Análisis: Rolling Thunder (Arcade)

ROLLING THUNDER

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 37 (Especial Hulk) que puedes ver online o descargar gratuitamente desde este enlace.

Título: Rolling Thunder
Plataforma: Arcade
Número de Jugadores: 1 o 2 jugadores
Género: Plataformas, Disparos
Desarrolladora: Namco
Año:1986 (Japón) 1987 (América y Europa)

Rolling Thunder nos propone la atractiva idea de convertirnos en un policía que está investigando una organización malvada llamada Geldra, que además de tratar de dominar el mundo ha secuestrado a una compañera del protagonista. Así que nos espera una misión suicida donde tendremos que sobrevivir a centenares de enemigos y trampas.

Este juego fue desarrollado por Namco y tras su aparición en máquinas recreativas tuvo versiones para Commodore 64, Amiga, NES, Spectrum, Amstrad y Atari ST.

Pantalla de título

Gráficos

Lo primero que llama la atención de este juego es el esfuerzo que han puesto en los gráficos. Los personajes son grandes y tienen buenas animaciones (sobretodo el protagonista) y aunque es cierto que los enemigos principales se repiten constantemente con el único cambio de su color, no se puede decir que sus sprites sean malos.

Los escenarios están muy detallados, además aunque empiezan siendo bastante realistas en cuanto a diseño, posteriormente abrazan tópicos divertidos como que los malos tengan una base secreta en una cueva con lava en el fondo.

Personajes grandes y coloridos

También es destacable el esfuerzo que han puesto para darle un toque peliculero, ya que veremos escenas entre niveles donde se nos muestra a la rehén, la cara del líder de Geldra en la pantalla de Game Over y a sus soldados trabajando en sus planes de dominación mundial en la pantalla de título.

Escenas peliculeras entre niveles

Sonido

Las músicas están bastante bien, algunas son rápidas y directas, pero otras tienen un ritmo más lento que nos incita a tomarnos las cosas con cierta calma. En general, creo que su banda sonora es muy pegadiza y agradable.

Los sonidos son bastante correctos, los más comunes (como los disparos) están bastante bien y las escasas voces suenan con bastante claridad.

Disparo en la cabeza, un enemigo menos

Jugabilidad

Nuestro personaje puede disparar con un botón y saltar con el otro. Si presionamos arriba o abajo al saltar, cambiará entre las diferentes plataformas que haya en el escenario si es posible (por ejemplo, en el primer nivel podemos avanzar por la parte inferior o presionar arriba y el botón de salto para subir al segundo piso). Ese cambio de alturas es bastante importante, ya que los enemigos no dejarán de acosarnos y en muchas ocasiones tendremos que refugiarnos de ellos aprovechando esta habilidad.

Nuestro disparo principal está limitado, pero si vamos entrando en puertas (presionando arriba) podremos encontrar munición o mejores armas, lo cual nos facilitará mucho la misión.

Los saltos son poco permisivos y muy arriesgados, ya que una vez hemos saltado no podremos corregirlo y tampoco podemos disparar mientras saltamos, así que hay que pensarlo bien antes de saltar.

En general diría que los controles son buenos, pero que tenemos que ser muy precavidos con los cambios de altura y con los saltos en general. El personaje tiene su propio ritmo a la hora de moverse y disparar, así que requiere que seamos precavidos y sepamos escondernos y agacharnos en el momento justo (no podemos ir a lo loco pegando tiros porque no duraremos ni un minuto).

Duración

El juego cuenta con dos historias, cada una con 5 niveles, lo cual nos da 10 niveles en total, aunque conviene aclarar que la segunda historia reutiliza los niveles de la primera, pero con una dificultad mayor.

Nuestro personaje tiene una barra de vida, pero como mucho aguantará un par de golpes antes de morir y de hecho, lo más probable es que nos maten al primero. Los enemigos aparecen en gran número y a veces lo hacen usando puertas que ya hemos dejado tras nosotros, de manera que no podemos confiarnos en ningún momento. Usar los escenarios sabiamente es vital para prosperar en este juego, ya que si dudamos sobre si cambiar de altura o no, puede que estemos muertos antes de darnos cuenta.

El juego en sí no es demasiado largo (puede completarse en poco más de media hora), pero la facilidad para morir de nuestro protagonista y lo puñeteros que pueden ser los enemigos nos harán dedicarle muchas horas antes de acabarlo.

Una vez completado nuestra motivación solo puede ser superarnos, ya que lamentablemente el modo a dos jugadores es por turnos y por lo tanto es idéntico al modo en solitario.

¡Sin escapatoria!

Conclusión

Rolling Thunder tiene una jugabilidad directa, buenos gráficos y un toque peliculero muy llamativo. Creo que es un juego muy recomendable para todos aquellos que disfruten de los juegos de plataformas y disparos.

Los enemigos tratando de evitar tus disparos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s