Análisis: Frostbite (Atari 2600)

FROSTBITE

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 30 (Especial Beavis and Butt-Head) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Frostbite

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Plataformas

Desarrollado por: Activision (Steve Cartwright)

Año: 1983

Frostbite es un juego de Atari 2600 que se podría catalogar como una especie de Frogger, pero en un ambiente ártico. Ya que el personaje que controlamos ha de recorrer un río saltando entre bloques de hielo, para conseguir trozos de hielo, y así construirse un iglú antes de que bajen las temperaturas y muera congelado.

¿Suena absurdo? Si, totalmente, pero esta clase de juegos no dependen de su historia, si no de su jugabilidad. En este análisis veremos si una cosa compensa la otra.

Gráficos

El gris claro y el azul que representan el terreno helado y el agua, son los colores predominantes, aunque en las dificultades variables veremos otros tonos como el gris oscuro y si nos fijamos, en el fondo se puede ver una pequeña franja anaranjada que supongo que representa el atardecer. El resto de sprites , como nuestro personaje o los enemigos (pájaros, cangrejos, almejas, peces y osos) añaden una nota de color y variedad.

No sorprende como los juegos más punteros de la consola, pero definitivamente no es un juego que tenga un apartado gráfico pobre o poco trabajado.

El gris y el azul representan el clima helado

Sonido

No hay mucho que decir, ya que prácticamente solo escuchamos los sonidos relacionados con lo que haga nuestro personaje (saltar, morir).  Eso era lo habitual en Atari 2600, así que no puede sorprender ni  decepcionar.

Osos, almejas y pájaros nos complicarán la vida

Jugabilidad

Tenemos que construir un iglú en unos pocos segundos antes de que nuestro personaje muera congelado. Para hacerlo nos moveremos sobre trozos de hielo, cada franja de hielo cambiará de blanco a azul cuando la hayamos pisado (y eso nos otorgará un ladrillo de hielo en nuestro iglú, situado en la parte superior derecha de la pantalla), al pisar todas las franjas de hielo disponibles, volverán al color blanco para que podamos seguir acumulando ladrillos. Cuando tengamos el iglú completo tendremos que subir hacia la parte de tierra e introducirnos dentro para pasar de nivel.

Al completar el iglú tendremos que meternos dentro

Los trozos de hielo suelen estar representados por bloques grandes o pequeñas filas de bloques pequeños, los grandes son plataformas independientes, pero los pequeños, pese a lo que sugiere su aspecto, actúan como una única plataforma, así que podemos andar entre ellos sin caer al agua.

La dificultad va aumentando progresivamente, de manera que los trozos de hielo se moverán más rápido (podemos invertir su movimiento presionando el botón, pero nos costará un bloque de hielo del iglú, salvo que ya lo tengamos completo). También aumentarán los enemigos que deambulen por la pantalla. Los osos andarán solo por tierra, los pájaros, almejas y cangrejos, nos empujarán desde las plataformas de hielo, al agua. Tendréis que evitar a toda la fauna, con excepción de los peces, que no son enemigos y al tocarlos nos dan puntos extra.

Duración

Si os engancha, puede durar muchísimo, si no, en menos de 5 minutos dejaréis de jugarlo. A mí me parece un juego muy entretenido y ya sabéis que Activision (en Atari 2600) es sinónimo de calidad.

La situación se ha complicado rápidamente

 

Conclusión

Frostbite es un juego que puede gustar mucho a personas que busquen algo sencillo, que requiera concentrarse totalmente y que aspiren a superar sus puntuaciones máximas.

Solo se me ocurre compararlo con juegos como Frogger o Freeway de la propia Atari 2600, pero lo cierto es que ese parecido es solo en concepto, a la hora de jugar no funcionan exactamente igual.

Activision regalaba este parche a los que superasen 40000 puntos

Anuncios

Análisis: Rampage (Arcade)

RAMPAGE

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 29 (Especial Frankenstein) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Rampage

Plataforma: Arcade

Número de Jugadores: 1 a 3 jugadores

Género: Acción

Desarrollado por: Bally Midway

Año: 1986

Rampage fue uno de los juegos más exitosos de máquinas recreativas a finales de los años 80. Tuvo una enorme cantidad de ports a diferentes consolas y ordenadores, muchos de ellos con añadidos al juego original o con recortes derivados de las limitaciones del sistema al que fue llevado.

En este arcade voy a hablar de la versión original, desarrollada por Bally Midway en 1986, en ella tomábamos el papel de George, Lizzie y Ralph, tres personas normales que se convirtieron en monstruos al verse expuestos a sustancias concretas (vitaminas, un lago radiactivo y aditivos alimenticios) y nuestra misión es arrasar las ciudades que encontremos a nuestro paso, evitando a los numerosos enemigos y devorando a los deliciosos humanos que se pongan por delante.

Pantalla de título

Gráficos

Sin duda alguna, lo mejor del juego. Los tres enormes personajes tienen un aspecto genial (pese a que comparten el mismo sprite, cambiando el color y la cabeza) y están llenos de animaciones graciosas (tambalearse antes de caer, comer algo y poner caras raras, electrocutarse, caerse al vacío, convertirse en humano al perder una vida y huir tapándose sus partes íntimas…).

Las ciudades tienen un aspecto un tanto desangelado, al estar compuestas de edificios repetidos de colores sosos que se repiten nivel tras nivel (aunque se añaden algunas diferencias, como puentes o lagos). Sin embargo los enemigos (soldados, helicópteros, tanques) y el resto de elementos (coches, ciudadanos) que las decoran, les dan un aspecto lleno de vida.

Los monstruos tienen animaciones divertidas

Sonido

No hay música que adorne las partidas, así que solo escucharemos los sonidos que haga nuestro monstruo y el constante traqueteo de los ataques enemigos. Cuando nos quede poca vida escucharemos los latidos del corazón de nuestro monstruo a modo de aviso. En general, el apartado sonoro no está demasiado trabajado.

Cada humano mutó en un monstruo diferente

Jugabilidad

Aunque el control de los monstruos es sencillo (solo saltan y pegan) necesitaremos bastante paciencia para aprender a movernos por la ciudad y lograr que los monstruos hagan lo que queremos hacer. Para subir por los edificios hay colocarse en el lado despejado que tengan y a partir de ahí ya podremos ir subiendo y bajando golpeando la zona donde estamos agarrados (o presionar otra dirección y el botón de pegar para atacar hacia otras direcciones). Cuando un edificio ha sufrido mucho daño, empezará a resquebrajarse y se derrumbará, si nuestro monstruo está subido a él, caerá con el derrumbamiento y recibirá daño.

George y Lizzie arrasando la ciudad

Los controles no son malos, pero debido al enorme tamaño de nuestro personaje y a la lentitud de sus movimientos, vamos a estar expuestos a los ataques  enemigos de manera constante, así que mientras más tardemos en destrozar una ciudad, más vida perderemos. No hay posibilidad de evitar todo el fuego enemigo y lo único que nos hace subir la vida es comernos a determinadas personas o ítems, pero tampoco hay que comérselo todo a lo loco, pues algunos elementos nos harán daño. Para avanzar en este juego hay que ser estratégico y elegir un orden concreto para destruir los edificios, así estaremos menos tiempo en cada nivel y recibiremos menos daño de los enemigos.

Duración

El juego nos ofrece más de un centenar de ciudades para arrasar y si las superamos, volveremos a la primera (como suele pasar con los juegos de máquina recreativa) así que su duración es bastante elevada. Lamentablemente, lo que suele hacer que no lleguemos a ver todas las ciudades suele ser la dificultad (en muchas ocasiones es imposible evitar recibir daño, así que inevitablemente terminaremos perdiendo vidas por puro desgaste) y sobretodo la repetición, ya que pese a los ligeros cambios que hay de una ciudad a otra, el juego puede volverse tedioso cuando llevas una decena de ciudades arrasadas.

El hecho de que puedan participar hasta 3 jugadores disminuye esa sensación de repetición y aumenta la diversión muchísimo, aunque la dificultad sigue siendo tan alta como antes, de hecho me atrevería a decir que es incluso más difícil, porque los monstruos pueden herirse entre ellos y no solo pegando, si no también saltando uno encima del otro.

Destrucción a tres bandas

Conclusión

Rampage es un juego divertido, pero su enorme cantidad de ciudades no evita que se haga repetitivo y termine cansando. Si contáis con la colaboración de más jugadores, puede ser mucho más ameno y caótico.

Aunque me gusta este juego, creo que ha sido superado totalmente por su continuación Rampage World Tour de 1997, que mejora la experiencia jugable y resulta mucho más divertido. No hay nada del original que no haya sido mejorado en la secuela, así que creo que es mucho más recomendable Rampage World Tour que su primera parte.

Rampage World Tour (1997)

Análisis: Jr. Pac-man (Atari 2600)

JR PAC-MAN

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 27 (Especial Trolls) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Jr. Pac-man

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1

Género: Arcade/Habilidad

Desarrollado por: Bally Midway

Año: 1984

Bally Midway vivió en primera persona el éxito de Pac-man en Estados Unidos de manera que decidió hacer versiones nuevas del juego sin permiso de Namco para aprovechar el filón. Una de esas versiones fue Ms Pac-man, que mejoró el juego original y tuvo tanto éxito que la propia Namco lo convirtió en juego oficial.

Otro de esos juegos creador fue Jr. Pac-man, que pese a tener una calidad bastante alta, nunca fue considerado oficial por Namco y se fue olvidando con el tiempo.

Tal y como sucedió con muchos otros juegos de éxito, Jr. Pac-man tuvo su correspondiente versión a sistemas domésticos del momento. Este análisis está centrado en la versión de Atari 2600.

Jr. Pac-man (versión Arcade)

Gráficos

Dentro de lo que es esta consola y Pac-man en general, no se puede decir que el juego tenga malos gráficos (además que son mejores que los del clásico Pac-man de Atari).

Junior es totalmente amarillo (no hay diferentes colores en su sombrero) pero los fantasmas son de diferentes colores y aunque los puntos (ahora rallas) que comemos son del mismo color que los escenarios, van cambiando de color conforme los completamos.

En general el juego cumple con lo esperado, sin alardes (ni escenas extras entre niveles), pero con lo necesario para jugar bien.

Primer nivel del juego

Sonido

Las músicas se pueden contar con los dedos de la mano y solo salen en momentos concretos, pero bueno es que así es como sucede también en el Pac-man original. Los sonidos son aceptables y hasta recuerdan al arcade, de manera que tampoco hay nada que reprochar.

El escenario es más grande y no hay atajos

Jugabilidad

Este juego mantiene la formula de Pac-man: Tenemos que comer todos los puntos (o rallas) del escenario evitando los fantasmas con los cuales solo podremos acabar si hemos comido antes una súper píldora para que se asusten) pero al mismo tiempo añade algunos cambios que lo hacen muy interesante.

El mapeado es mucho más extenso que en los juegos anteriores, de manera que en pantalla nunca veremos el mapa entero, de manera que tendremos que subir y bajar para poder verlo todo (en el arcade el mapa era horizontal, pero en esta versión es vertical).

Además de los fantasmas existe otro “enemigo” que aparece en el mapa y tiene forma de diversos objetos del pequeño Pac-man (un triciclo, una cometa, un tambor…) independientemente de su aspecto, su labor es complicarnos un poco la vida, pues al moverse aplasta los pac-puntos normales (haciendo que seamos más lentos a la hora de comérnoslos –lo cual otorga ventaja a los fantasmas-) y destruye las súper píldoras. Afortunadamente nos podemos comer a este “enemigo” sin necesidad de usar una súper píldora.

Resumiendo, es la fórmula del viejo Pac-man, pero con unos cuantos cambios que le añaden dificultad y reto. Los controles están a la altura, pero hay que hacerse a ellos, porque si intentamos apurarlos y girar antes de lo necesario seremos comida de fantasma.

Duración

Es un juego arcade, así que la duración siempre depende de lo que estemos decididos a viciarnos y superar nuestros records.

Eso sí, considero este Pac-man el más difícil de todos los clásicos de esta saga, su mapeado es enorme y no hay atajos para pasar de una punta a otra del mapa (y escapar de los fantasmas). Además el triciclo y el resto de ítems pueden aplastar las bolas y destruir las súper píldoras de manera que el reto siempre va a más.

El tambor aplastará “puntos” y destruirá las súper pildora

Conclusión

Jr. Pac-man es un gran juego y junto con Ms Pac-man creo que son lo mejor de esta saga en lo que a juegos clásicos se refiere. Eso sí, su dificultad es bastante alta y requiere paciencia avanzar en el juego, lo cual lo hace ideal para veteranos del comecocos.

No dejéis que os acorralen los fantasmas

Análisis: Tapper (Arcade)

TAPPER

por Skullo

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 24 (Especial Popeye) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Tapper (título inicial) Root Beer Tapper (título posterior)

Plataforma: Arcade

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Arcade/Habilidad

Desarrollado por: Marvin Glass and Associates

Año: 1983

Muchos videojuegos nos trasladan a mundos de fantasía donde se viven aventuras imposibles, pero también hay algunos que nos intentan mostrar, a su manera, los quehaceres diarios de una persona normal y corriente. Tapper es uno de esos juegos, pues el protagonista es  un camarero que tendrá que repartir cerveza y recoger las tazas vacías a todos los clientes hasta que no entre nadie más en su bar, algo mucho más difícil de lo que parece.

Publicado por Bally Midway en 1983, Tapper es uno de esos juegos que se lanzan para hacer publicidad de algún producto, en este caso de la cerveza Budweiser. Desconozco si fue para evitar polémicas (promocionar la cerveza entre menores de edad no debió gustar a muchos padres) o si fue debido a la finalización del contrato publicitario, pero poco tiempo después apareció una versión llamada Root Beer Tapper, que es exactamente el mismo juego, pero sin publicidad ni alcohol de por medio.

Tapper apareció en Wreck-It-Ralph

Gráficos

Para ser un juego de 1983 los gráficos son muy buenos, grandes y coloridos. El camarero tiene muchas animaciones divertidas y hay una enorme variedad de clientes y bares, que irán cambiando conforme avancemos niveles, pues nuestro camarero empezará trabajando en un bar de cowboys, luego pasará a hacerlo en eventos deportivos, luego en bares de rock y punk y finalmente sus clientes serán extraterrestres.

Además del juego en sí, existen algunas fases de bonus que también se ven estupendamente. Si comparáis la versión Tapper con Root Beer Tapper, veréis que las diferencias principales son la ausencia de publicidad de Budweiser y el sprite del camarero.

Gráficos coloridos y divertidos

Sonido

¿Conocéis la canción “Oh Susana”? Pues es lo que vais a escuchar durante prácticamente todo el juego, ya que solo se interrumpirá cuando acabemos un nivel, estemos en una fase de bonus o consigamos la propina de algún cliente, lo cual provocará que aparezca un espectáculo que variará la música por unos segundos. Es bastante gracioso escuchar la canción “When You Say Bud” (proveniente de un anuncio de Budweiser) en las fases de Bonus.

Hubiese sido genial si cada tipo de bar tuviese su propia canción, pero la verdad es que no creo que se le pueda exigir mucho más a un juego de esta época. Los sonidos son bastante buenos y no cansan, algo bastante importante pues estaremos mucho, mucho rato haciendo lo mismo.

Fase de Bonus

Jugabilidad

El objetivo de Tapper es lanzar una jarra de cerveza a cada persona que haya en la barra antes de que lleguen al final de la misma, pues si eso sucede perderemos una vida. Cada vez que lancemos una cerveza, la persona que la reciba retrocederá cierta distancia, si conseguimos dejar a todas las personas fuera del bar, el nivel habrá acabado.

En la mayoría de ocasiones, los borrachos no podrán ser expulsados del bar con una sola cerveza, de manera que tendremos que esperar a que se beban la que le hemos tirado y una vez suelten la jarra, volver a lanzarles otra para sacarlos del bar. Las jarras vacías que nos lanzan también son muy importantes, pues tendremos que recogerlas (ya sea esperando a que lleguen a donde estamos nosotros o yendo a buscarlas), si una jarra vacía cae al suelo, perderemos una vida.

Una vida menos

Conforme el juego vaya avanzando, nuestros borrachos particulares serán más rápidos e incluso aparecerán directamente en mitad de la barra (en lugar de hacerlo en la puerta del bar) de manera que tendremos que ser muy rápidos moviéndonos por las diferentes barras y sirviendo las cervezas justas, pues si nos pasamos y lanzamos una cerveza de más, esta caerá al suelo y perderemos una vida.

En niveles más avanzados las barras estarán situadas a ambos lados de nuestro personaje lo cual nos forzará a cambiar la manera de pensar, en el fondo es lo mismo, pero ese sutil cambio puede provocar que cometamos algún error.

A veces algunos clientes dejan propina en la barra, si nos arriesgamos a recogerlas empezará un espectáculo que entretendrá a algunos de ellos, los cuales no se moverán del sitio, pero ojo, si lanzáis una cerveza a los que miran el espectáculo no la agarrarán, de manera que esta caerá al suelo  y perderéis una vida. Perder la concentración en este juego, significa perder una vida, algo que puede suceder con mucha frecuencia, afortunadamente podemos ir obteniendo vidas extras acumulando puntos.

En resumen, Tapper es un juego multitarea bastante exigente, tenemos que movernos por las barras, servir las cervezas justas, recoger las jarras vacías y estar atentos de que ningún cliente llegue al final de la barra. El control es bueno y nuestro camarero es realmente rápido (presionando arriba y abajo podemos “saltar” de una barra a otra, independientemente de donde nos encontremos). Eso sí, todo lo que tiene de exigente, lo tiene de adictivo.

Duración

Es un juego arcade, así que durará todo lo que nosotros queremos que dure, pues la idea es continuar jugando para hacer el máximo número de puntos posibles. Pese a que eso lo hace un tanto redundante, hay que agradecer que el juego vaya premiando al jugador con las fases de bonus y variando los escenarios y los clientes.

Existe un modo multijugador, pero no es simultáneo, de manera que en caso de querer jugar con un amigo os tendréis que ir turnando.

Tabla de puntuaciones

Conclusión

Este es uno de esos juegos que o te enganchan muchísimo o pierdes el interés rápidamente, a mí personalmente me encanta y considero que está muy bien hecho en todos los aspectos. La dificultad va subiendo progresivamente y puede llegar a ser frustrante, pero no más de lo que lo son otros juegos arcade de la época.

Así que creo que es un juego muy recomendable para los que busquen un algo sencillo, divertido y adictivo.

Versión Root Beer Tapper

 

 

Análisis: Guacamelee (PC)

GUACAMELEE

por  Valveider

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 24 (Especial Popeye) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Guacamelee (título original) Guacamelee! Super Turbo Championship Edition (versión actualizada)

Plataforma: PC

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Aventura/Beat’em up/Plataformas

Desarrollado por: Drinkbox Studio

Año: 2013

Como revista atemporal de videojuegos no solo nos dedicamos a lo retro, aunque obviamente es lo que más nos gusta, para contrarrestar un poco el toque añejo comentaré uno de esos juegos desarrollados por empresas independientes que reciclan con mucha frescura ese sabor viejuno que nos encanta y disfrutamos de niñez.

Así que voy a empezar por un juego muy entretenido y divertido, hoy analizamos a un grande, Guacamelee, conozcamos un poco de su historia:

Todo Pueblucho está preparándose para el festival de los muertos, un día muy importante en la cultura mexicana donde se honra a los que ya no están en el mundo de los vivos.

Pero los preparativos se ven afectados cuando el malvado gobernador del mundo de los muertos Carlos Calaca y su ejército de calaveras atacan Pueblucho para raptar a la hija del presidente.

Juan, un joven y fuerte recolector de Agave, no está dispuesto a que Carlos Calaca se lleve a la chica ya que son amigos de la infancia (con aspiraciones a más), Calaca derrota a Juan de un suspiro y este acaba en el mundo de los muertos donde una poderosa y mística máscara de luchador es revelada ante él, dicha máscara le otorga el poder de regresar al mundo de los vivos como un poderoso luchador, es hora de que Juan salve el día.

¡Preparaos para el combate!

Gráficos

El sentido del humor predomina en el juego y esto se nota mucho en el apartado gráfico, hecho íntegramente en dos dimensiones y completamente encantador, colorido y simpático.

Siguiendo un estilo mexicano y rozando muchas veces el cliché (aunque siempre en tono de humor), nos encontraremos con entrañables personajes, numerosos enemigos y unos jefes de los que es fácil encariñarse pese a ser los tipos malos. Las animaciones tanto de Juan como la de los enemigos es muy suave y fluida, con una gran cantidad de golpes y agarres muy vistosos.

Los niveles y sus fondos siguen la estética antes mencionada, además son muy hermosos y detallados. Aunque no seas de los que se fijan mucho en los detalles acabarás contemplando bien estos fondos ya que tienen muchísimas referencias a otros videojuegos y memes de internet.

Con el tiempo acabaremos obteniendo ciertas habilidades como poder pasar del mundo de los vivos al de los muertos, gracias a ello podemos ver cómo cambia un mismo lugar en el otro mundo, con una estética y colores cambiados, una curiosidad muy visual.

¿Donde habré visto yo esto?

Sonido

Enseguida podrás apreciar que la música es espectacular y pegadiza, cuenta con composiciones alegres con mucho ritmo, dicha banda sonora nos acompaña acertadamente por toda nuestra aventura hasta tal punto que más de uno se sorprenderá a sí mismo al descubrirse tarareando o silbando las canciones del juego. En ocasiones he escuchado comentarios de gente que opina que la música del juego es repetitiva e incluso exasperante, obviamente no opino así, pero estáis avisados, cada uno tiene sus gustos.

Los efectos de sonido ambientales son más que correctos y sobre todo reconocibles, además cuenta con un gran repertorio de ruidos de golpes que oirás en batalla completando así la satisfacción de derrotar a tus enemigos.

Hay que aclarar que aunque en Guacamelee existe el diálogo entre personajes, estos no están doblados pero los textos si están traducidos.

Los memes de internet también tienen su lugar en el juego

Jugabilidad

Estamos ante el mejor apartado del juego, pues el sistema de batalla es sencillo pero da buen resultado. Lo primero que aprenderemos es a esquivar los golpes de los enemigos, usando este movimiento Juan rodará por el suelo o en el caso de estar en el aire se protegerá, esto es esencial para el combate, con el tiempo aprenderemos nuevos movimientos y habilidades para poder avanzar y desbloquear nuevas zonas, dichas habilidades también serán necesarias en combate y en algunos desafíos, como por ejemplo el golpe ascendente que será necesario para llegar a ciertas plataformas, de otro modo inaccesibles.

A nuestro repertorio le añadiremos la habilidad de convertirnos en pollo, que reducirá nuestro tamaño para permitirnos colarnos por caminos concretos a cambio de que mientras dure la transformación nuestras habilidades de combate sean prácticamente nulas.

Una de las habilidades más importantes es el cambio del mundo de los vivos al de los muertos, donde en un mundo encontramos un muro que nos impide pasar, en el otro puede que dicho obstáculo no exista, además esta habilidad también será usada en combate ya que algunos enemigos solo pueden ser abatidos en uno de los mundos aunque eso no impedirá que te puedan dañar sin importar en que plano te encuentres.

Esquivar es importante cuando hay tantos enemigos

Durante el juego encontrarás bloques de colores que pueden ser destruidos si usas los ataques especiales correspondientes:

Cabezazo Olmeca: Un golpe con la cabeza que envía al enemigo hacia atrás, destruye los bloques amarillos.

Gancho del gallo: Un golpe ascendente, perfecto para enviar a los enemigos a volar, rompe los bloques rojos y además ayuda a alcanzar plataformas elevadas.

Plancha de la rana: Necesitas estar en el aire para usarlo, Juan desciende con fuerza dando un planchazo con su poderoso abdomen, rompe los bloques verdes.

Campanadas elegantes: Rompe los bloques azules, es un golpe hacia delante, también sirve para acortar distancias en el aire.

Escalada del Chivo: Cuando te agarres a una pared puedes correr con la fuerza de una cabra montesa hacia arriba, esta habilidad, al igual que el Gancho del gallo, también rompe bloques rojos.

Vuelo del Chivo: El último ataque especial, agarrado a una pared puedes salir disparado hacia la otra dirección realizando un vuelo que rompe bloques azules.

Estos ataques especiales tienen un uso limitado, representado bajo de la barra de salud, estos usos se rellenan en unos segundos así que mientras no abuses de ellos no tendrás problemas.

Cada enemigo que derrotemos deja caer dinero que puede ser canjeado en unos altares repartidos por todo el juego.  En dichos altares podemos comprar algunos movimientos de agarre como los súplex o mejoras pasivas como regeneración de salud, además también podemos adquirir trajes que no solo cambian nuestra apariencia también nos otorgan mejoras. Y si nos cansamos del fortachón de Juan siempre podemos seleccionar a Tostada la guardiana que protege la legendaria máscara de luchador.   

Duración

Guacamelee es muy disfrutable pero su duración es algo escasa, en apenas seis u ocho horas podemos completar el modo historia con un gran porcentaje del juego desbloqueado. Por suerte hay varios logros, secretos y desafíos que alargan un poco la vida del juego y si las aventuras de Juan y Tostada te han parecido demasiado fáciles, cuando completes la historia se desbloqueara el modo difícil, así que ya tienes una excusa para rejugarlo, si te apetece.

Guacamelee dispone de su versión más actualizada bajo el nombre de Guacamelee! Super Turbo Championship Edition. Dicha versión contiene la versión expandida de la historia, nuevas áreas que explorar, nuevas habilidades y enemigos incluyendo el jefe Trio of Death, un músico esqueleto de tres cabezas seguidor de Carlos Calaca.

No hay mucho más que añadir respecto a su duración, así que os recomendamos que disfrutéis cada momento del juego.

El humor es una constante del juego

Conclusión

En general Guacamelee está bien cuidado y mimado, eso se nota mucho en el producto final.
En definitiva un buen juego que mezcla el estilo Metroid o Castlevania (Metroidvania para los amigos) con una buena parte de plataformas, aderezado por buen sistema de combate y una pizca de puzle, todo ello envuelto en una tortilla del humor y las referencias, lo cual nos da como resultado esta gran y jugosa enchilada que resulta ser Guacamelee.

Si os interesa haceros con este juego, está en las siguientes plataformas: Microsoft Windows, OS X, Linux, Playstation 3, Playstation 4, PlayStation Vita, Wii U, Xbox 360 y Xbox One.

En caso de que adquieras o hayas adquirido Guacamelee en Steam puedes disfrutar de nuevas skins o trajes para Juan y Tostada creados íntegramente por la comunidad de Steam Workshop, hay skins realmente curiosas como Zangief o Samus Aran, un pequeño extra que no altera el producto pero es algo que agradecer si sois de los que os gusta jugar en ordenador.

Y como recomendación personal, si no tenéis problemas con la lectura en inglés os aconsejo cambiar el idioma a la lengua de Shakespeare, para darle un gracioso toque Spanglish al juego.       

Alebrije, la mascota de Calaca

Análisis: Super Pac-Man (Arcade)

SUPER PAC-MAN

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 26 (Especial Marvel VS Capcom) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde este enlace.

Título: Super Pac-Man
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Arcade
Desarrolladora: Namco
Año: 1982

Todo el mundo conoce juegos clásicos como Tetris, Pac-man o Galaga, pero son pocos los que suelen recordar las continuaciones directas de los mismos.

Por regla general ninguna de las continuaciones suele igualar el éxito del original, aunque es cierto que existen excepciones como el caso de Ms. Pac-man, un juego realizado por Midway que logró superar en calidad y popularidad al original de Namco.

Con intención de prolongar el éxito del “comecocos” y seguramente con el deseo de sustituir a Ms Pac-man como juego estrella del personaje la compañía japonesa decidió lanzar un tercer juego llamado Super Pac-man.

Gráficos

Se conserva el estilo clásico del Pac-man original, pero al mismo tiempo se añaden más detalles y animaciones (en los fantasmas por ejemplo) y los escenarios ofrecen más variedad al ir cambiando los clásicos pac-puntos por diferentes elementos como pasteles y manzanas. El único cambio en el sprite de Pac-man que veremos será en tamaño, pues la novedad del juego es que al comer las súper píldoras, Pac-man se convertirá en gigante y arrasará con todo (pero seguirá sin tener ningún tipo de detalle en su cara).

Todo esto hace que el juego se vea mucho más vivo que los anteriores, aunque también es cierto que puede provocar un ligero “empacho visual” la primera vez que juegas, ya que da la sensación de que la pantalla está llena de objetos.

Como todo buen juego de Pac-man se conservan las animaciones entre niveles donde este personaje escarmienta a los fantasmas por acosarle.

Estilo clásico pero con añadidos curiosos

Sonido

La melodía clásica del Pac-man y sus típicos efectos especiales nos acompañarán una vez más.

No hay demasiado más que destacar en este sentido, Super Pac-man carece de músicas o algo que no se haya visto en juegos anteriores.

Super Pac-man puede con todo

Jugabilidad

El objetivo de este juego es comerse toda la fruta, las pastillas especiales (que asustan a los fantasmas) y las súper pastillas (que os convierten en Super Pac-man). Las llaves son el único objeto que no necesitamos comer para completar el nivel.MLa habilidad que tengáis a la hora de jugar al Pac-man original os va a ayudar mucho en este juego, pero aun así os aseguro muchas muertes a manos de los fantasmas.

Mientras que en el Pac-man original y su secuela, el laberinto que recorríamos era fijo, en Super Pac-man hay unas barreras que bloquean el acceso a diversos pasillos (donde generalmente están las frutas y las píldoras especiales). Esas barreras desaparecen al comernos las llaves que hay repartidas por el escenario, abriendo así poco a poco todo el nivel. Esto puede provocar situaciones frustrantes como acabar arrinconados en pasillos o que vayáis huyendo de 2 fantasmas, os comáis una llave y eso abra un camino tras vosotros que uno de los dos fantasmas usará para acorralaros.

Si nos comemos las llaves se abrirán los caminos

Afortunadamente existen las súper píldoras que convierten a nuestro personaje en el gigantesco Super Pac-man, el cual ignora a los fantasmas y puede romper las barreras (incluso entrar en la “casa” de los fantasmas). Si a esto le sumamos que Super Pac-man puede comerse las píldoras que nos dan la habilidad de comernos a los fantasmas, os podéis imaginar lo satisfactorio y destructivo que puede ser jugar a este juego.

Pero no todo iba a ser tan fácil, pues Super Pac-man es un tanto difícil de manejar y las píldoras especiales para comer fantasmas apenas duran unos segundos, así que tendremos que tener mucho cuidado.

Duración

Es un juego arcade, así que no tiene un final propiamente dicho, el tiempo que le dediquéis dependerá más de vosotros que de el juego en sí.

Es cierto que tratar de superar nuestro récord o descubrir que objeto tendremos que comernos en la siguiente fase puede darle algo más de vida, pero en el fondo es un juego que se repite con la única variación de los bonus y las animaciones graciosas entre niveles.

En cada nivel cambiarán los objetos a comer

Conclusión

Super Pac-man es un juego recomendable para todos los fans de Pac-man que se puedan acostumbrar a los cambios añadidos que varían notablemente la jugabilidad. Si eres bueno en el original, tendrás algo de ventaja, pero aun así te quedará mucho por aprender para poder ser bueno en Super Pac-man.

Fase de bonus ¡a comer zapatillas!

Análisis: Wario Land: Super Mario Land 3 (Game Boy)

WARIO LAND
SUPER MARIO LAND 3

por Alf

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 13 (Especial King of Fighters) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Wario Land: Super Mario Land 3
Plataforma: Game Boy
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: Nintendo
Año: 1994

No son muchos los antagonistas de los numerosos spin-offs de Mario que han saltado a la fama. Desde Wart, pasando por Tatanga, Birdo o Waluigi entre otros, pueden sentirse afortunados si aparecen en un discreto segundo plano como personajes jugables de sus juegos deportivos, cuando no directamente caen en el más absoluto ostracismo.

Si existe una excepción a esa regla ese es Wario, jefe final de Super Mario Land 2: Six Golden Coins. Esta parodia del propio fontanero agradó a los fans, hasta tal punto de que tan sólo dos años después (hacia 1994) los chicos de Nintendo decidieron hacer una secuela directa de este título, pero con el propio Wario como protagonista. Así fue como nació Wario Land: Super Mario Land 3 (es significativo cómo éste se ve reducido al estatus de subtítulo).

Como secuela que es, el argumento debe guardar algún tipo de relación con su predecesor, y, de hecho, lo hace. Como recordaréis, Wario había sido derrotado y expulsado del castillo de Mario, quedando sus planes de obtener castillo propio totalmente frustrados. Sin embargo, no tardó mucho en maquinar nuevos planes para lograr tan ansiada meta. La oportunidad se le presentó cuando le llegó la noticia de que la estatua gigante de Peach, hecha de oro macizo, había sido robada por los Piratas del Azúcar Moreno, comandados por la capitán Syrup, quien se convertiría en su principal némesis en las primeras entregas de la saga. Por tanto, debía hacerse con esa estatua antes de que Mario la recuperara. El precio de la estatua más los tesoros que saquease a los piratas bastarían para construirse un castillo más grande que el de su archienemigo y hacer que éste se muera de envidia. Con este sencillo y materialista argumento, hacía su entrada triunfal un Wario cargado de carisma y personalidad, que pronto demostraría que había llegado para quedarse.

Pantalla de título

Gráficos

La tendencia ascendente de la calidad gráfica atestiguada en Super Mario Land 2 tiene su continuación en la entrega protagonizada por su álter ego, hasta el punto de que, sin ser tan abismal como fue este primero con respecto a su antecesor, es bastante notoria.

Todos los elementos que aparecen en el juego (enemigos, objetos, fondos…) están representados a una escala todavía mayor y dotados de un grado de detalle superior. También es digno de reseña el diseño artístico de los escenarios y mapeado recuerda al estilo seguido de los juegos de Mario. Los mundos son muy originales y variados, con áreas de temática culinaria que le otorga un aspecto muy pintoresco.

Pero sin lugar a dudas, su rasgo característico reside en su expresividad. Frente al aspecto hierático que presentaba Mario, vemos a un personaje más expresivo, que realiza más gestos y manifestaciones anímicas en determinadas acciones, todo un logro teniendo en cuenta de que halamos de un juego de Game Boy. A pesar de la mala baba que manifiesta en todo momento el personaje, da la sensación de que, a diferencia del fontanero, nos encontramos ante un protagonista de carne y hueso dotado de emociones propias.

Si golpean a Wario se volverá pequeño

Sonido

El estilo de los temas musicales es distinto al de los habituales en la saga del fontanero. Tienen un ritmo más pausado y parsimonioso, y reflejan el carácter antiheroico, cómico y fanfarrón del personaje. Son asimismo variados y originales, con un número total de temas bastante notable, y al contrario que en Super Mario Land 2, no todos son variables del tema principal, correspondiendo a éstos una fracción importante aunque no claramente dominante.

Los temas acompañan perfectamente a la acción, convirtiendo su banda sonora en una de las que se deben tener en cuanta en la portátil de Nintendo. Los efectos sonoros son igual o más variados que los de Super Mario Land 2.

Probando suerte en un minijuego de bonificación

Jugabilidad

Como sucesor (y hasta cierto punto continuador) de la saga Mario Land, el gameplay conserva ciertos elementos que recuerdan a las aventuras del fontanero. Encontraremos  bloques, monedas, estrellas de invencibilidad y enemigos sobre los que saltar, que te darán un punto de corazón (homologables al medidor de los enemigos liquidados en el Super Mario Land 2). También nos encontramos con el cronómetro del tiempo límite y el contador de monedas, cuyo papel crece espectacularmente junto con la avaricia de su protagonista.

Además, al igual que en el Super Mario Land 2 es posible guardar la partida a mitad de cada nivel (eso sí, esta vez pagando una moneda de diez oros) y poder jugar en tres archivos diferentes. En cuanto a los ítems, son el Ajo (el equivalente al Super Champiñón de Mario), sombreros (el de Toro para aumentar su fuerza física, el de Reactor  para volar por un breve espacio de tiempo y el de Dragón para convertir su gorro en un lanzallamas), y estrellas de invencibilidad, que aparecerán en contada ocasiones y además le harán más veloz. Cuando Wario es herido se trasforma en Wario Pequeño, y si ya está en ese estado, pierde una vida.

Volando con el casco reactor

Pero ahí terminan las similitudes. En todo lo demás Wario Land tiene un estilo propio muy marcado. En los controles se advierte que Wario es menos ágil que el fontanero, por lo que las carreras se terminaron. Si se está acostumbrado a las cabriolas de Mario o de otras sagas, algunos tramos de plataformas pueden hacerse algo más problemáticos, pesados y poco fluidos. A cambio es capaz de embestir bloques y enemigos para hacerlos añicos utilizando su potente golpe corporal (previo aturdimiento para los enemigos más corpulentos), mostrando así una notable fuerza física. También puede agarrarlos y lanzarlos hacia otros enemigos para acabar con todos a la vez, o en ocasiones, estrellarlos contra la pared. La interacción con los enemigos es más realista, pues ya no basta el mero contacto físico para que Wario salga herido, sino que debe ser alcanzado por sus armas o partes letales.

En definitiva, se trata de una completa reorientación del sistema de juego, hasta el punto de ser antagónico al de su archienemigo (movimientos pesados y poderosos frente a los veloces y  ligeros del fontanero) al que es necesario habituarse. Pero pronto se revela como un estilo plenamente funcional, que nos proporcionará horas de diversión.

Duración

La Isla Kitchen se compone de 7 mundos y 40 niveles. Uno de esos mundos (Tierra del Sorbete) es secreto, así como algunos niveles sueltos. Pero su considerable duración no solo se debe a la mayor cantidad de niveles, sino a que éstos albergan tesoros ocultos, por lo que será necesario volver a jugar varias veces hasta encontrarlos todos. Su estilo es lineal, por lo que deberán seguirse por un orden determinado, hasta verse las caras con el jefe final, regresando a un estilo más tradicional de los juegos de plataformas.

Además, su potencial de rejugabilidad es bastante elevado debido a un elemento fundamental en el juego: las monedas. Aquí son un fin en sí mismo, pues deben acumularse en la mayor cantidad posible durante el juego para lograr obtener el castillo más grande al final. Estas se pueden obtener directamente, liquidando enemigos u obteniendo tesoros. Cada uno de ellos tiene un valor determinado que se canjeará por monedas a la hora de lograr el ansiado castillo. Esto hará que el presente diferentes variantes en el final del juego (a más monedas, mejor castillo), incentivándonos a completarlo una y otra vez.

Wario puede romper bloques a empujones

Conclusión

Wario debuta como protagonista en un juego que reinventa los títulos de plataformas, con un estilo único de control y de desarrollo que sentó las bases de los futuros títulos de la saga, ya que se harían recurrentes aspectos tales como los golpes corporales, el acopio de monedas o las distintas formas de noquear a los enemigos.

Se trata además del punto de partida de su saga, Wario Land,  que pasó por prácticamente todas las consolas portátiles de Nintendo. Estamos ante un título clave para los aficionados al género de plataformas y de los clásicos en general.

Usar a los enemigos como arma es muy divertido