Avance: Número 32 de Bonus Stage Magazine: Especial Mortadelo y Filemón

Próximamente estará disponible el nuevo número de la revista Bonus Stage Magazine que incluye:

  • Análisis de 10 juegos retro de consolas diferentes.
  • Comentario sobre el documental Tetris: Desde Rusia con amor.
  • Artículos dedicados a periféricos y personajes del mundo de los videojuegos retro.
  • Un artículo de curiosidades de videojuegos relacionadas con héroes de acción como Schwarzenegger, Sylvester Stallone y Jean Claude Van Damme.
  • Un especial sobre la historia y los videojuegos de Mortadelo y Filemón.

Anuncios

Análisis: Danan The Jungle Fighter (Master System)

DANAN
THE JUNGLE FIGHTER

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 18 (Especial House of the Dead) que puedes ver online o descargar gratuitamente en este enlace.

Título: Danan the Jungle Fighter

Plataforma: Master System

Número de Jugadores: 1

Género: Acción/Plataformas

Desarrollado por: Whiteboard

Año: 1990 (Europa y Brasil)

Hace mucho tiempo, cuando la selva cubría la tierra, una malvada criatura llamada Gilbas surgió para destruir a sus habitantes, afortunadamente apareció un héroe que, gracias a los 3 objetos sagrados, pudo detener al monstruo y traer de nuevo la paz.

Muchos años más tarde, parece que hay alguien intentando despertar de nuevo a Gilbas, así que Danan, nuestro héroe, tendrá la misión de impedirlo, aunque claro, para ello tendrá que conseguir primero los 3 objetos sagrados.

Gráficos

El personaje de Danan es bastante grande y está muy bien definido, el resto de personajes tienen un nivel de calidad muy similar, con excepción de los enemigos más pequeños que son tan simples, como molestos. Los jefes de nivel son muy diferentes entre sí (hechiceros, guerreros, soldados robot…) y tienen unos sprites igual de detallados que el protagonista (y algo mejores que los enemigos comunes), mención especial para el enemigo final, el cual es enorme.

Los escenarios aportan bastante variedad al representar zonas muy diferentes, como una jungla, una montaña o el interior de un barco, aunque es cierto que algunas cuevas e interiores de castillos se parecen demasiado entre sí. El colorido del juego es bastante bueno lo cual lo hace muy agradable.

En general, el apartado gráfico tiene una calidad muy alta, tal y como demuestran las fotos.

Danan contra las amazonas

Sonido

Las melodías son muy agradables, aunque algo repetitivas, y se reinician cuando entramos en las diversas zonas que componen un mismo nivel.

Los sonidos son muy comunes y correctos, sin demasiadas pretensiones, aun así el apartado sonoro en general no se hace nada molesto y es bastante agradable.

Acción bajo el agua

Jugabilidad

Los controles son bastante sencillos, con la “cruceta” podemos mover a Danan, agacharnos, subir por escaleras y entrar por puertas (dándole arriba) y con los botones podemos atacar con el cuchillo y saltar.

Si presionamos el botón de Pausa iremos al menú donde podremos ver lo que nos queda para llegar al siguiente nivel de experiencia (que aumentará matando enemigos), si tenemos pociones para resucitar en caso de morir y si podemos o no usar animales de ayuda.

Esos animales son un armadillo (que atacará a los enemigos) un águila (ayudará a Danan a volar por la pantalla) y un Gorila (nos rellenará la vida) y solo podremos usarlos si encontramos suficientes ítems de animales (aunque habrá momentos concretos donde no podremos utilizarlos, como en las batallas contra los jefes).

Inventario de Danan

Pese a su aspecto de “Montaña de músculos” Danan es bastante ágil pegando, moviéndose y saltando, lo cual facilitará mucho algunas partes de la aventura. Lamentablemente, la acumulación de enemigos o elementos en la pantalla provocará ralentizaciones con más frecuencia de la necesaria.

Las pociones, los animales, los ítems que nos recuperan vida (comida), los que aumentan el tiempo (reloj) y los que suben la experiencia (estrella) están repartidos en cofres amarillos que encontraremos repartidos por todos los niveles, de manera que tendremos que aprovechar los momentos en los que tendremos un poco de libertad para que explorar el nivel y así conseguir el máximo de ítems posible, cosa que nos facilitará bastante el juego.

Duración

Es un juego es bastante corto la verdad, pues solo posee 4 niveles que puedes pasarte en menos de una hora sin darte cuenta. Debido a su sistema de niveles de experiencia, puede ser más complicado al principio (que moriremos con algunos golpes) que en niveles avanzados (donde ya tendremos una vida mucho mayor y habremos acumulado pociones para revivir).

Si exploramos encontraremos cofres amarillos

El nivel de dificultad es no es muy elevado, pero es cierto que si nos matan, nos tocará empezar del principio, no hay ni vidas ni continuaciones. Los enemigos finales se basan en rutinas sencillas de aprender y salvo casos contados, no darán demasiados problemas, por muy intimidantes que parezcan inicialmente.

La duración de Danan no es muy extensa, pero su estilo peliculero (lleno de personajes que nos irán contando la historia), sus buenos gráficos y control y su limitada libertad aumentan su rejugabilidad ligeramente, además es muy posible que en la primera partida nos hayamos dejado muchos tesoros por encontrar.

Este jefe tiene ganas de charla

Conclusión

Danan the Jungle Fighter es un juego con una historia sencilla, pero muy bien explicada, un buen apartado técnico y con algunos elementos jugables interesantes (subir de nivel, los animales ayudantes) sin embargo también es muy sencillo y fácil. A mí me parece un juego recomendable, pero quizás a los jugadores más expertos les sepa a poco.

Volando gracias al águila

 

Análisis: Starfox – Starwing (Super Nintendo)

STARFOX – STARWING

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 18 (Especial House of the Dead) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: StarFox (América y Japón) StarWing (Europa)
Plataforma: Super Nintendo
Número de Jugadores: 1 Jugador
Género: Disparos
Desarrolladora: Argonaut Software y Nintendo
Año: 1993

Starfox (Starwing en Europa) es un juego de batallas espaciales en el cual nos ponemos en la piel de Fox McCloud, el líder del grupo Starfox. Nuestra misión será recorrer el sistema Lylat hasta llegar al planeta Venom, donde se encuentra el malvado científico Andross, quien pretende vengarse del exilio al que le sometieron hace años dominando el sistema con su ejército.

Este juego fue creado entre Nintendo EAD y Argonaut y es generalmente recordado por ser el origen de la saga espacial de Nintendo (a la cual ya le dedicamos un número especial) y por popularizar el Chip FX que iba incluido en el cartucho, lo cual hacia que la SNES moviese polígonos de manera más óptima. Y es que en esa época las 3D estaban de moda lo cual llevó a la creación de bastantes juegos con este estilo visual por parte de diversas compañías para las consolas de 16 y 32 bits, muchos de los cuales se basaban únicamente en eso para atraer el público, por lo cual a día de hoy no son demasiado recomendables ¿será Starfox uno de ellos?

Pantalla de título

Gráficos

Gráficos poligonales muy sencillos y algunos sprites en 2D componen el entorno gráfico del juego, es innegable que pese al mérito que tiene haber programado algo así para una SNES, los gráficos poligonales no han envejecido bien y su marco negro desluce en algunas fases, de manera que si no sois muy fans de los polígonos pelados no os va a asombrar visualmente, salvo que seáis capaces de rememorar la época en la que salió.

Obviamente tiene sus puntos buenos, como la ambientación de los diferentes planetas (y las zonas raras como el agujero negro) los diseños de algunos enemigos, las diferentes ilustraciones que vemos en el juego y el enorme tamaño de los enemigos finales, pero todo queda en segundo plano ante los protagonistas y sus enemigos hechos a base de polígonos.

Polígonos pelados, un marco negro y mucha acción

Sonido

Uno de los mejores apartados del juego, el sonido de los disparos, las colisiones, las alarmas y la genial banda sonora nos meten en el juego rápidamente.

Algunas voces no suenan tan bien como deberían, pero otras se escuchan con mucha claridad, con lo cual el apartado sonoro de Starfox queda muy bien redondeado, y cuando digo voces, me refiero a las que hablan en inglés, no el ruidillo que sale cuando nos hablan nuestros compañeros (que al parecer es idioma Corneriano).

En un campo de Asteroides

Jugabilidad

Pilotar el Arwing es bastante sencillo pese a usar todos los botones del mando. Moveremos la nave con la cruceta, los cuatro botones principales servirán para disparar, acelerar, frenar y lanzar las bombas, los botones L y R se usaran para girar la nave lateralmente y en caso de darle dos veces hacer el mítico Barrel Roll, que nos ayudará a sobrevivir al fuego enemigo y el botón SELECT servirá para cambiar la cámara del juego entre las 3 disponibles. Si no nos convence la configuración de botones que viene por defecto, podemos elegir entre varias más.

Cada fase del juego nos irá enseñando como y cuando usar las habilidades del Arwing y en caso de no hacerlo lo más seguro es que acabemos muertos o muy dañados (la nave puede perder las alas). Afortunadamente nos encontraremos algunos ítems que nos rellenarán vida, repararán la nave, aumentarán la potencia de fuego o nos darán bombas extra, además de estar acompañados en nuestra aventura por los otros 3 pilotos de StarFox (siempre y cuando no hayan tenido que retirarse por daños en la nave).

Los jefes son enormes

El control responde bien a las indicaciones, pero para poder salir ilesos de las fases más complicadas necesitaremos ser rápidos de reflejos, no solo por los enemigos, sino también por algunos elementos del escenario que puedan aparecer repentinamente, algo común en los primeros juegos 3D.

Duración

El mapa del sistema Lylat nos deja elegir entre 3 rutas que varían en dificultad y en fases, ya que entre esas tres opciones solo coinciden la primera y última fase del juego (Corneria y Venom) las cuales variarán según la ruta elegida.

Selección de ruta

En una partida normal jugaremos unas 6 fases, pero esto puede variar según la ruta que escojamos y si la alteramos usando los secretos (como el del agujero negro o el del pájaro).

Gracias al sistema de rutas, la variedad del juego aumenta mucho, si quieres jugar planetas determinados, tienes que completar el juego por otro camino con lo cual se fomenta el juego en todas las dificultades.

La dificultad más baja del juego es bastante exigente, no es un juego imposible, pero requiere que aprendamos y apliquemos bien todo lo que vamos viendo, si nos despistamos podemos perder una vida tontamente y si las perdemos todas solo podremos continuar si nos quedan continuaciones, que se pueden aumentar si nuestra destreza a manos del Arwing es lo suficientemente alta.

Una de las zonas secretas del juego

Conclusión

StarFox es el origen de una saga importante de Nintendo y un shooter de naves muy entretenido y desafiante, pero para poder disfrutarlo hay que acostumbrarse a su apartado gráfico. Su sistema de rutas y su banda sonora lo hacen muy interesante y épico, con lo cual creo que vale la pena darle una oportunidad si os gusta el género.

Si no os sentís cómodos con las 3D de este juego, pero tenéis ganas de probar un StarFox, la mejor opción sería jugar a Starfox 64 (Lylat Wars en Europa) de Nintendo 64.

¡Cuidado con las paredes!

 

 

Análisis: Beavis and Butt-Head (Game Gear)

BEAVIS AND BUTT-HEAD

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 19 (Especial Pitfall) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Beavis and Butt-Head
Plataforma: Game Gear
Número de Jugadores: 1 jugador
Género: Plataformas
Desarrolladora: NuFX Inc
Año: 1994

Beavis y Butt-head fueron dos personajes muy importantes en los 90, bueno, puede que no fuesen muy importantes pero si muy divertidos y populares. Empezaron su andadura como mascotas de la MTV, donde comentaban videoclips de música y protagonizaban su propia serie.

Beavis y Butt-head llegaron a tener tanta popularidad que sus insultos inventados se pusieron de moda entre los más jóvenes, su serie tuvo varios especiales publicados en VHS, protagonizaron su propia película y por supuesto, tuvieron videojuegos en las plataformas más famosas del momento.

En esta ocasión voy a hablar de la versión que salió para Game Gear, donde Beavis y Butt-head intentan conseguir las entradas para poder ir al concierto de GWAR. La historia es la misma que en otras versiones, pero el juego es completamente distinto.

Beavis y Butt-Head en Game Gear

Gráficos

Sin lugar a dudas, lo mejor del juego. Los sprites de Beavis y Butt-head son grandes, coloridos y con buenas animaciones, es muy gracioso verlos correr, recibir algún golpe o dejarlos quietos para que se pongan a hacer “headbanging”. El resto de sprites varían mucho en calidad, pues algunos de los enemigos son muy pequeños (las ratas) o muy sencillos (bombas, charcos de agua…) sin embargo los de mayor tamaño se ven bastante bien, aunque se echan en falta muchos de los personajes secundarios de la serie.

Los escenarios son escasos pero variados (hospital, instituto, centro comercial, concierto y las calles de Highland), con un uso de colores sencillo pero efectivo. Durante la partida veremos de vez en cuando una animación de Beavis y Butt-head diciendo tonterías que está resuelta de manera excelente, el resto de imágenes que vemos en el juego (pantalla de título, de game over y final) también son muy buenas.

Los gráficos son grandes y coloridos

Sonido

Algunas melodías son muy machaconas, con unos pitidos que pueden llegar a molestar hasta que te acostumbras o hasta que pasa esa parte de la canción. Los sonidos son bastante básicos y en algunas ocasiones llegan a cortar la canción que está sonando, lo cual hace que el apartado sonoro no salga muy bien parado. Lo único destacable son las voces de Beavis y Butt-head cuando aparecen en primer plano diciendo tonterías, que se escuchan sorprendentemente bien.

Si comemos demasiado acabaríamos en WC

Jugabilidad

Tenemos un botón para saltar y otro para correr, si apretamos abajo, nos agacharemos y si apretamos abajo o arriba y el botón de correr, nuestro personaje estirará la mano para agarrar o utilizar objetos del escenario, esto será necesario para poder obtener más vida y dinero. El botón Start sirve para pausar el juego, pero si presionamos Start y una dirección cambiaremos entre Beavis y Butt-head.

El juego es muy básico en desarrollo, simplemente hay que andar hacia adelante esquivando a los enemigos y las trampas que encontraremos en el suelo. Pese a que he catalogado este juego como uno de “Plataformas” en realidad ni siquiera llega a eso, simplemente hay que andar y saltar evitando que nos golpeen.

El control no es malo, pero es muy limitado por su desarrollo, pues en la mayor parte del juego estaremos avanzando un poco, evitando enemigos y avanzando otro poco, lo cual no es muy divertido.

Duración

Este juego cuenta con 4 niveles iniciales (Las calles de Highland, el Hospital, el instituto y el centro comercial) y si al acabar estos escenarios tenemos dinero suficiente para comprar las entradas, pasaremos a la fase final: el concierto de Gwar.

Para poder comprar las entradas y acceder al último nivel, tendréis que reunir 100 dólares y comprarlas en la taquilla del cuarto nivel. La única manera de obtener tanto dinero es recoger todo el que veamos, gastar el mínimo posible para comprar comida en las máquinas e interactuar con los escenarios, pues hay zonas en los que podremos obtener dinero, como las cabinas de teléfono o los cajeros, en algunas circunstancias puede darse el caso que un personaje no saque dinero de algo, y el otro sí, así que recomiendo cambiar de personaje para probarlo con ambos.

¡No os olvidéis de comprar las entradas!

El juego no es demasiado largo, pero puede llegar a ser muy frustrante, sobre todo porque el primer nivel es bastante más largo y complejo de lo deseado, de hecho me parece uno de los más difíciles, lo cual hace que el jugador ni siquiera se pueda acostumbrar al juego antes de cabrearse.

A esto hay que sumarle que de vez en cuando aparecerán Beavis y Butt-head en primer plano diciendo tonterías, cosa que puede suceder cuando obtengamos dinero, comamos algo o nos golpeen los enemigos. Esta interrupción puede hacer gracia al principio, pero cuando estas a un golpe de morir, no te interesa que te corten un salto con una animación estúpida, por fortuna, esta animación se puede desactivar en opciones (aunque tengo que reconocer que yo no la desactivo, porque me hace gracia).

Por si se nos atasca algún nivel podemos continuar con Passwords, y si el juego nos parece demasiado fácil siempre podemos subir la dificultad en opciones.

Hay que evitar a los enemigos constantemente

Conclusión

La versión de Game Gear de Beavis y Butt-head es un juego bastante flojo, su apartado gráfico es muy bueno, y las voces de los protagonistas son muy graciosas, pero la jugabilidad es muy sosa y sencilla.

Para completar el juego nos veremos avanzando un par de pasos y parándonos para esquivar algún enemigo, dar otro par de pasos y volver a hacer lo mismo, el juego es tan pasivo, que ni siquiera podemos atacar a ningún enemigo. Dicho esto, solo se lo recomiendo a la gente que sea muy fan de los protagonistas, porque como juego puede resultar bastante aburrido.

Algunas animaciones son muy graciosas

 

Análisis: Battletoads (NES)

BATTLETOADS

por NesBeer

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 16 (Especial StarFox) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Título: Battletoads

Plataforma: NES

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Acción, Plataformas… de todo un poco

Desarrollado por: Rare

Año: 1991

¿Qué mejor forma que empezar un análisis citando la opinión del director de la revista sobre uno de los niveles de este juego?

“Odio esta mierda, cada esquina es una ruleta rusa, si no lo haces perfecto mueres. Battletoads es inmisericorde y no tolera el fracaso…. si no fuera porque me gusta tanto, lo odiaría con todas mis fuerzas.” Skullo.

El odiado nivel…

Y es que esta frase resume muy bien la idea principal de lo que es este juego en general, una verdadera ruleta rusa en cada esquina, si no tienes experiencia estás acabado, si no lo haces perfecto mueres, un verdadero reto, un juego que realmente le queda muy bien la etiqueta de “Hardcore”.

 

Antes situémonos en el año 1991, el mismo año en que Rare también desarrolló el complicado y discutido Beetlejuice, hasta ese entonces nadie imaginaría que se volvería la mano derecha de Nintendo en sus consolas Super Nintendo y Nintendo 64 y que sería una de las compañías más admiradas y queridas por los jugadores en los años ‘90.

Si retrocedemos un año antes ubicándonos en 1990, el currículum de Rare no era de lo mejor, había muchos juegos familiares que provocaban rechazo en bastantes jugadores, juegos desastrosos como Who Framed Roger Rabbit, y solamente se podía ver la verdadera calidad de la empresa por la saga Wizard and Warriors, y algunos títulos en particular como R.C. Pro AM, Solar Jetman, Snake Rattle ‘n’ Roll, entre otros, todo esto sin contar su espectacular pasado bajo el nombre de Ultimate Play The Game desarrollando juegos para la computadora ZX Spectrum.

Obvio que para llegar a tener la confianza de la Gran N antes había que dar las razones del porqué, y una de estas razones definitivamente fue Battletoads, un juego muy logrado, increíble en todo aspecto, que explota muy bien la capacidad técnica de la NES. Por supuesto que los numerosos ports no tardaron en llegar, y las secuelas muy pronto se hicieron presentes transformándose en una saga, incluso en 1992 se le hizo un serie de televisión (que fracasó rápidamente).

muchos jugadores no vieron más allá del tercer nivel

Gráficos

Rare con este juego logró llevar a la NES a sus límites. Tranquilamente uno puede pensar que es un juego de 16 bits de principio a fin, sumando la originalidad en el diseño de cada etapa muy diferente una de otra, que consistían desde niveles verticales como descender a través de una cuerda hacia un profundo túnel, ir montado sobre unas especies de motos a la velocidad de una F1, escalar a través de unas extrañas serpientes mecánicas movedizas, y etapas verticales y horizontales de todo tipo con un pseudo efecto 3D.

En un principio Battletoads parecía una absurda copia de las Tortugas Ninjas mezclando un poco con Double Dragon (irónicamente, dos años más tardes saldría Battletoads & Double Dragon para NES y también sería porteado a otras consolas), pero estos sapos muy pronto se ganaron el cariño de toda la gente. Los sprites de absolutamente todos los personajes del juego son sencillamente geniales. Lo extraño se hace bastante presente en este juego, ya sea por el diseño de los niveles pero también por muchos de nuestros enemigos o las situaciones que se presentan, empezando por la antagonista principal del juego, la Reina Oscura (The Dark Queen).

Es sabido que la historia de muchos juegos de NES solo se cuenta en los manuales, entonces es para destacar que la historia de Battletoads se va contando en el propio juego desde el inicio con una introducción muy lograda y a lo largo de todo el juego donde la Reina Oscura enfurece y muy despiadadamente te insulta y te amenaza sobre la próxima etapa.

Otra característica que hizo muy memorable a Battletoads fue por sus divertidas y exageradas formas con las que acabamos con nuestros enemigos, que consistían de cabezazos con cuernos de carnero, puñetazos gigantes, una patada con un enorme zapato, y en el nivel Wookie Hole que descendemos con una cuerda, nos podemos transformar en una especie de bola de demolición. Estos efectos se producían a través de una técnica gráfica que hasta entonces nunca antes se había visto, Rare definitivamente puso su máximo desempeño en el apartado gráfico.

Primer nivel del juego

Sonido

David Wise fue el encargado de componer la banda sonora de este juego, ese mismo hombre que años más tarde compondría las increíbles y alabadas melodías de Donkey Kong Country para Super Nintendo.

Por supuesto que son excelentes, sin miedo a equivocarme de lo mejor que tiene la consola, desde el primer nivel hasta el último, repitiéndose únicamente en las cutscenes y en las lucha contra jefes. Lo mejor es que no son de corta duración, son detalladas en todo sentido, hasta la melodía cuando pausamos el juegos es pegadiza, se podría decir que está es la única monótona, pero no por eso mala. En algunos niveles como el de Turbo Tunnel, al final del nivel cuando la moto aumenta su velocidad, también lo hace la música, aumentando quizás en muchos jugadores la tensión.

Los efectos de sonidos tampoco se quedan atrás, son impresionantes y variados.

Dark Queen se reirá de nosotros entre nivel y nivel

Jugabilidad

Battletoads se destaca principalmente por tres cosas: Por dificultad, por frustración y por perfección, y esa perfección desde ya que además de los apartados técnicos y la originalidad, también está presente en la jugabilidad del juego. Los controles son sencillos y fáciles de aprender pero muy difíciles de dominar, y eso es lo que lo hace aún más divertido. La frustración se debe 100% a la alta dificultad del juego, pero nada tiene que ver con los controles del juego que nunca fallan.

La movilidad del personaje es genial, en todo momento nuestro personaje responde con absoluta precisión se siente que tiene una libertad poco vista en otros juegos de NES, y menos mal que es así ya que la precisión requerida para poder vencer los distintos niveles es muy grande, por ejemplo cuando tenemos que hacer saltos muy delicados en los que no puede haber el más mínimo error.

Lucharemos contra el primer jefe, desde su perspectiva

Esa precisión de la que tanto hablo la veremos ni bien tomemos el control, podemos controlar muy fácilmente nuestros saltos como así también caminar. Si pulsamos dos veces el botón de dirección podremos correr. En el combate además de dar puñetazos, cabezazos y patadas, también podremos recoger armas y usarlas, o recoger enemigos y lanzarlos por los aires, ¡incluso también podemos montar dragones!, en general es muy divertido. Podemos comernos mariposas para aumentar nuestros cuadraditos de vida en caso de que nos falten, y también en algunos niveles se reparte el ítem “1UP” que como bien lo indica es un corazón de vida extra.

Este juego se lo califica como beat’em up pero en realidad es mucho más que eso, pocas veces se ha visto que un juego tenga tantos estilos de juego diferentes. Cada nivel es único y diferente, los combates contra los jefes también, nada se repite en ningún momento, en un primer momento el juego parece un simple beat’em up con buenos gráficos y jugabilidad, pero ya desde el primer jefe veremos que todo empieza a variar, enfrentándonos a él desde la vista en primera persona de este.

Hay niveles que son unos auto-scrollers de alta velocidad muy complejos en los que hay que ser extremadamente preciso y saber que movimiento realizar para no fallar, estos a su vez también se mezclan en partes con un poco de acción. Estos niveles de alta velocidad uno puede pensar que son todos iguales solo que cada vez con más dificultad, pero déjenme decirles que nada tiene que ver uno con el otro. Incluso los niveles de plataformas también se sienten muy diferentes unos de otros.

Este juego nos pondrá a prueba en todo sentido, y hay que entender que salvo los dos primeros niveles, cada etapa requiere de mucha práctica por lo que no es probable que pasemos de nivel al primer intento o incluso en su vigésimo intento. La frustración nos acompañará durante toda nuestra aventura, no podemos echarle la culpa al control ni a nadie, todos los errores son culpa nuestra y de nadie más, Battletoads es un juego con una dificultad muy pero muy elevada, puede parecer un juego imposible pero no lo es, a veces hasta uno mismo se puede sorprender con los retos que puede superar si se le pone práctica y empeño. La paciencia es nuestra principal aliada.

jugar a dobles aumenta la dificultad

El juego cuenta con un modo cooperativo, pero no se dejen engañar, si su intención es sacar alguna posible ventaja con esto, están tomando el camino equivocado ya que se van a meter en un reto mucho mayor. Cada Toad tiene 6 cuadraditos de vida (como una especie de barra de energía) dividido en 3 corazones (vidas) con la posibilidad de aumentarlo. Dependiendo del nivel si perdemos todos nuestros cuadraditos podremos continuar ahí mismo descontando un corazón, y en algunos casos se reiniciará el nivel en el último Checkpoint, todo depende del nivel y de cómo hayamos muerto. El juego a su vez nos otorga la posibilidad de una limitada cantidad de continuaciones en caso de perder todas nuestras vidas. ¿Y qué tiene que ver esto con el modo cooperativo? Tiene que ver que si el jugador uno tiene 1 corazón y el jugador 2 perdió todos sus corazones, tendrán que gastar una continuación y empezar todo el nivel de nuevo, y encima al jugador 1 no se le restablecen sus corazones, se queda con lo que le había quedado, por lo tanto este con un solo corazón tiene aún menos posibilidades de completar el nivel, y perder ese último corazón sería empezar una vez más de nuevo y gastar otro “crédito”.

Pero esto es solo el comienzo del problema, en Battletoads un jugador puede golpear tranquilamente al otro y quitarle todas sus vidas, y esto en verdad es irritante ya que en medio de la acción hay muchas posibilidades de golpear accidentalmente a nuestro compañero, tengamos en cuenta las probabilidades de cometer un error se duplican ya que dependemos totalmente de nuestro compañero así como él depende de nosotros. Además en las partes en las que hay que ser muy preciso el error de uno le costará muy caro al otro jugador, dando como conclusión de que jugar de a 2 es un reto mucho mayor.

Lo mejor es evitar como sea el modo cooperativo a menos que ambos jugadores sean expertos. Para poner el modo cooperativo el segundo jugador debe presionar “Start”, siendo este un estilo arcade y quitando la clásica pantalla que nos da la opción “2 Players”. En Europa y EEUU esto es un detalle menor sin importancia, pero para Japón o los países que jugaban con Famiclones fue todo un problema, teniendo en cuenta que el Joystick del segundo jugador no tiene los botones “Select” y “Start”, por lo que si no tenías un Famicom AV o un clon en los que se pueda cambiar los mandos estabas frito.

Conviene comentar que llegado a un nivel concreto, el juego no se puede completar a dos jugadores en su versión NTSC debido a un bug, que se corrigió en la versión Europea.

Duración

El juego tiene una rejugabilidad muy alta, empezando porque hay que practicar un montón para completar los difíciles niveles, pero aun si sos uno de los afortunados (viciosos) que pudo completar este infierno, verás que lo quieres seguir jugando, porque la monotonía no la veremos en ningún momento, y la diversión nunca dejará de estar presente a menos que nos aburramos de tanta frustración.

A la buena cantidad de niveles (un total de 12 niveles muy intensos) sumando la práctica que si o si es necesaria, se puede decir que Battletoads es un juego que nos durará mucho tiempo.

Usando a las serpientes de plataformas

Conclusión

Definitivamente estamos ante uno de los mejores juegos del vasto catálogo de NES y Famicom, sin miedo a arriesgar tranquilamente podríamos considerarlo entre los 10 mejores juegos de la consola, claro que es solo una opinión subjetiva, Battletoads es un juego que odias o amas, pero más allá de cual sea el sentimiento que tengas vas a renegar, tirar insultos por doquier, llorar, reír, patalear, fracasar, triunfar (rara vez), y como no, también quedarte maravillado de cómo es posible que la NES pueda mover un juego que tranquilamente acaricia los 16 bits.

Buenos gráficos, variedad de niveles y dificultad extrema

Análisis: Frostbite (Atari 2600)

FROSTBITE

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 30 (Especial Beavis and Butt-Head) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Frostbite

Plataforma: Atari 2600

Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores

Género: Plataformas

Desarrollado por: Activision (Steve Cartwright)

Año: 1983

Frostbite es un juego de Atari 2600 que se podría catalogar como una especie de Frogger, pero en un ambiente ártico. Ya que el personaje que controlamos ha de recorrer un río saltando entre bloques de hielo, para conseguir trozos de hielo, y así construirse un iglú antes de que bajen las temperaturas y muera congelado.

¿Suena absurdo? Si, totalmente, pero esta clase de juegos no dependen de su historia, si no de su jugabilidad. En este análisis veremos si una cosa compensa la otra.

Gráficos

El gris claro y el azul que representan el terreno helado y el agua, son los colores predominantes, aunque en las dificultades variables veremos otros tonos como el gris oscuro y si nos fijamos, en el fondo se puede ver una pequeña franja anaranjada que supongo que representa el atardecer. El resto de sprites , como nuestro personaje o los enemigos (pájaros, cangrejos, almejas, peces y osos) añaden una nota de color y variedad.

No sorprende como los juegos más punteros de la consola, pero definitivamente no es un juego que tenga un apartado gráfico pobre o poco trabajado.

El gris y el azul representan el clima helado

Sonido

No hay mucho que decir, ya que prácticamente solo escuchamos los sonidos relacionados con lo que haga nuestro personaje (saltar, morir).  Eso era lo habitual en Atari 2600, así que no puede sorprender ni  decepcionar.

Osos, almejas y pájaros nos complicarán la vida

Jugabilidad

Tenemos que construir un iglú en unos pocos segundos antes de que nuestro personaje muera congelado. Para hacerlo nos moveremos sobre trozos de hielo, cada franja de hielo cambiará de blanco a azul cuando la hayamos pisado (y eso nos otorgará un ladrillo de hielo en nuestro iglú, situado en la parte superior derecha de la pantalla), al pisar todas las franjas de hielo disponibles, volverán al color blanco para que podamos seguir acumulando ladrillos. Cuando tengamos el iglú completo tendremos que subir hacia la parte de tierra e introducirnos dentro para pasar de nivel.

Al completar el iglú tendremos que meternos dentro

Los trozos de hielo suelen estar representados por bloques grandes o pequeñas filas de bloques pequeños, los grandes son plataformas independientes, pero los pequeños, pese a lo que sugiere su aspecto, actúan como una única plataforma, así que podemos andar entre ellos sin caer al agua.

La dificultad va aumentando progresivamente, de manera que los trozos de hielo se moverán más rápido (podemos invertir su movimiento presionando el botón, pero nos costará un bloque de hielo del iglú, salvo que ya lo tengamos completo). También aumentarán los enemigos que deambulen por la pantalla. Los osos andarán solo por tierra, los pájaros, almejas y cangrejos, nos empujarán desde las plataformas de hielo, al agua. Tendréis que evitar a toda la fauna, con excepción de los peces, que no son enemigos y al tocarlos nos dan puntos extra.

Duración

Si os engancha, puede durar muchísimo, si no, en menos de 5 minutos dejaréis de jugarlo. A mí me parece un juego muy entretenido y ya sabéis que Activision (en Atari 2600) es sinónimo de calidad.

La situación se ha complicado rápidamente

 

Conclusión

Frostbite es un juego que puede gustar mucho a personas que busquen algo sencillo, que requiera concentrarse totalmente y que aspiren a superar sus puntuaciones máximas.

Solo se me ocurre compararlo con juegos como Frogger o Freeway de la propia Atari 2600, pero lo cierto es que ese parecido es solo en concepto, a la hora de jugar no funcionan exactamente igual.

Activision regalaba este parche a los que superasen 40000 puntos

Análisis: Rampage (Arcade)

RAMPAGE

por Skullo

 

Este comentario fue escrito para la revista Bonus Stage Magazine número 29 (Especial Frankenstein) que puedes ver online o descargar gratuitamente aquí.

Título: Rampage

Plataforma: Arcade

Número de Jugadores: 1 a 3 jugadores

Género: Acción

Desarrollado por: Bally Midway

Año: 1986

Rampage fue uno de los juegos más exitosos de máquinas recreativas a finales de los años 80. Tuvo una enorme cantidad de ports a diferentes consolas y ordenadores, muchos de ellos con añadidos al juego original o con recortes derivados de las limitaciones del sistema al que fue llevado.

En este arcade voy a hablar de la versión original, desarrollada por Bally Midway en 1986, en ella tomábamos el papel de George, Lizzie y Ralph, tres personas normales que se convirtieron en monstruos al verse expuestos a sustancias concretas (vitaminas, un lago radiactivo y aditivos alimenticios) y nuestra misión es arrasar las ciudades que encontremos a nuestro paso, evitando a los numerosos enemigos y devorando a los deliciosos humanos que se pongan por delante.

Pantalla de título

Gráficos

Sin duda alguna, lo mejor del juego. Los tres enormes personajes tienen un aspecto genial (pese a que comparten el mismo sprite, cambiando el color y la cabeza) y están llenos de animaciones graciosas (tambalearse antes de caer, comer algo y poner caras raras, electrocutarse, caerse al vacío, convertirse en humano al perder una vida y huir tapándose sus partes íntimas…).

Las ciudades tienen un aspecto un tanto desangelado, al estar compuestas de edificios repetidos de colores sosos que se repiten nivel tras nivel (aunque se añaden algunas diferencias, como puentes o lagos). Sin embargo los enemigos (soldados, helicópteros, tanques) y el resto de elementos (coches, ciudadanos) que las decoran, les dan un aspecto lleno de vida.

Los monstruos tienen animaciones divertidas

Sonido

No hay música que adorne las partidas, así que solo escucharemos los sonidos que haga nuestro monstruo y el constante traqueteo de los ataques enemigos. Cuando nos quede poca vida escucharemos los latidos del corazón de nuestro monstruo a modo de aviso. En general, el apartado sonoro no está demasiado trabajado.

Cada humano mutó en un monstruo diferente

Jugabilidad

Aunque el control de los monstruos es sencillo (solo saltan y pegan) necesitaremos bastante paciencia para aprender a movernos por la ciudad y lograr que los monstruos hagan lo que queremos hacer. Para subir por los edificios hay colocarse en el lado despejado que tengan y a partir de ahí ya podremos ir subiendo y bajando golpeando la zona donde estamos agarrados (o presionar otra dirección y el botón de pegar para atacar hacia otras direcciones). Cuando un edificio ha sufrido mucho daño, empezará a resquebrajarse y se derrumbará, si nuestro monstruo está subido a él, caerá con el derrumbamiento y recibirá daño.

George y Lizzie arrasando la ciudad

Los controles no son malos, pero debido al enorme tamaño de nuestro personaje y a la lentitud de sus movimientos, vamos a estar expuestos a los ataques  enemigos de manera constante, así que mientras más tardemos en destrozar una ciudad, más vida perderemos. No hay posibilidad de evitar todo el fuego enemigo y lo único que nos hace subir la vida es comernos a determinadas personas o ítems, pero tampoco hay que comérselo todo a lo loco, pues algunos elementos nos harán daño. Para avanzar en este juego hay que ser estratégico y elegir un orden concreto para destruir los edificios, así estaremos menos tiempo en cada nivel y recibiremos menos daño de los enemigos.

Duración

El juego nos ofrece más de un centenar de ciudades para arrasar y si las superamos, volveremos a la primera (como suele pasar con los juegos de máquina recreativa) así que su duración es bastante elevada. Lamentablemente, lo que suele hacer que no lleguemos a ver todas las ciudades suele ser la dificultad (en muchas ocasiones es imposible evitar recibir daño, así que inevitablemente terminaremos perdiendo vidas por puro desgaste) y sobretodo la repetición, ya que pese a los ligeros cambios que hay de una ciudad a otra, el juego puede volverse tedioso cuando llevas una decena de ciudades arrasadas.

El hecho de que puedan participar hasta 3 jugadores disminuye esa sensación de repetición y aumenta la diversión muchísimo, aunque la dificultad sigue siendo tan alta como antes, de hecho me atrevería a decir que es incluso más difícil, porque los monstruos pueden herirse entre ellos y no solo pegando, si no también saltando uno encima del otro.

Destrucción a tres bandas

Conclusión

Rampage es un juego divertido, pero su enorme cantidad de ciudades no evita que se haga repetitivo y termine cansando. Si contáis con la colaboración de más jugadores, puede ser mucho más ameno y caótico.

Aunque me gusta este juego, creo que ha sido superado totalmente por su continuación Rampage World Tour de 1997, que mejora la experiencia jugable y resulta mucho más divertido. No hay nada del original que no haya sido mejorado en la secuela, así que creo que es mucho más recomendable Rampage World Tour que su primera parte.

Rampage World Tour (1997)