Análisis: Tank Command (Atari 7800)

TANK COMMAND

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 48 (Especial Carmageddon)

Título: Tank Command
Plataforma: Atari 7800
Número de Jugadores: 1
Género: Disparos
Desarrolladora: Froggo Games
Año: 1988

Froggo Games Corporation no es una empresa que sea excesivamente recordada en parte porque lanzaron muy pocos juegos y ninguno de ellos era especialmente remarcable. En el número 39 de esta revista comenté uno de sus juegos (Water Ski para Atari 7800) y en esta ocasión voy a hacer lo mismo con otro para la misma consola, aunque cambiando el esquí acuático, por el control de un tanque en mitad de una guerra.

Pantalla de título

Gráficos

Los gráficos son bastante claros, es fácil reconocer todos los elementos decorativos (montañas, árboles), los enemigos (tanques, jeeps, soldados), las instalaciones (casetas, bunkers, edificios), los efectos (disparos y explosiones) y los ítems (bidones y balas). Nuestro tanque es idéntico al de los enemigos, pero de otro color  y contrasta notablemente del terreno, evitando cualquier confusión.

La única pega que se le puede poner a nivel gráfico, es que todos los niveles son exactamente iguales, no hay variedad en el terreno, ni en enemigos,  no hay elementos distintivos que nos permitan diferenciar uno de otro, lo cual hace que este juego sea más repetitivo de lo necesario.

Nuestro tanque rodeado de enemigos

Sonido

En la pantalla de título podemos escuchar una melodía bélica bastante decente, pero en cuanto empezamos la partida el juego se queda sin música, lo cual nos deja solo con unos pocos efectos de sonido (las bombas cayendo, los disparos, las explosiones, el tanque atascado en el terreno o el sonidito que sale al pasar de nivel), que están bastante bien pero que no pueden paliar la falta de música.

Los bunkers aguantan varios disparos antes de destruirse

Jugabilidad

Movemos a nuestro tanque con el joystick, que controla con normalidad (no hay que rotar el tanque para avanzar ni nada por el estilo), los botones de acción sirven para disparar y para aumentar la barra de energía (que determina el alcance de nuestro disparo). La barra de energía es algo importante, pues mientras más llena la tengamos, más lejos llegará el disparo, pero ignorará todo lo que pase por su camino hasta el punto donde caiga (vamos que si disparamos muy lejos, atravesaremos enemigos sin hacerles daño, excepto los que estén en la parte donde termina el disparo). En la parte superior de la pantalla veremos el marcador con los disparos que nos quedan (se rellenan con el ítem que tiene forma de bala) y con el combustible (se rellena tocando barriles).

Casi nos cae una bomba encima

Nuestro objetivo es avanzando hacia arriba, eliminando enemigo, destruyendo fortificaciones y evitando que nos mate el ejército enemigo (especial cuidado hay que poner con las bombas que no paran de caer y pueden darnos más de un disgusto.

Los controles son simples, pero durante la partida te das cuenta que requiere mucha habilidad ser capaz de movernos, evitar enemigos, calcular la distancia de disparo y disparar, de manera que es mejor dejarse la distancia en un punto que nos sintamos cómodos y tratar de avanzar y disparar sin modificarla durante la partida, aunque incluso así nuestros disparos son poco fiables. El movimiento del tanque también puede jugarnos alguna mala pasada, pues en ocasiones “se atasca” en sitios donde debería poder pasar sin ningún problema, obligándonos a pasar por otro camino y arriesgándonos a sufrir un ataque enemigo.  De alguna manera, Tank Command consigue complicar demasiado una jugabilidad que debería ser mucho más simple y divertida.

Duración

El juego consta de 3 niveles (que se jugarán seguidos, como si fuese un único nivel largo), al completarlos veremos un mensaje de Game Over a modo de final.  Para superar este juego disponemos de 7 tanques y no hay continuaciones ni niveles de dificultad y lamentablemente tampoco hay modo para dos jugadores.

Este juego se puede completar en menos de media hora, pero para lograrlo tendremos que echar muchas partidas, pues la dificultad es muy alta, ya que no dejan de aparecer enemigos y caer bombas del cielo, a lo cual hay que sumar que nuestro tanque es especialmente frágil, pues será destruido si recibe un solo impacto o si choca contra otro vehículo (aunque al menos podemos atropellar soldados enemigos), el hecho de que el control del disparo sea tan complicado y poco fiable, complica aún más nuestra misión.

El sistema de disparo deja mucho que desear

Conclusión

Tank Command es un juego innecesariamente difícil y no especialmente divertido y eso que al principio parece bastante interesante, hasta que te das cuenta de que es tremendamente repetitivo y bastante frustrante. Solo recomendable para amantes de los juegos de tanques, y de los que busquen un juego corto, pero muy difícil.

Hemos llegado al nivel 2

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s