sus niveles simplistas que no destacan en nada, más allá de su diseño bonito. Prácticamente el reto está solo en los jefes, olvidando totalmente que es un juego de plataformas. La forma en que se presenta la dificultad, tal vez sea lo que más divide las opiniones sobre Monster Party.

Duración

Tratándose de un juego de NES, los 8 niveles que se nos presentan es más que suficiente, sumando también la enorme variedad de jefes que enfrentaremos. Puede volverse un juego repetitivo en cierta medida, pero por suerte siempre la variedad está presente, y en este caso el nivel 6 y 7 son los que se encargan de cambiar un poco el desarrollo.

El último nivel

Conclusión

Monster Party es una experiencia de amor/odio. Nos vamos a encontrar con cosas que a primera vista no van a gustar para nada, pero muchas otras que nos encantarán.

Al principio, fue un juego que me frustró mucho, pero con la práctica lo pude dominar, y eso te termina enganchando bastante. No es ni de lejos lo mejor del catálogo de NES, pero es una propuesta diferente, original, y divertida (tal vez, solo para algunos). Al ser un juego no tan conocido, es evidente que es una de esas rarezas del catálogo, pero si le intentamos buscar una clasificación, nos meteremos en un lío importante, ya que nunca se lo podría considerar una de esas “joyas ocultas” como lo podrían ser juegos como River City Ransom o Street Fighter 2010, pero tampoco una de esas típicas bazofias poco conocidas. Yo personalmente lo recomiendo a todos aquellos que buscan algún juego de plataformas más allá de lo conocido, sin la necesidad de esperarse otro espectacular Super Mario Bros 3.

Game Over sangriento

Anuncios

Bonus Stage Magazine Nº 8 Especial Renegade/Kunio Kun

Numero 8 de la revista, con una nueva sección, muchos análisis y un extrenso especial dedicado a la saga de Kunio Kun, que engloba titulos tan diversos como Renegade, Nintendo World Cup y Super Dodgeball.

Bonus State Magazine Nº 8

 Contenido del nº8

ANÁLISIS

Aladdin
Monsters Party
Ristar
Tetris Blast
Worms Armageddon
Conker BAd Fur Day
Maldita Castilla

VISIÓN PERIFÉRICA

Power Pad

REVISIÓN

Night of the Werehog

MEDALLA DE PLATA

Tingle

MADE IN CHINA

Introduccion y parte 1

ESPECIAL

Kunio Kun