Análisis: Carmageddon (Game Boy Color)

CARMAGEDDON

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 13 (Especial King of Fighters) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Carmageddon Carpocalypse Now
Plataforma: Game Boy Color (exclusivo)
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Carreras
Desarrolladora: Aqua Pacific
Año: 2000

Carmageddon fue un polémico juego de PC en el que competíamos en violentas carreras donde lo importante no siempre era llegar el primero, ya que también podíamos ganar si destruíamos a los demás coches o atropellábamos a todos los inocentes peatones. Con esa combinación no es raro que ganase fama y causase polémica rápidamente.

Tras el éxito de su segunda parte, Carpocalypse Now, esta saga dio el salto a las principales consolas del momento. Debido al revuelo que generó su anuncio, todas esas versiones para consola fueron censuradas y se cambiaron los inocentes peatones por zombis (o dinosaurios). En esta ocasión voy a analizar una de las versiones más olvidadas de este juego, la de Game Boy Color.

Pantalla de título

Gráficos

Tras ver una pantalla de inicio prometedora con Max Damage y su cara de loco, y elegir el idioma (incluyendo un español bastante mejorable) saltamos los menús y vemos que el juego tiene una vista aérea al estilo Micromachines, es bastante lógico que el juego no se vea desde la clásica vista trasera como las otras versiones, aunque de primeras es un poco chocante.

Los vehículos están bien representados y hay bastante variedad, sin embargo cuando vamos jugando nos damos cuenta de que no tienen animaciones para dar sensación de que se están moviendo (no se mueven las ruedas) y eso afea mucho el juego, sobretodo cuando manejamos vehículos grandes.

Los peatones zombi tienen un tamaño muy pequeño, si están en la carretera los veremos con facilidad, pero como estén por zonas de montaña prácticamente no los distinguiremos del escenario, como curiosidad decir que al parecer hay una versión en la que en lugar de zombis aparecen robots como peatones (censura por encima de la censura).

Restos de zombi en la carretera

Los escenarios son bastante sencillos, hay unos cuantos tipos diferentes (desierto, ciudad, montaña…) y aunque no están mal hechos, tampoco es que llamen mucho la atención, aunque hay algunos bastante curiosos.

Los diferentes ítems (turbos, latas de aceite, bombas…), puntos de control (checkpoints) y otros objetos que vemos en carretera son de color rojo (los podían haber puesto de diferentes colores para diferenciarlos) y la flecha que nos guía de un punto de control a otro, también es del mismo color, aunque el problema de la flecha no es su color, si no que en muchos escenarios podemos ver que los árboles, edificios y otros elementos tapan la flecha, de manera que no podremos ver sus indicaciones a no ser que nos alejemos de estos, este fallo es bastante molesto, no se da en todos los escenarios, pero molesta mucho cuando pasa.

Los árboles tapan la flecha que nos guía

Sonido

Los sonidos del juego son muy básicos, el ruido del motor del coche, las colisiones, al conseguir algún ítem, nada sobresale demasiado y da la sensación que no tenían muchas ganas de esforzarse, ya que se echan en falta algunos efectos importantes, por ejemplo cuando atropellamos a un peatón no se escucha ningún ruido y cuando se destruye algún coche tampoco.

La música no es mala, pero es tremendamente repetitiva, diría que solo hay un par de temas para todo el juego con lo cual acabas bastante harto.

Resultados de la carrera

Jugabilidad

Carmageddon tiene un botón de acelerar, uno de freno (manteniéndolo presionado iremos marcha atrás), si presionamos los dos botones a la vez el coche saltará o usará el ítem que tenga señalado en la parte de abajo (podremos cambiar de ítem con SELECT).

Para ganar las carreras tendremos que pasar por unos puntos de control que están repartidos por el juego, de manera que no será una carrera constante, a veces llegaremos a un callejón sin salida, pasaremos por al lado del punto de control y nos tocara volver sobre nuestros pasos para buscar el siguiente. Para saber dónde están esos puntos de control hay que seguir la flecha que se ve en la parte superior derecha de la pantalla. Como suele pasar en todos los juegos en los que nos guía una flecha, esta lo hará de manera directa, esto significa que nos indicará donde está el punto de control, pero nada nos asegura que podamos ir directamente y en muchas ocasiones seguiremos la flecha hasta dar con una parte del escenario por la que no podemos pasar y tendremos que dar la vuelta hasta encontrar la manera de acceder a ese camino.

Pasando por un punto de control

Al igual que en otros juegos de la saga, también se puede ganar acabando con todos los otros corredores o atropellando a todos los zombis, y también habrá algunas misiones en las que solo podremos ganar de una de esas maneras, o directamente tendremos que destruir algunos objetos concretos antes de que se acabe el tiempo.

El diseño de los escenarios es bastante básico y los vehículos no sufrirán dificultades para ir por cualquier sitio (incluyendo el agua, donde solo irán algo más lentos) y completar la carrera sin demasiados problemas, sin embargo hay algunos circuitos que son realmente complejos pues tienen varias plantas diferentes, y accederemos desde una planta a otra sin ningún aviso (salvo un pantallazo negro) cosa que puede desorientar mucho (además la flecha no diferencia entre plantas así que siempre nos guiará al mismo sitio y tendemos que adivinar en que planta está el punto de control). Esos escenarios son pocos, pero son realmente molestos.

Los controles no son malos, responden bien, se nota la diferencia entre los diferentes vehículos tanto en velocidad, como en agarre, aceleración y capacidad de soportar los golpes. El uso de los objetos es bastante complicado, ya que cuando tengamos a los otros vehículos cerca no tendremos mucho tiempo para reaccionar, porque en la mayoría de situaciones estos vendrán contra nosotros a toda velocidad y tendemos que ser muy hábiles para poder atacarles.

Duración

El juego tiene divididas las carreras en 8 grupos, cada grupo tiene 3 carreras iniciales y una final (que a veces son pruebas contrarreloj en lugar de carreras). Así que tenemos más de 30 circuitos para poder hacer el loco, lo cual está muy bien. Sin embargo muchas carreras tienen unos circuitos prácticamente idénticos, cambiando solo la ubicación de los puntos de control.

Conforme ganemos carreras obtendremos dinero que podremos usar para comprar otros vehículos. En total hay casi una veintena de coches diferentes, algunos muy lentos, otros muy manejables, otros muy veloces, aunque hay una gran variedad, enseguida nos daremos cuenta que algunos de ellos son demasiado lentos y que otros van bastante mejor. El vehículo que más sobresale es el SuperStuka (un  avión reconvertido a coche) es muy veloz y aguanta bastante bien los golpes enemigos, es cierto que se descontrola con facilidad pero tiene más ventajas que inconvenientes.

La dificultad del juego no es excesivamente alta, de hecho hay carreras que las podremos pasar a la primera sin demasiados problemas, aunque hay otras que pueden ser bastante más difíciles (las que tienen escenarios complejos, o las que son pruebas contrarreloj, por ejemplo). Para poder completar el juego, tendremos la opción de Password disponible desde el menú de inicio.

Compra este coche ¡no te arrepentirás!

Conclusión

Como se puede ver Carmageddon de Game Boy Color tiene bastantes puntos en contra, es cierto que tiene muchos vehículos y escenarios, pero en general es un juego bastante pobre.

Si hubiesen mejorado algunos apartados (como el sonoro) y corregido algunos fallos concretos sería un juego interesante, pero en general es un juego del montón, puede ser divertido a ratos, pero no sobresale demasiado.

Los otros coches tratarán de destruirte

Anuncios