Personajes: Rock Howard

ROCK HOWARD

por Skullo

Este comentario proviene de la revista Bonus Stage Magazine número 19 (Especial PITFALL) que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Uno de los mayores males a los que se puede enfrentar una saga es a que sus jugadores habituales se cansen de ver siempre lo mismo, especialmente si se trata de sagas con actualizaciones constantes sobre una misma base, como solían ser los juegos de lucha de los 90.

Llegado un punto la compañía no podía evitar que su saga estrella perdiese jugadores y los programadores se veían en la necesidad de dar un salto en la franquicia, que podía ser técnico, artístico, histórico, jugable o un poco de todo. Debido a que el salto tenía que llamar la atención de veteranos y atraer a jugadores nuevos, esa maniobra no estaba exenta de riesgos y podía dar como resultado un juego que tuviese menos jugadores que las diferentes versiones anuales del título original.

Uno de los mejores ejemplos de esa situación fue Street Fighter III: New Generation (1997) continuación del clásico Street Fighter II, donde se avanzó en su historia (dejando atrás la malvada organización de M.Bison/Vega), se renovó a todo el plantel de personajes (salvo Ryu y Ken) se cambió el apartado gráfico y se modificó el jugable con nuevas mecánicas. Cualquiera que viese el Street Fighter III en su día podría decir lo impactante que era, sin embargo su éxito comercial fue bastante pequeño y quedó detrás de series más “conservadoras” como Street Fighter Alpha (donde si aparecían muchos personajes de Street Fighter II). Street Fighter III y sus continuaciones lograron un moderado éxito (si lo comparamos con Street Fighter II) lo cual sin duda motivó a Capcom a plantear el Street Fighter IV como una secuela del Street Fighter II, ignorando el III en el proceso).

Street Fighter III: The New Generation

Esa misma situación también se vivió en la compañía que más y mejor competencia le hizo a Capcom: SNK. Empresa que se había especializado tanto en sus sagas de lucha, que terminó siendo el refugio para muchos jugadores que se habían cansado de las múltiples versiones de Street Fighter II, pero empezaba a ver como sus juegos sufrían también una inminente “asfixia”.

Las joyas de la corona de SNK para combatir al juego de Capcom fueron principalmente dos: Fatal Fury (a principios de los 90) y King of Fighters (desde mediados de los 90). King of Fighters recopiló y actualizó a muchos personajes de otros juegos de SNK, de manera que se convirtió en un juego de lucha tremendamente llamativo para los jugadores.

Sin embargo, en SNK nunca dejaron de lado la saga Fatal Fury (Garou Densetsu) que tuvo diferentes etapas, siendo la primera la más popular para la mayoría del público no nipón (etapa que finalizó con Fatal Fury Special). Fatal Fury 3 continuó la saga con personajes nuevos, los diferentes juegos denominados Real Bout rediseñaron los personajes y añadieron más novedades jugables, pero en todos estos juegos seguían apareciendo los personajes más populares de las primeras versiones.

A finales de los años 90 SNK se encontraba en un momento poco envidiable, pues hacía años que su situación económica no iba por buen camino y se acercaban a una inminente bancarrota. Aun así la empresa continuó haciendo lo que mejor sabía hacer y poco antes de quebrar nos sorprendió con un juego llamado Garou: Mark of The Wolves(1999) donde la saga de Terry Bogard daba un salto equiparable al Street Fighter III de Capcom.

Personajes de Garou: Mark of the Wolves

Cambios jugables muy notables para los fans de la saga (desaparece la posibilidad de moverse a dos planos y el Ring Out) y una plantilla  poblada de caras nuevas, de la cual el jugador veterano solo reconocerá a Terry Bogard, quien ni siquiera protagoniza el juego, ya que ese peso caía en manos de un joven chico llamado Rock Howard.

La introducción del juego nos explicaba la historia (que ya habíamos visto en el final de Fatal Fury 3): Cuando Terry Bogard peleó contra Geese (el asesino de su padre) este cayó desde lo alto de su torre y prefirió morir a ser salvado por el propio Terry. Como consecuencia de ello, Rock Howard (el pequeño hijo de Geese) quedó huérfano, situación que hizo que Terry reviviese la muerte de su padre y todos los años de odio y entrenamiento en busca de venganza. Ni corto ni perezoso, Terry decidió ser el padre adoptivo del chaval y en unas pocas fotografías nos encontramos con que el chico ya tiene unos 18 años y es capaz de pelear casi tan bien como el propio Terry, además de haber dominado de manera innata los letales golpes de su padre.

Terry adopta a Rock en Fatal Fury 3

El resto de la plantilla de Garou: Mark of The Wolves son personajes “similares” a otros, tenemos un Karateka creado para los fans de Art of Fighting, el típico personaje enorme de lucha libre, un pequeño ninja cuyos ataques pretenden recordar a los de Andy Bogard y May Shiranui… etc.

La calidad del juego era más que notable y eso ayudó a que los personajes fuesen reutilizados en algunos juegos de la compañía. Rock Howard había cosechado una gran popularidad (imagino que el intento de hacer un “nuevo Terry Bogard” pero alejándose de los gustos “toscos y brutos” de los 90 les dio buen resultado) y eso llevó a que el personaje tuviese algunas apariciones más en diferentes juegos que se iban lanzando, ahora bajo la mano de SNK-Playmore.

Rock en Garou: Mark of the Wolves

Gracias a las diferentes continuaciones de King of Fighters, pudimos ver a Rock Howard (de niño) celebrando las victorias de Terry Bogard. Con la aparición de los King of Fighters Maximum Impact (en 3D) se lanzaron unos OVAS (KOF: Another Day) protagonizados por algunos personajes del juego, entre los que se encontraba Rock Howard. Misma situación se dio en otros dos grandes crossovers, Neo Geo Battle Coliseum y Capcom VS Snk 2.

Rock Howard en KOF: Antoher Day

 

Rock Howard en KOF: Maximum Impact

 

Terry Vs Rock en Capcom VS SNK 2

Su personalidad tímida e introvertida (especialmente con las mujeres) no ha evitado que este personaje aparezca en los juegos Day of Memories (simuladores de citas con personajes de SNK) y su posicionamiento del lado de Terry Bogard hace que la personalidad de Rock tenga poco (o nada) que ver con la de su mafioso y cruel padre.

Terry haciendo de padre

Sin embargo, durante los eventos de Garou Mark of The Wolves, su tío (Kain) lo consigue convencer de que forme parte de su bando (principalmente por el hecho de que Kain sabe que sucedió con la madre de Rock) situación que nos lleva al momento en el que Terry y Rock se separan ¿definitivamente? No lo sabremos hasta que alguien se decida a lanzar un Garou: Mark of The Wolves 2, cosa que dudo que suceda.

¿Se pasará Rock al bando de Kain?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s