Película: The King of Kong

THE KING OF KONG

por Skullo

King of Kong (0)

En esta ocasión voy a comentar una película que no está basada directamente en videojuegos, pero que está centrada en ellos. La historia en sí trata de la competición que hay en torno a los récords de los videojuegos clásicos, en este caso de Donkey Kong.

He  decidido hablar de esta película en lugar de otras basadas en videojuegos porque creo que cualquier fan de los videojuegos clásicos podrá disfrutar de lo que representa, sobre todo de ver la pasión puesta por los jugadores y ese “aura retro” que tiene el film por todos lados (incluyendo las escenas de los años 80 donde se nos escapará más de una risa solo por ver o recordar cómo eran “visualmente”).

Esta película fue ideada en un principio para ser un documental sobre los videojuegos clásicos y la competición en torno a estos, pero el director de la película decidió centrarla en el enfrentamiento entre Billy Mitchell y Steve Wiebe, haciendo una mezcla entre documental y película. Este hecho hace que la trama sea más intensa e interesante, pero también aleja muchísimo la película de la realidad, pues nos muestran muchas cosas que no sucedieron así realmente, llegando al punto de ignorar récords de otras personas, o modificar hechos importantes para favorecer el enfrentamiento de ambos y darle un clímax más peliculero.

Este comentario está sacado de la revista Bonus Stage Magazine número 12 que puedes ver online o descargar gratuitamente  aquí.

Ficha de la Película:

Título: King of Kong: A Fistful of Quarters

Dirección: Seth Gordon

Guionistas: Rita Augustine y Matthew Ryan Fischer

Producción: Ed Cunningham, Luis Lopez, J. Clay Tweel, Beau Bauman, Ross Tuttle

País: Estados Unidos.

Año: 2007

Duración: 79 minutos

 

 

Resumen de la película (contiene Spoilers):

Tras presentarnos brevemente a Billy Mitchell, a Steve Wiebe y a otros jugadores de juegos clásicos comentando porqué los juegos son tan importantes. Llegamos a la parte en la cual empieza la película, cuando en 1982 Walter Day (árbitro profesional de videojuegos) presenta un reportaje especial para la revista Life donde se reúne a los mejores jugadores de diferentes juegos clásicos, para que se enfrenten entre ellos y demuestren su habilidad. Billy Mitchell es el campeón de Centipede y Steve Sanders el de Donkey Kong, una partida entre ambos demuestra que Sanders había mentido sobre su puntuación pues Billy la triplica con una sola vida. Tras esto, Billy se vuelve también campeón oficial de Donkey Kong, lo gracioso de estas escenas es que nos las van contando mostrando imágenes del evento en el año 82 y también comentarios de los protagonistas en la época en la que se rodó la película, así que podemos ver algunas curiosidades como que Sanders y Billy siguen siendo amigos y que este no tiene problemas en soltar frases como “eres así porque sufriste la ira de Billy Mitchell”, a estas alturas de la película conviene mentalizarse en que vamos a oír muchas bravuconadas como esa por su parte.

Walter Day "el árbitro de los videojuegos"

Walter Day “el árbitro de los videojuegos”

Tras esta escena nos cuentan que nadie superó su puntuación hasta la actualidad, convirtiéndose en una estrella mediática dentro del mundo de los videojuegos retro, alabada por medios y jugadores a partes iguales. Billy admite que “le dio forma a su personalidad” en esa situación, que aprendió a que nunca debería rendirse en nada, ni en su trabajo, ni en su familia, ni con los videojuegos, vamos que la competición le hizo mejor en todo, de paso se nos cuenta que tiene un negocio de restaurantes y una famosa salsa especial con su nombre. En este momento también nos cuentan cuando Billy Mitchell fue premiado por hacer la partida perfecta de Pacman, siendo el primero en lograrlo.

Luego se nos presenta a Steve Wiebe, quien tras perder su trabajo se compra una máquina de Donkey Kong y se dedica a jugar con la única meta de superar el récord de Mitchell, en este momento empiezan a contarnos cosas sobre la vida de Steve, como que es obsesivo-compulsivo, o que tiene mucho talento en deportes y música, pero que por algún motivo nunca ha conseguido sobresalir demasiado, quedándose siempre a las puertas del triunfo. Mientras se nos explica porque Donkey Kong es un juego tan difícil a nivel competitivo se nos siguen mostrando escenas de Steve y su familia, llegando el momento en el que nos muestra cuando Steve supera el récord de Mitchell mientras su hijo está montando un escándalo al mismo tiempo.

King of Kong (6)

Steve Wiebe jugando ante la atenta mirada de Walter Day

Tras esto nos cuentan más cosas de Walter Day, el árbitro, un tipo bastante peculiar que le dará un toque surrealista a la película, pues además de árbitro es cantautor y cosas así. Walter decidió continuar su labor como árbitro para conseguir crear algo grande, oficial y que sirviera como referente en el tema de los videojuegos a nivel competitivo. Así nació Twin Galaxies, también se nos presenta a su ayudante, Robert Mruczek, que es el encargado de revisar las cintas con records que les llegan.

Tras superar la puntuación de Billy, Steve se convierte en el nuevo “King of Kong” y ahí vemos a otros jugadores comentando como los 5 récords mundiales que tenía Billy han ido cayendo poco a poco. Tras esto se nos cuenta que dos personas fueron a revisar la recreativa de Steve para verificar que no estaba modificada y entonces descubren que la placa de la recreativa se la regaló Roy Shildt para que pudiera superar el récord, al parecer Roy estaba enfrentado con Billy Mitchell y Twin Galaxies desde hacía años, principalmente debido a motivos personales y relacionados con su récord de Missile Command,  esa conexión entre Roy y Steve hace que “salten las alarmas” y la puntuación de Steve se ve manchada por la sospecha de si la placa de su recreativa estaba manipulada o no.

Para aclarar el asunto, Steve reta a Billy a jugar en Funspot, sitio “oficial” de competiciones de videojuegos. Posteriormente se nos muestra al propio Billy Mitchell, quien al parecer ayuda a jugadores que compiten, que va a visitar a su jugadora favorita, Doris Self, una señora de 80 años que aspira al récord mundial de Q-Bert. Mientras tanto Steve sigue jugando en Funspot contra algunos aspirantes a batir su puntuación, consigue llegar a la “pantalla asesina” (donde el juego te mata automáticamente acabando con tu partida) y superar el récord de Billy delante de todos, convirtiéndose en el héroe del momento. Lamentablemente para él, poco tiempo después llega una cinta VHS de Billy Mitchell que contiene una partida donde supera su propia puntuación y la de Steve, retando a los jugadores de Donkey Kong de Funspot a que lo superen, y en caso de lograrlo les dará 10000 dólares. Pese a la mala calidad de la cinta debido a que es una copia de un VHS el record se considera válido y se pone a Billy como campeón de nuevo.

Meses más tarde la competición se retoma debido a que el resultado más alto será incluido en el libro Guinness de los Records, Steve reta a Mitchell una vez más y se pone a jugar delante de los demás jugadores, entre ellos Steve Sanders (amigo de Billy desde el incidente de 1982) quien le dice que no cree que éste aparezca para competir contra él, sin embargo, mientras Steve juega a Donkey Kong aparece Mitchell con su mujer, y lo ignora totalmente. Tras esto, ambos presentan sus puntuaciones para el record, siendo Steve el ganador. FIN

 

 

Personajes Principales:

King of Kong (1)Billy Mitchell: Considerado el mejor jugador del siglo por haber tenido records mundiales de diversos juegos. Mitchell es un personaje pintoresco y bastante prepotente, además tiene su propio negocio de restaurantes y una salsa especial.

En esta película a Mitchell le toca el papel de malo, exagerando su chulería (que de por sí, no es poca cosa), además de modificar muchas cosas relacionadas con él, para hacerlo parecer más manipulador e influyente. En una entrevista Mitchell se mostró algo molesto por la manipulación de muchas escenas, aunque admitió que así la película era más interesante y que solo se la podía tomar con humor.


King of Kong (2)

Steve Wiebe: Profesor, hombre familiar y aspirante a quitarle el trono a Billy Mitchell. Steve superó el record de Mitchell y a partir de ahí empezó la competición. El tratamiento que se le da en la película es totalmente contrario al de Billy, haciendo que la gente sienta pena por él y se desee su triunfo.

El propio Steve reconoció en entrevistas que muchas de las cosas que se dicen en la película no son ciertas, y que muchas escenas fueron editadas para hacer ver que Billy lo despreciaba, cuando en realidad la relación entre ambos era bastante correcta.

.

Conclusión:

King of Kong me ha dejado un sabor agridulce, y es que no sabes en que momento intenta ser película o documental y la diferencia entre una cosa y otra es bastante importante, pues una película puede contar lo que quiera, un documental, no.

Como película es muy buena, es divertida, intensa, interesante y con momentos muy surrealistas, la verdad es que ver cómo era el mundo de las recreativas en aquella época, la gente que vivía en él y como se ha adaptado al paso del tiempo, es una gozada. Sin embargo como documental es un fracaso, ya que hay partes importantes en esta película que poco tienen que ver con la realidad. Se nos cuenta la historia de Billy y Steve modificando muchas cosas para satanizar al primero y santificar al segundo.

King of Kong (3)

Steve y Billy en un torneo

Por ejemplo, Steve no fue el primero en superar el récord de Mitchell, Tim Sczerby lo superó 2 años antes que él (en entrevistas ha dicho mostrarse molesto porque lo ignoraron en el film), Mitchell lo felicitó por teléfono y no intentó superar su récord hasta años más tarde. La película ignoró totalmente estos hechos porque chocaban con el posicionamiento de Billy como malo y Steve como  bueno, ya que no habría quedado bien que otra persona consiguiera el reto “imposible” de superar a Billy, y que encima éste no se lo tomara como una ofensa a su honor e intentara recuperar su record de inmediato.

Otro cambio importante, es cuando Steve juega en Funspot y supera el record delante de todos y Mitchell envía una cinta VHS donde supera el record de Steve. En la película dan por bueno el video de Billy Mitchell, sin embargo en la realidad, la mala calidad del video hizo que no pudieran darlo por válido pues podía estar manipulado, recuperando Steve su récord en solo unos días, cosa que en el filme no se menciona para aumentar el papel de mártir de Steve y el de manipulador de Billy.

Otro caso es cuando Steve va a jugar para aparecer en el Libro Guinness de los Récords, y pasa Billy Mitchell con su esposa por detrás de él ignorándolo, en una entrevista posterior Billy explicó que antes de que Steve se pusiera a jugar estuvieron charlando formalmente y que ellos dos ya se habían visto antes en algunos torneos que en la película no se mencionan.

Esta clase de cosas, son las que estropean el film, porque al tener un estilo similar al documental, habrá mucha gente que verá la película y se creerá que todo sucedió así. Entiendo que había necesidad de poner a uno como bueno y otro como malo, pero solo con poner más minutos de Billy Mitchell soltando algunas de sus “frases épicas” ya habrían conseguido un efecto similar sin necesidad de inventarse cosas o recurrir a “engañar” al espectador. Así pues, King of Kong es una película bastante buena y entretenida, aunque me habría gustado bastante más si hubiese presentado los hechos tal  y como fueron, pero aun así, es muy recomendable para todas aquellas personas que quieran recordar la edad de oro de las recreativas y conocer el enfrentamiento de estos dos grandes jugadores.

Como curiosidad mencionar que poco después de esta película, Billy Mitchell superó el récord de Steve jugando en público en una convención de Florida, tras hacerlo dejó que le mataran las vidas restantes para “favorecer a la competición” volviendo a iniciar el duelo por ver quién era el auténtico King of Kong. Poco más tarde Hank Chien, superó los records de ambos, provocando una competición a tres bandas. La última vez que miré estos récords, Hank Chien continuaba primero, seguido de Steve Wiebe y  Billy Mitchell, pero desconozco si en la actualidad alguno de los dos ha conseguido recuperar su trono.

Otra curiosidad relacionada con el film es que Billy Mitchell abrió un salón recreativo llamado The King of Kong, usando el logo de la película (su cara y la de Steve) en el aeropuerto de Orlando.   Skullo.

Calificación Final: FLOJA

Entre Billy y Steve se encuentra Hang Chieng, el nuevo King of Kong

Entre Billy y Steve se encuentra Hang Chieng, el nuevo King of Kong

Anuncios

2 Respuestas a “Película: The King of Kong

  1. Gran explicación de la película. Cuando la ví me gustó mucho pero desconocía todos los echos que comentas.
    Así que, como dices, defrauda la manera de contarla.

    Me gusta

    • Si, la película esta bien pero le falla que modifican muchas cosas importantes que cambiarían sustancialmente la trama.

      Si buscas entrevistas a los protagonistas veras que explican muchas de las cosas que no sucedieron como dicen aquí.

      Aún así, como película es muy entretenida y bastante nostálgica y friki.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s