Análisis: Pac-Mania (Mega Drive)

PAC-MANIA

por Skullo

 

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 46 (Especial Rampage)

Título: Pac-Mania
Plataforma: Mega Drive/Genesis
Número de Jugadores: 1 o 2
Género: Arcade, Habilidad
Desarrolladora: Sculptured Software
Año: 1991

Pac-Man apareció en 1980 y fue un gran éxito, lo cual propició la aparición de secuelas (oficiales y no oficiales) como Pac-Man Plus (1982), Ms Pac-Man (1981) Super Pac-Man (1982), Pac and Pal (1983) o Jr Pac-Man (1983). De manera que allá por 1987 la fórmula del juego ya había sido explotada más allá de lo necesario.

Juegos como Pac-Land (1984) ofrecieron una propuesta jugable muy distinta al Pac-Man original, pero eventualmente se regresó a ella con Pac-Mania, que volvería a encerrar al comecocos de Namco en un laberinto plagado de fantasmas, solo que esta vez se había actualizado todo, desde el apartado gráfico al jugable.

Este juego apareció para Arcade en 1987 y tal y como sucedió con el Pac-Man original, tuvo ports a varias plataformas de la época como Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, NES o Master System entre otras. En esta ocasión me voy a centrar en en la versión lanzada para Mega Drive en 1991.

Pantalla de título

Gráficos

La presentación del laberinto cambia con respecto al Pac-Man clásico, pues ahora lo veremos solo parcialmente y desde una perspectiva isométrica, lo cual también sirve para poder actualizar los sprites de nuestro comecocos y de los fantasmas que lo acechan (que además de contar con más colores, también poseen ojos distintos).

Tenemos cuatro tipos de mundos, el primero parece estar hecho por bloques de Lego, el segundo es una representación del laberinto clásico de Pac-Man, el tercero es un desierto con pirámides y el cuarto es una especie de laberinto con tuberías metálicas.

Pac-Man regresa con un lavado de cara

Mientras jugamos veremos escenas con Pac-Man y los fantasmas haciendo tonterías, no sorprenden pero son divertidas y se agradecen como recompensa por haber superado niveles.

Personalmente creo que es un juego que cumple gráficamente, aunque es cierto que con un poco más de esfuerzo y una mejor elección de colores en los escenarios, podría haber sido más similar al juego original de Arcade.

Nivel con estética de Pac-Man clásico

Sonido

Las músicas acompañan bien nuestra partida y van cambiando conforme avanzamos, ofreciendo una variedad aceptable, aunque también he de admitir que la música del cuarto mundo no termina de convencerme como música para un juego tipo Pac-Man.

Una de las animaciones divertidas

Jugabilidad

Movemos a Pac-Man con la cruceta (bueno, decidimos hacia donde mueve, porque lo hace automáticamente) y saltamos usando el botón B, la habilidad de saltar nos permite evitar a los fantasmas y le da al juego un punto de habilidad extra, ya que el salto puede ser tan arriesgado, como gratificante. Desde el menú de opciones podemos activar otra habilidad de Pac-Man (el Pac-Dash) que nos permitirá correr más si presionamos los botones A o C.

Ahora podemos saltar (y algunos fantasmas también)

Como no podía ser de otro modo, nuestra misión es comernos todas las píldoras del tablero (lo cual es difícil porque no lo veremos entero) evitando a los fantasmas (que aumentarán en número mientras jugamos) a los cuales nos podemos comer cuando toquemos las pac-píldoras grandes. Durante la partida aparecerán otras píldoras especiales que nos darán habilidades extra, como tener súper velocidad.

Ya no veremos todo el laberinto a la vez

Este juego requiere un cierto grado de aprendizaje incluso entre los veteranos de la saga, principalmente debido al cambio de perspectiva con respecto a juegos anteriores y a las nuevas habilidades de Pac-Man. Sin embargo es bastante fácil hacerse a los controles tras unas partidas y se disfruta con rapidez.

Duración

Ver el final nos puede llevar muchas horas, pero no por la longitud del juego, si no porque la dificultad sube notablemente y tendremos que ser muy buenos para no caer ante nuestros enemigos, además el hecho de no ver todo el laberinto en pantalla, hace que tengamos que tener muy buena memoria cuando solo nos quedan unos pocos puntos para terminar el nivel.

La fórmula de Pac-Man se basa en repetir lo mismo una y otra vez, así que la duración del juego depende mucho de si nos ha enganchado o no. El modo para dos jugadores, así como la posibilidad de cambiar la dificultad pueden ser una buena excusa para rejugarlo de tanto en tanto.

Acorralado por los fantasmas

Conclusión

Pac-Mania es un intento por renovar la saga al mismo tiempo que mantiene la idea original como base del juego. Las novedades jugables hacen que valga la pena probarlo.

¿Llegaremos a la pildora o nos pillará el fantasma?

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s